Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

Devaluación salarial. ¿Respuesta a los desequilibrios por cuenta corriente o a la crisis bancaria?

Autor: Eladio Febrero, Jorge Uxo y Nacho Álvarez Peralta

La Paradoja de Kaldor

¿Por qué se adoptaron las reformas laborales de 2010 y 2012 en España?

Oficialmente, estas reformas son parte de la respuesta a la crisis que ha afectado a la economía española desde finales de 2008 hasta 2013, y su implementación debe considerarse en el marco de la pertenencia a la Unión Europea y al euro. La lógica que se les presupone es, al menos, doble. Una es de carácter muy general (neoclásica): al liberalizar el mercado de trabajo los costes de contratar este factor se reducen, lo que resulta en un aumento del empleo (por un desplazamiento a lo largo de la curva de demanda de trabajo). La otra es recuperar la competitividad perdida a lo largo de la década de prosperidad entre 1997 y 2007.

En este artículo nos centramos en esta segunda justificación.

La necesidad de recuperar competitividad se enmarca en el análisis ortodoxo de que la crisis en España tiene su origen en un elevado volumen de deuda externa, provocada por la acumulación de unos elevados déficit por cuenta corriente que, a su vez, están causados por unos costes laborales unitarios excesivos. Esta es la versión oficial.

En estas líneas queremos reflexionar sobre este relato oficial, abordando las siguientes cuestiones:

  • ¿Son realmente los déficit por cuenta corriente los principales causantes de la abultada deuda externa española?
  • ¿Es la reducción de los salarios, unida a la consolidación fiscal, una medida acertada para salir de la crisis y evitar que el mismo problema vuelva a repetirse?

Avanzamos que la respuesta a ambas preguntas es negativa. Nos centramos en la economía española, en el período 2002-2017.

Respecto a la primera cuestión, nos parece conveniente señalar que, a la hora de considerar la deuda externa en un contexto de crisis, es más relevante el concepto de deuda bruta -aproximadamente el 167% del PIB- que el de deuda neta -en torno al 85%-. Entre otras cosas, porque, parafraseando a Obstfeld (2012) es posible que en caso de un sudden stop, con la consiguiente paralización en la entrada de capitales en el país, “… los activos de mi vecino no estén disponibles para pagar mi deuda”.

Si la deuda bruta es el concepto relevante, entonces deberíamos prestar más atención a los flujos brutos de capitales que a los netos. Sugerimos dos motivos. Por un lado, tenemos una fuerte evidencia empírica que apunta a que los flujos brutos de entrada y salida de capitales están positivamente correlacionados entre sí, y negativamente con el VIX -una medida de la incertidumbre-. Es decir, los flujos brutos de deuda son procíclicos, mayores y más volátiles que los flujos netos (Broner et al., 2013, Rey, 2013). Una consecuencia de esto es que es posible que crezca la vulnerabilidad externa al tiempo que la balanza por cuenta corriente se mantiene equilibrada, o incluso con superávit.

Por otro lado, los flujos netos no nos informan de las pautas y canales de financiación a nivel internacional. Como han señalado Borio y Disyatat (2011, 2015) lo que se financia es la deuda, no los déficit comerciales. En este sentido, se detecta con carácter general una alta correlación entre el crédito bancario, el precio de los activos -financieros e inmobiliarios- y el flujo de entradas brutas de capitales (Adjiev et al. 2012, Rey, 2013). Y aunque es frecuente observar situaciones en las que el crédito crece al tiempo que se incrementa el déficit por cuenta corriente, no es difícil encontrar lo opuesto (Hume y Sentance, 2009).

En definitiva, y sobre la base de lo anterior, frente al argumento de que la deuda externa se explica por los déficit por cuenta corriente y por la pérdida de competitividad, aquí proponemos otra interpretación de lo sucedido en la economía española:

