Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

PETICIÓN DE ARTÍCULOS: MONOGRÁFICO “DESARROLLO Y COOPERACIÓN” DE LA REC

Autor: Revista de Economía Crítica

La Revista de Economía Crítica (REC) tiene abierto un plazo para enviar propuestas de artículos para un número semimonográfico sobre “DESARROLLO Y COOPERACIÓN”, coordinado por Koldo Unceta, Jorge Gutiérrez, Irene Maestro, Carlos Berzosa.

Te animamos a participar enviando tu propuesta. Tienes toda la información en siguiente enlace:

http://revistaeconomiacritica.org/node/276

El Fondo Europeo para el Desarrollo Sostenible o como condicionar la cooperación al desarrollo

Autor: Daniel Albarracin

Nueva Revolución

El Parlamento Europeo ha aprobado una nueva regulación que atañe a uno de los instrumentos del Plan Europeo de Inversión Exterior , con una capacidad financiera de unos 44.000 millones de euros: el Fondo Europeo para el Desarrollo Sostenible (EFSD).

El diseño del Plan Europeo de Inversión Exterior y todos sus instrumentos, que tendrá como uno de sus pilares al EFSD, junto al Mandato de Préstamo Exterior y el Fondo de Garantía, es una pésima réplica del Plan Juncker.

Seguir leyendo…

Los errores en la ayuda tras el terremoto de Haití que no deberían repetirse en Nepal

Autor: Iolanda Fresnillo

eldiario.es

Los paralelismos entre lo que hoy sucede en Nepal y lo que aconteció hace cinco años en Haití, con un terremoto devastador, son inevitables. Por ello es bueno echar la vista atrás y preguntarnos si no hay algo que podamos aprender de lo que pasó en Haití para aplicar esos aprendizajes al seísmo que ha sacudido ahora el país asiático.

Una de los principales consecuencias que dejó Haití es tener claro que el proceso de reconstrucción en Nepal será largo, y las prisas, uno de los principales enemigos para actuar bien. A pesar de que en estos momentos la rapidez sea de vital importancia, también lo es la planificación con vistas al futuro.

“ El paso de la emergencia a la reconstrucción no es automático, se debe planificar. En Haití no lo hicimos y lo estamos pagando”, afirma Vincent Maurepàs, exrepresentante de Oxfam Intermón en Haití. En Haití se dilapidaron más de 500 millones de dólares en viviendas transitorias, de baja calidad y sin servicios básicos, sin planificar cómo se pasaría de esas viviendas temporales a otras permanentes. Hoy esas viviendas se han convertido en definitivas para más de 120.000 familias, para quienes el derecho a la vivienda es una quimera.

Las prisas en desembolsar los recursos se oponen a las necesidades de un proceso de reconstrucción que necesariamente va a durar al menos una década. Francesc Mateu, director de Oxfam Intermon en Cataluña destaca precisamente que “hay que tener en cuenta que los procesos de reconstrucción requieren tiempo, y que les dejemos hacer”. Contar con la población local es en este sentido vital para que el proceso de reconstrucción sea sostenible y beneficie a la mayoría. Quizás es más lento, pero mucho más eficiente.

Excluir a las autoridades locales

En Haití, la población y la Administración fueron flagrantemente ignorados por la comunidad internacional. “En Haití la mayoría prometió la participación de la comunidad, pero fracasaron en incluir realmente a la gente en los procesos”, afirma Nixon Boumba, consultor haitiano para la ONG estadounidense AWJS.

Dicha participación puede empezar con las tareas de emergencia. A Haití “muchas ONG enviaron voluntarios con buena voluntad pero que no conocían el país ni estaban suficientemente capacitados para tareas de emergencia, para las que había profesionales haitianos preparados y disponibles. Si los fondos se hubiesen destinado a apoyar a la gente y organizaciones locales, estos recursos hubiesen ido mucho más allá”, sugiere Boumba.

Uno de los problemas más recurrentes en un proceso de emergencia es la complejidad de coordinar la multiplicidad de actores que intervienen. La coordinación es sin embargo fundamental, y debe contar con la batuta de autoridades y población local. No se pueden repetir dinámicas como las que se dieron en Haití, de reuniones de coordinación en inglés, que excluyeron de facto tanto a funcionarios como a la población local.

En Nepal, como pasó en Haití, muchos critican al Estado por falta de rapidez y eficiencia en la reacción. Será más fácil puentear a las autoridades locales, pero es imprescindible contar con ellas a pesar de las dificultades porque, de lo contrario, se alimenta un círculo vicioso en el que se debilita una administración de por sí débil al no contar con ella. Desde la ONG Farmamundi, con experiencia tanto en Haití como en Nepal, insisten en estas dos cuestiones: “Tras más de 20 años de experiencia en la asistencia sanitaria en emergencias seguimos defendiendo que la ayuda sea coordinada entre las diferentes instituciones y siguiendo las pautas que marquen las autoridades locales”.