  • Los bancos españoles han sido los principales responsables del endeudamiento externo bruto del país, entre 2002 y 2008, por un importe equivalente al 90% del PIB de 2008, al refinanciar en mercados internacionales un elevado porcentaje del crédito concedido a familias y empresas (el 75%). Este crédito estaba como es sabido muy relacionado con operaciones de naturaleza inmobiliaria. Parte de esta deuda se ha gestionado en el mercado interbancario, y parte por medio de titulización.
  • Aproximadamente el 40% de las entradas de capitales en este período se reciclaron hacia el exterior en forma de déficit por cuenta corriente. El resto son flujos brutos de salida de capitales, que monetizan inversión española en el exterior e inversión de cartera (recuérdese que hemos apuntado que los flujos de entrada y salida están correlacionados). Por esto, sostenemos que el déficit por cuenta corriente está causado por el boom del crédito bancario, y no a la inversa como sostiene el relato ortodoxo. El boom del crédito bancario asociado a la fuerte entrada de capitales es el verdadero origen de la crisis en España. Y léase con atención: no sostenemos que el déficit por cuenta corriente no sea problemático, que lo es, sino que dicho déficit no es la primera causa de la deuda externa ni la principal.
  • Cuando en 2011-12 ocurre un sudden stop (Merler y Pisani-Ferry, 2012), la deuda externa de los bancos es remplazada por deuda del Banco de España (a través del sistema TARGET2, en combinación con operaciones de refinanciación, MRO y LTRO por sus siglas en inglés). Si la presión económica y política sobre la economía española y su gobierno eran muy fuertes ya desde mayo de 2010, ahora se elevan sustancialmente.
  • Con el anuncio de las Outright Monetary Transactions por Draghi en mitad de 2012, y el rescate financiero a la banca, las tensiones en los mercados de capitales se relajan. En consecuencia, cae la deuda externa del Banco de España, aumentando la deuda externa del sector público. Y con la introducción del programa de compra de activos del sector público, en 2015, vuelve a aumentar la deuda del sistema TARGET2, cayendo la deuda externa de los bancos privados.
  • El crecimiento de la deuda externa bruta entre 2002 y 2008 -que alcanza el 150% del PIB en el tercer trimestre de 2008- se explica esencialmente por el endeudamiento externo de los bancos. Tras un período de estabilización, entre 2009 y mediados de 2011, la deuda externa de los bancos se reduce pero la deuda externa bruta se mantiene, e incluso se eleva levemente. De hecho, la suma de la deuda externa de los bancos privados más la del Banco de España se mantiene estable desde 2014.

La siguiente gráfica, tomada de Febrero et al. 2017, p. 10, ilustra esta cuestión. El crédito bancario a hogares y sociedades no-financieras acumulado entre 2002 y 2008 asciende al 108% del PIB; la deuda externa agregada acumulada en esos 6 años es el 92%, siendo la deuda externa de los bancos el 82%, y el déficit por cuenta corriente acumulado el 38%. Es decir, los bancos refinancian el 76% del crédito concedido a agentes privados residentes en mercados internacionales (82/108), lo que supone el 89% de la deuda externa acumulada (82/92), mientras que el déficit por cuenta corriente acumulado explica sólo el 41% de la deuda externa (38/92).

El origen de los flujos brutos de capitales hacia la economía española procede principalmente de bancos en la Eurozona, y concretamente de los ubicados en Alemania y Francia, y a cierta distancia, Holanda (Shin, 2012, p. 41, figura 27). A su vez, estos bancos no movilizaban ahorros de residentes sino que financiaban los flujos al exterior con deuda en otros mercados exteriores (O’Connell, 2015, p. 178 y ss. y la literatura allí citada).

Un análisis basado en flujos brutos deja bastante claro que la responsabilidad de los bancos en la acumulación de deuda externa –concediendo demasiados créditos al fijar unos requisitos muy poco exigentes a los prestatarios– es enorme y, en todo caso, mucho mayor que la de los desequilibrios por cuenta corriente.

Figure 1: Gross inflows. Spain. 2002-2017. % GDP.

1

Seguir leyendo…

El eterno retorno de la fragilidad financiera

Autor: Nacho Álvarez Peralta

El País

Los propósitos enunciados por Sarkozy para “refundar” el capitalismo se quedaron en humo. Al contrario, la política económica se ha afanado en apuntalar los pilares del neoliberalismo: la libre movilidad de capitales continúa siendo el sancta sanctorum, la liquidez de los mercados financieros sigue resultando excesiva y permanece la opacidad de los títulos derivados. Tampoco se ha desarrollado una regulación efectiva para embridar la expansión del crédito.

Cierto es que la política de expansión cuantitativa de los bancos centrales frenó un desplome financiero aún mayor, pero a costa de una fuerte expansión de la liquidez y de la sobrevaloración de activos de renta fija y variable. El potencial desestabilizador que se ha acumulado es notable.

La situación hoy sería muy distinta si, aprovechando el margen que daba esta política monetaria, se hubiesen aplicado medidas en la dirección señalada por Reinhart y Rogoff, profesores de Harvard. Se trataba de controlar los ciclos crediticios y de propiciar un intenso desendeudamiento global a través de reestructuraciones de deuda, inflación moderada y “represión financiera”.

Sin embargo, la crisis de 2007 no produjo los cambios que sobrevinieron a la crisis de 1929. No hubo cambio de paradigma intelectual, y la orientación liberal de la política económica ha seguido imponiéndose. Como consecuencia, hemos dejado que sea el propio mercado quien haga la digestión de las pesadas deudas contraídas, cargando todo el ajuste sobre los deudores. Cuando el Estado ha intervenido ha sido para socializar las pérdidas de las entidades financieras y quedarse con los activos tóxicos que el mercado no quería, salvando a los acreedores de sus operaciones fallidas.

Seguir leyendo…

¿Nos dirigimos hacia otra crisis económica? (One Question: Economic Crash)

Autor: State of Nature

La revista State of Nature, de reciente aparición, realiza cada mes una pregunta crucial a especialistas y pensadores en materias sociales y económicas. Este mes acaba de hacer una pregunta que flota en el aire . Aquí van las respuestas

Seguir leyendo…

La montaña de deudas privadas de las grandes empresas estará en el corazón de la próxima crisis financiera

Autor: Eric Toussaint

Público.es

Menos de diez años después de la quiebra de Lehman Brothers, ocurrida en septiembre de 2008, ya están reunidos los ingredientes de una nueva gran crisis.

Sin embargo, los gobiernos de las principales economías del planeta habían prometido restablecer una disciplina financiera que respetara el interés general y evitara nuevas crisis de efectos dolorosos para la población. A fin de defender este sistema capitalista que asqueaba a una mayoría de la opinión pública, multiplicaron la palabrería sobre medidas fuertes destinadas a reformar el sistema para darle un “rostro humano”, pero por supuesto sin que esto cambiara nada en absoluto en la práctica. En realidad, la política que los gobiernos y los dirigentes de los bancos centrales han llevado a cabo ha cuidado y favorecido a los intereses del gran capital, en particular los de las grandes sociedades financieras. Ninguna medida estricta ha obligado seriamente a los capitalistas a poner freno a la toma de riesgos, a reducir la especulación, a invertir en la producción.

Las crisis forman parte del metabolismo del sistema capitalista pero todas no son iguales. En el presente artículo, no se trata de recordar las causas generales de las crisis capitalistas. Se trata aquí de diagnosticar factores que conducen ciertamente a una nueva crisis de gran amplitud.

Seguir leyendo…

El impago feminista de la deuda

Autor: Iolanda Fresnillo

El Salto

Hablamos de deudocracia cuando pagar deudas es más prioritario que cubrir las necesidades básicas de la población, cuando cumplir con los requisitos y las expectativas de los mercados es más importante que cumplir con los derechos económicos, sociales y culturales de nuestro pueblo. Esa deudocracia se ha convertido en una clara herramienta de despojo de la soberanía política, económica, social, territorial y reproductiva de los pueblos. Una desposesión que resulta que no es neutra desde el punto de vista de género.

Sin ir más lejos, la aplicación de medidas de austeridad impuestas a través de esta deudocracia no sólo significa una pérdida de derechos sociales, un aumento de la precariedad laboral y del empobrecimiento, con mayor intensidad entre las mujeres, y una intensificación de las desigualdades (también las de género), sino también una intensificación de la carga del trabajo de cuidados y reproducción que asumen, fundamentalmente, las mujeres.

Ante recortes y privatizaciones, son las cuidadoras las que asumen aquellas responsabilidades que antes asumía el Estado. Mientras en el inicio de la crisis se dió una destrucción de puestos de trabajo en sectores masculinizados como el de la construcción, la austeridad ha llevado a un mayor impacto en sectores feminizados como el de servicios básicos (salud, educación, servicios sociales, servicios de cuidados, …). El incumplimiento de la Ley de Dependencia, la congelación del salario mínimo, la reforma del IRPF y el aumento del IVA, el aplazamiento de las mejoras de pensiones de viudedad o la congelación de pensiones no contributivas, dejan también a las mujeres en una situación de mayor vulnerabilidad. Una vulnerabilidad que se ve de forma clara en el caso de las pensiones contributivas. En promedio, las pensiones contributivas que reciben las mujeres son un 40% inferiores a las de los hombres.