Para ello es básico haber trabajado previamente en el país y la zona de intervención. En Haití después del terremoto hubo una autentica invasión de ONG, que llegaron a ser cerca de 10.000, según Bill Clinton, copresidente de la Comisión Interina para la Reconstrucción de Haití. Blanca Carazo, responsable de Cooperación y emergencias de Unicef en España, destaca la importancia de conocer las zonas afectadas: “Unicef está en los países, en este caso en Nepal, antes, durante y después de la catástrofe, lo que permite conocer el contexto y poder establecer rápidamente redes de coordinación con el Gobierno local, la población civil y el resto de organizaciones humanitarias”.

‘El capitalismo del desastre’

En Haití, menos del 1% de la ayuda de emergencia se canalizó a través de la administración u organizaciones haitianas. El 99% lo gestionaron empresas contratistas extranjeras y ONG internacionales. El 84% de los fondos de reconstrucción fueron gestionados fuera de la administración pública y las ONG haitianas. Debemos asegurarnos de que el ninguneo de las autoridades y organizaciones locales no se repite en Nepal.

Para Caranzo, las estrategias de Preparación Ante Desastres son también básicas para poder reaccionar rápidamente a la emergencia. “Unicef forma previamente a niños y familias en comportamientos adecuados ante una catástrofe ”, añade.

La reconstrucción también ha estado manchada por los intereses económicos. “¡La carrera por el oro ha empezado!”, afirmó el embajador de Estados Unidos en Haití en un cable de febrero de 2010 revelado por Wikileaks, un año después. Hablaba de los negocios que podían surgir de la reconstrucción en Haití.

La atracción de la inversión extranjera fue una prioridad para la estrategia de los Clinton “ Haiti: Open for business”, dotada de una serie de apoyos institucionales, de los que destaca el Consejo Presidencial Asesor sobre Crecimiento Económico e Inversión en Haití (PACEGI), del que forma parte el ex presidente español, José María Aznar. Su objetivo es “transformar Haití de un lugar para ‘hacer caridad’ a uno para ‘hacer negocios’”.

El olvido de los más vulnerables

Desde Farmamundi enfatizan también la necesidad de priorizar siempre a los colectivos más vulnerables en la emergencia. Nixon Boumba, desde Haití, recalca también esta cuestión: “Cuando el desastre llega, las personas que ya se encuentran empobrecidas u oprimidas sufren de forma desproporcionada. En Haití, muchos pueblos de la periferia de Port-au-Prince no recibieron comida o agua hasta semanas después del terremoto”.

Puerto príncipe rodeado de Bidonvilles, barrios de “favelas” que carecen de servicios básicos, en los que el derecho a la vivienda digna tampoco está garantizado./ I. F.

Puerto príncipe rodeado de Bidonvilles, barrios de “favelas” que carecen de servicios básicos, en los que el derecho a la vivienda digna tampoco está garantizado./ I. F.

Seguir leyendo…

Los servicios sociales ‘jibarizados’ por el auge de las ONG

Autor: Lucia Santos y Julia Herce

Blog de Econonuestra en Público.es

Desde Foro SERVSOCIAL Madrid venimos destacando las amenazas contra el Sistema Público de Servicios Sociales: en nuestro anterior artículo descifrábamos los factores que inciden en su invisibilidad; hoy queremos señalar la progresiva entrada del llamado Tercer Sector en la gestión de los servicios sociales, que responde a un cambio ideológico en el modelo de política social.

Seguir leyendo…

Relaciones Norte/Sur: El futuro dependerá de la capacidad de la ciudadanía para impulsar una auténtica lucha de liberación social

Autor: Eric Toussaint

CADTM

Publicamos aquí la segunda parte de la larga entrevista realizada por Anthony Legrand a Éric Toussaint el 11 de julio de 2014. La entrevista permite abordar de qué manera una organización como el CADTM percibe su acción en el marco de las relaciones Norte/Sur.

Seguir leyendo…

¿Y si hubiera nacido en Marruecos?

Autor: Alejandra Machín

Blog Más de la Mitad en 20 Minutos

o hubiera podido estudiar más allá de la educación primaria, porque en losdouar (los pueblos que se asientan alrededor de las plantaciones en el campo marroquí) no hay institutos. Al llegar a los 18 años habría tenido que tomar la decisión deponerme a trabajar de manera intensiva en el campo para poder ser independienteeconómicamente. Con suerte, habría tenido la oportunidad de trabajar recogiendo fresas en los campos de cultivo que abastecen a las grandes distribuidoras de alimentos europeas.