Pero la crisis de la deuda no tiene sólo una dimensión de género en cuanto a sus impactos, sino también en relación a las posibles “salidas” de la misma. Si la “salida” que construimos va encaminada a reforzar un sistema económico basado en la rentabilidad, la productividad, la competitividad y el crecimiento económico, y no en la centralidad de la sostenibilidad de la vida, ésta supondrá una profundización del sistema patriarcal. Si la “salida” de la crisis es “ciega” a las desigualdades de género, en realidad estará profundizando estas desigualdades y perpetuando el patriarcado.

Seguir leyendo…

La desigualdad de la riqueza se ha doblado en 12 años. Las deudas ahogan a los hogares empobrecidos

Autor: Colectivo IOE

Colectivo IOE

La quinta edición de la Encuesta Financiera de las Familias del Banco de España confirma un reforzamiento de la desigualdad en el reparto de la riqueza: desde 2011 sólo los más ricos han incrementado su patrimonio, siendo el tramo de hogares pobres el que más ha perdido, hasta el punto de que sus deudas superan por primera vez a sus activos.

La Encuesta Financiera de las Familias (EFF) es la fuente más consistente para conocer la distribución de la riqueza en España. En enero de 2017 se ha publicado la última edición de la Encuesta, con datos del año 2014; llama la atención el silencio mediático respecto a los efectos catastróficos, en términos de desposesión y endeudamiento, que la crisis ha tenido para los hogares más pobres. Aquí presentamos algunos de los más relevantes.

La riqueza se distribuye con mucha más desigualdad que la renta

Si distribuimos el total de hogares en cuatro tramos (cuartiles, el 25% de los hogares) del mismo tamaño, de menos a más patrimonio, y comparamos su volumen medio de riqueza con la renta media obtenida por esos mismos hogares en 2014, se constata que el reparto de la riqueza (todo el patrimonio acumulado por los hogares a lo largo de su trayectoria) es mucho más asimétrico que el de la renta. Esto resulta especialmente evidente entre el cuartil más rico y el más pobre: el primero con un patrimonio medio de 728.000 euros y el segundo con uno negativo de 1.300 euros (es decir, sus deudas son mayores que sus activos y propiedades).

La renta (los ingresos obtenidos a lo largo del año) se distribuye también con desigualdad, pero en este caso las diferencias son menores. El cuartil más rico –que concentra el 74% de la riqueza- se apropia del 42% de la renta anual y el más pobre –cuyo patrimonio medio es negativo- obtiene el 16% de la renta del conjunto de los hogares. En una posición intermedia se sitúan los otros dos cuartiles, que obtienen el 18 y el 8% de la riqueza y el 23 y 19% de la renta, respectivamente (ver Gráfico 1).

Gráfico 1. Riqueza y renta de los hogares españoles en 2014 (media por hogar, de menos a más patrimonio)

Seguir leyendo…

Los nuevos discursos del management: contribuciones desde una perspectiva crítica

Autor: Alvaro Briales Canseco y Revista RECERCA

RECERCA. Revista de Pensament i anàlisi

Los nuevos discursos del management: difusión, impactos y resistencias

Carlos Jesús Fernández Rodríguez y Maria Medina-Vicent (eds.)
El presente monográfico de Recerca titulado «Los nuevos discursos del management: contribuciones desde una perspectiva crítica», se compone de siete artículos de investigación y dos recensiones. A través de los diferentes escritos se pretende realizar un recorrido por el estado actual de los discursos del management y sus repercusiones no solo en el mundo del trabajo, sino en el grueso de la sociedad desde una perspectiva crítica. Así pues, a lo largo de las siguientes páginas el/la lector/a podrá transitar por los diferentes discursos que hoy en día caracterizan el espacio social. Nos referimos a marcos generales de sentido como el individualismo y la descolectivización de lo social, pero también a cuestiones más concretas como el emprendimiento y la precariedad; todos ellos componentes que conforman el escenario al que nos estamos remitiendo en todo momento, esto es, el del discurso neoliberal o el «nuevo espíritu del capitalismo» (Boltanski y Chiapello, 2002).

Tabla de contenidos

Introducción

Carlos Jesús Fernández Rodríguez, Maria Medina-Vicent
7-14

Artículos

Ernesto Gantman
15-34
Marisa Vázquez Mazzini
35-58
David Muñoz-Rodríguez, Antonio Santos Ortega
59-78
Alvaro Briales
79-104
Borja García Ferrer
105-126
Guacimara Gil Sánchez
127-156
Margarita Pérez Osorno, Angie Betancur Vargas
157-184

Reseñas

Noelia Pérez Varela
185-188
Marina García-Granero Gascó
189-194

Autores

195-198

In memoriam

Mercedes Alcañiz Moscardó
199-200

Número completo

1-200

“Las economías de Grecia, Italia y España no se recuperarán nunca” Entrevista a Randall Wray

Autor: Alvaro Guzman Bastida

Entrevista publicada en Contexto y Acción

Randall Wray habla sobre política monetaria con la convicción y la urgencia del hereje que se sabe en posesión de una verdad poderosa. El economista es una de las figuras destacadas del movimiento de la teoría monetaria moderna, o modern money theory, que rompe con el análisis ortodoxo sobre la creación del dinero y propone políticas para el pleno empleo. Discípulo de Hyman Minsky, Wray (1953) recibe a CTXT en su despacho del instituto Levy, un reducto de economistas neokeynesianos en el idílico campus de Bard College, situado a dos horas al norte de Manhattan, el valle del río Hudson. Wray repasa los elementos clave de la teoría monetaria moderna, critica la renta básica, la unión monetaria europea y propone su alternativa: que el Estado garantice el empleo de todos los ciudadanos. Seguir leyendo…

El cuestionamiento de las deudas: Ingrediente para un plan alternativo en Europa.

Autor: Daniel Albarracin

Otra Mirada Social y Económica Es Posible

En estos meses y en los venideros la agenda política de las fuerzas transformadoras se marca el reto de encontrar medidas para romper con la austeridad para las mayorías sociales, construyendo un plan alternativo. Seguramente dicho plan exija plantear un conjunto de medidas que refieran a la regulación bancaria y la intervención en este ámbito, la armonización fiscal y laboral progresivas, o la necesidad de un plan de inversiones europeos que no reconozca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Estas medidas, sean tratadas a escala nacional o mejor aún a escala supranacional o incluso paneuropea, inevitablemente colisionarán con la arquitectura de la actual UE. Sin duda, entre ellas ha de encontrarse el cuestionamiento de las deudas públicas (y también las hipotecarias), para hacer cargar a los privilegiados el coste de la crisis que crearon por sus prácticas rentistas. Seguir leyendo…

La resaca de la deuda

Autor: Michael Roberts

Fuente: Sin Permiso

El legado de la crisis financiera global y de la Gran Recesión ha dejado una enorme montaña de deuda global que pesa sobre la economía capitalista mundial.

Esta deuda es un factor importante, junto con el bajo nivel de rentabilidad del capital, en las principales economías y está generando lo que he llamado la Larga Depresión desde el año 2009. El crecimiento global ha sido muy inferior a la tendencia pre-crisis y el crecimiento del comercio mundial se ha paralizado. Seguir leyendo…

¿Qué tiene que ver la deuda con el hambre?

Autor: Iolanda Fresnillo

eldiario.es

Hace unos días el Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó del aumento de la deuda global en los últimos años. 152 billones de dólares. El 225% del PIB mundial. Una enorme bomba de relojería que afecta no sólo países de la periferia europea o emergentes, sino también a buena parte de los países más empobrecidos del planeta.

Desde la crisis de 2008, una parte de los capitales que huyeron de Europa buscaron rentabilidad en los países emergentes, pero también en los estados con rentas más bajas que estaban creciendo a buen ritmo. Mozambique, Etiopia, Ghana o Senegal, entre otros, atrajeron al crédito internacional, público y privado.