Si fuera así probablemente no tendría un contrato. Ni siquiera podría estar segura de que la empresa paga por mí la seguridad social. Si me pusiera mala o si tuviera un accidente de trabajo probablemente no tendría derecho a reclamar ni baja ni indemnización. Trabajaría alrededor de 12 horas al día por algo menos de 5 euros la jornada en unas condiciones muy duras. Me dolería la espalda de pasarme toda la jornada agachada con una caja en la espalda cuando trabajara recolectando en el campo, y pasaría frío y trabajaría toda la noche si estuviera en las plantas de envasado.

Lo peor es que me sentiría indefensa, rabiosa, porque no sabría muy bien defender mis derechos como trabajadora y porque sola no tendría la fuerza para enfrentarme a mis empleadores y exigirles lo que por ley me corresponde.

El futuro sería muy negro. Seguir leyendo…

Haití, cuatro años después del terremoto: el espejismo de la reconstrucción

Autor: Iolanda Fresnillo

eldiario.es

Hace cuatro años la tierra tembló durante 35 segundos en Haití. Con el epicentro situado a 25 km de Puerto Príncipe, el seísmo de 7,3 grados en la escala de Richter se llevó más de 220.000 vidas por delante. El mundo se conmocionó. Pasado el tiempo, mientras más del 80% de la población sigue viviendo bajo el umbral de la pobreza y  más de 170.000 personas continúan durmiendo bajo las carpas, los ejes de la reconstrucción se han centrado en el turismo de lujo, la minería y la creación de zonas industriales.

En Haití 100.000 casas fueron totalmente destruidas y algo más de 200.000 gravemente dañadas, lo que dejó a más de un millón y medio de personas sin hogar. La reconstrucción de viviendas parecía entonces una prioridad urgente. Y a pesar de la existencia de avances,  no se ha completado con éxito .

Las  infraestructuras públicas fueron también gravemente dañadas. A la imagen del palacio presidencial en ruinas, hay que sumar la destrucción del 60% de la infraestructura gubernamental. El 25% de los funcionarios en Puerto Príncipe fallecieron en el terremoto. El Estado haitiano, fuertemente debilitado tras años de injerencias internacionales, quedaba reducido de golpe a su mínima expresión. En la Conferencia de donantes de Nueva York, tres meses después del terremoto, se acordó reforzar el liderazgo del gobierno haitiano. Sin embargo, tan sólo el  1% de la ayuda de emergencia y el 16% de la ayuda a la reconstrucción se ha canalizado a través de administraciones haitianas.

“Han impuesto totalmente su propia agenda”, comenta Rolphe Papillon, periodista y ex alcalde de la pequeña localidad costera de Corail, mientras muestra una estructura que debía albergar un mercado, sin acabar, en el que la Unión Europea ha dilapidado dos millones de euros según los lugareños. “¿A quién preguntaron para construir este edificio? A la gente del pueblo desde luego que no”. La crítica generalizada al ninguneo de las prioridades del gobierno y la sociedad civil haitiana planea cuando se pregunta en Haití sobre la cooperación internacional.

Estructura para un mercado financiado por la UE inacabada y, según Rolphe Papillon, innecesaria.

Estructura para un mercado financiado por la UE inacabada y, según Rolphe Papillon, innecesaria.

El propio análisis del gobierno haitiano sobre la  eficacia de la ayuda mostraba en marzo de 2013 que “los porcentajes de distribución de los fondos por sectores varia entre -100% (protección social) y +450% (transporte) respecto a las necesidades fijadas [por el gobierno]”.

Seguir leyendo…

Papeles nº 123: La gran involución I

Autor: FUHEM-Ecosocial

FUHEM-Ecosocial

Número 123 de la Revista Papeles de Relaciones Ecosociales y Cambio Global:

El poder económico, convencido de que no es necesario hacer concesiones, ha cambiado la naturaleza y la orientación de las políticas. Elementos distributivos y protectores presentes tras la segunda posguerra han ido desapareciendo, mientras avanza la desigualdad, el desmantelamiento del Estado de Bienestar y una regresión de los derechos humanos unida a una mayor represión de la protesta. La tensión entre capitalismo y democracia vuelve a aflorar con fuerza. Todo ello representa una “gran involución”, que aborda este número de Papeles a través del Especial. Seguir leyendo…

Entrevista a Inés Marco Lafuente: “Las multinacionales, agentes de anticooperación”

Autor: Inés Marco Lafuente

Crónica Popular

Javier Arjona || Soldepaz Pachakuti.

Inés Marco Lafuente, del Observatorio de la Deuda en la Globalización,  habló en el VI Foro Solidario de Castrillón (Asturias) en torno al Código Ético o los códigos éticos, la responsabilidad social corporativa, las ONGs, las empresas… Seguir leyendo…

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail:

Últimos comentarios