La ayuda ofrecida en forma de crédito, la emergencia de nuevos acreedores como China o créditos de la banca internacional huyendo de los bajos intereses en Europa, encontraron clientes en África, América Latina y Asia. El nivel de crédito a los países del sur se ha multiplicado desde 2008. Algunos de estos países, que habían recibido cancelaciones de deuda, ahora vuelven al punto de partida: están en situación de sobreendeudamiento. Pareciera que nadie ha aprendido la lección.

Las crisis de la deuda, los ajustes y el hambre

En los años 80 estalló una crisis de la deuda que dejó empobrecimiento y desigualdades en América Latina, África y Asia. Entonces la situación se afrontó desde los organismos internacionales de la misma forma que han afrontado la actual crisis en la periferia europea: con austeridad y más deuda. El resultado fue la llamada “década perdida”, años de ajustes que hicieron retroceder buena parte de los indicadores en el ámbito social en los países del Sur.

La década de los 90 supuso seguir con las políticas neoliberales que habían constituido la receta contra la crisis de la deuda. El Consenso de Washington se generalizó y el neoliberalismo se convirtió en dogma. Cada nuevo crédito del FMI, cada proyecto del Banco Mundial, incluso las reestructuraciones y cancelaciones de deuda que han recibido algunos de los países más empobrecidos, han estado condicionados, hasta hoy, a la aplicación de más ajustes, de más privatizaciones, eliminación de subsidios, desregulación de mercados laborales, liberalización de mercados financieros, reducción de aranceles, eliminación de barreras al libre comercio…En definitiva, políticas que tras décadas de aplicación y han ido dejando a los países indefensos ante uno de los mayores problemas que pueden afrontar: el hambre.

En Zambia, en 1991, los créditos del FMI para refinanciar la deuda llegaron condicionados a la eliminación de los subsidios sobre los alimentos y fertilizantes, o los créditos públicos agrícolas. Años más tarde una evaluación del propio Banco Mundial reconoció que retirar los subsidios a los fertilizantes llevó a un estancamiento económico del sector agrícola, con lo que ello supone de impacto a la seguridad alimentaria de las familias campesinas.

Un caso paradigmático es el de Haití. En los años 70, el país más empobrecido del hemisferio occidental tenía un 98% de autosuficiencia de cereales. En 2009 importaba el 82% de los cereales que consumía. En 1995 el FMI forzó al retornado presidente Aristide a reducir los aranceles sobre el comercio del arroz de un 35% a un 3%. Entonces el crédito del FMI fue una condición que el gobierno de Estados Unidos impuso a Aristide para poder volver al país después del golpe de Estado de 1991.

La medida supuso un incremento de un 150% de la importación de arroz entre 1994 y 2003. La mayor parte de ese arroz proveniente de Estados Unidos, subvencionado por su gobierno y vendido en Haití a precio inferior del precio de producción del arroz haitiano. Aún hoy es más fácil y más barato comprar arroz estadounidense en los mercados haitianos que el producido en el país.En las zonas de producción de arroz en Haití se concentran los mayores porcentajes de malnutrición del país.

La medida supuso el empobrecimiento de miles de familias campesinas, que abandonaron el campo para vivir en los arrabales de las ciudades. Los mismos arrabales que en 2010 fueron derrumbados por el terremoto y hace unos días arrasados por el huracán Matthew.

Captura de pantalla de la web www.jubileedebt.org.uk en la que se muestra la deuda mundial por países

Captura de pantalla de la web www.jubileedebt.org.uk en la que se muestra la deuda mundial por países

Seguir leyendo…

La deuda pública puede reducirse aunque haya déficit público @edugaresp para @lamarea_com

Autor: Eduardo Garzón Espinosa

Artículo publicado en el número 38 de La Marea

Cuando uno se pone a comprobar si el cuerpo de una persona está más proporcionado que el de otra no sirve fijarse exclusivamente en la cantidad de kilogramos que pesa cada una de ellas, sino que hay que mirar también cuánto miden. El cuerpo de una persona de 80 kilogramos no tiene por qué estar menos proporcionado que el de otra que pese 50 kilos, ya que la primera puede ser muchísimo más alta que la segunda.

Ocurre exactamente lo mismo cuando uno se pone a comprobar si un Estado está en mejor o peor situación de endeudamiento que otro. Estaremos todos de acuerdo en que, aunque el sector público de Estados Unidos tenga una deuda pública muchísimo más elevada que el sector público de Haití, no sería justo concluir que el primer Estado está en peor situación que el segundo en términos de endeudamiento. La razón estriba en que la economía de Estados Unidos es 2.000 veces más grande que la de Haití, por lo que es normal que su endeudamiento también sea mayor, ya que también es mayor su capacidad para pagar la deuda. Comparar montantes totales de deuda no nos es útil para saber qué Estado está en mejor situación (al igual que comparar pesos no nos es útil para saber qué cuerpo es más esbelto), sino que habrá que relativizar esas cantidades de deuda con la capacidad que cada uno de ellos tiene para ir pagando (al igual que se comparan los pesos de personas con la capacidad de cada cuerpo para distribuirlo por toda su altura). Seguir leyendo…

Ciudadanos y PP de Madrid proponen contratar los servicios de una agencia de calificación

Autor: Eduardo Garzón Espinosa

Saque de Esquina

El grupo municipal de Ciudadanos ha vuelto a pedir en el pleno que el Ayuntamiento de Madrid contrate a una agencia de calificación para que evalúe la deuda pública. El Partido Popular se ha sumado otra vez a su propuesta. Curioso y osado empeño el de estas formaciones políticas cuando estas empresas de calificación: 1) conforman un sector oligopolístico, 2) fallan en sus evaluaciones más que una escopeta de caña, 3) no utilizan métodos rigurosos en sus evaluaciones, sino que vierten opiniones subjetivas, 4) son al mismo tiempo juez y parte, 5) son en buena medida las causantes de la crisis financiera del año 2008, 6) utilizan prácticas corruptas, por lo que han sido y están siendo investigadas judicialmente, 7) discriminan con su evaluación a las administraciones públicas en favor de las empresas privadas, y 8 ) no pintarían nada en un Ayuntamiento que no prevé volver a endeudarse como es el de Madrid.

Seguir leyendo…

Los cuentos de las cuentas de la deuda (II)

Autor: Iolanda Fresnillo

El Salmón Contracorriente

Más allá de unas cifras que indican un escenario en el que la crisis de la deuda está lejos de ser superada, es necesario ver qué contabilizan y qué dejan fuera esas cifras, en definitiva, que esconden las cuentas de la deuda.

Cuando se contabiliza la deuda pública se puede hacer desde diferentes metodologías, con cifras resultantes muy diferenciadas. Generalmente se utiliza el concepto de Deuda Pública según el cálculo de Protocolo de Déficit Excesivo (PDE), que es el utilizado por Eurostat y al que generalmente hacen referencia los medios o el gobierno.

Sin embargo, también podemos calcular la deuda pública haciendo referencia a los “pasivos en circulación”, que incluye la llamada deuda comercial (esto es, por ejemplo, las deudas con proveedores) y las deudas con otras administraciones públicas. A diferencia de la deuda PDE, muestra una situación mucho más veraz. Existe también el cálculo de deuda pública consolidada total, que incluye las deudas con otras administraciones públicas pero no la deuda comercial (con proveedores).

Seguir leyendo…

Los cuentos de las cuentas de la deuda

Autor: Iolanda Fresnillo

El Salmón Contracorriente

El último informe del Banco de España revela que la deuda soberana en nuestro país se eleva ya al 99,3% del PIB. ¿Qué se esconde tras ese billón de euros de deuda? ¿Cual será su efecto en los presupuestos de 2016?

El Banco de España (BdE) acaba de publicar, como hace habitualmente, los datos de deuda pública del tercer trimestre, es decir, la deuda acumulada por las administraciones españolas hasta septiembre de 2015. Se publicaron el pasado 11 de diciembre aunque se muchos medios se habían hecho ya eco cuando en noviembre el BdE avanzó los datos. Medios y redes han destacado que la deuda soberana en nuestro país se eleva ya al 99,3% del PIB, superando en septiembre las previsiones fijadas por el gobierno de Rajoy para todo el año. Y es que el Estado español rompe año tras año todos los records en lo que a deuda pública se refiere.

Seguir leyendo…

Deuda Externa de España: El peso muerto sobre la economía del país

Autor: Daniel Munevar

CADTM

En el marco de una crisis económica europea de nunca acabar, se ha vuelto lugar común el citar la necesidad de responsabilidad en el manejo de la economía como pre-requisito para llegar al poder. Por ejemplo, hace solo unas semanas en Portugal, el Presidente Aníbal Cavaco cito precisamente esta razón para prevenir la llegada al gobierno de una alianza de partidos anti-austeridad a pesar que estos cuentan con una mayoría absoluta en el parlamento de dicho país. De forma mas reciente, el ministro de economía español, Luis de Guindos advirtió sobre los riesgos asociados a la deuda externa española, la cual alcanzo 160.1% del PIB al cierre del 2014 |1|. En este contexto, De Guindos pidió responsabilidad a los electores españoles para que voten a favor de un gobierno que asegure la confianza de los mercados y así mantener la deuda bajo control. |2|

Seguir leyendo…

Del tabú del impago a la imposibilidad del pago: alternativas a la deudocracia

Autor: Iolanda Fresnillo

Blog Opinions en eldiario.es

Las deudas siempre se pagan, pacta sunt servanda, los contratos están para ser cumplidos. El simple planteamiento de romper con los contratos que nos atan a bancos, inversores y mercados financieros, a través de la deuda, pública o privada, es inconcebible para muchos. Los que niegan la posibilidad de un impago, total o parcial, lo hacen argumentando que, por encima de todo, debe prevalecer la seguridad jurídica. La sacrosanta seguridad jurídica. Una prevalencia de lo firmado que no defienden con el mismo entusiasmo cuando se trata de respetar los derechos humanos o los derechos económicos, sociales y culturales.

Seguir leyendo…

La recuperación y nosotros que la queremos tanto

Autor: Nacho Álvarez Peralta

El Confidencial

Desde hace seis trimestres la economía española experimenta tasas positivas de crecimiento del PIB. De hecho, el crecimiento se ha acelerado hasta situarse actualmente en una tasa interanual del 3%.

¿Significa esto que las políticas de austeridad han funcionado y han traído finalmente, después de tanto sufrimiento, la esperada recuperación? ¿Ha dejado de tener sentido una propuesta de política económica alternativa a la del Gobierno?

Vayamos por partes, dado que son dos las cuestiones que conviene analizar para responder a las preguntas anteriores. En primer lugar, aclaremos cuáles son los determinantes y la fortaleza de la recuperación. Y en segundo lugar, veamos los perfiles y la textura de dicho crecimiento.

Diversos factores externos proporcionan a la economía española un importante viento de cola desde hace año y medio: la política de compra de deuda pública del BCE, que ha continuado reduciendo los tipos de interés y ha contribuido a la recuperación del crédito; la intensa caída de los precios del petróleo, con su correspondiente efecto expansivo, y, además, la depreciación del euro.

También los factores internos importan. La progresiva caída de la tasa de ahorro de los hogares impacta positivamente sobre el consumo privado y, además, el Gobierno ha relajado notablemente el ritmo de la austeridad durante el último año, llegando a propiciar incluso un crecimiento del consumo público del 1%. Curiosamente, la intransigente defensa de los recortes presupuestarios desaparece en año electoral.

Estos determinantes invitan a presuponer fragilidad en el crecimiento actual: los factores externos bien pudieran desaparecer a lo largo del próximo año, al tiempo que una vuelta a la austeridad está contemplada en el Programa de Estabilidad remitido por el Gobierno a Bruselas, lo que hace presagiar nuevos recortes en el caso de que el Partido Popular gobierne después de diciembre.

Seguir leyendo…

Comienza el mercadillo, digo, el rescate griego

Autor: Alberto Garzon Espinosa

www.agarzon.net

Grecia ya ha recibido por parte de sus socios europeos el primer desembolso del tercer rescate: 10.560 millones de euros. Y Grecia ya ha hecho uso de él: 3.200 millones para devolver el dinero que le prestó el BCE; 200 millones para pagar los intereses por ese préstamo (los beneficios del BCE); 7.160 millones para devolver el dinero que le prestaron los socios de la Unión Europea; y 0 euros para la población griega.

Al mismo tiempo, acabamos de conocer que: la empresa alemana Fraport ha comprado 14 aeropuertos griegos (ubicados en destinos turísticos, ergo muy rentables); una empresa belga va a comprar los puertos de El Pireo y de Salónica;  una empresa danesa está interesada en la operadora de la red eléctrica griega; la empresa rusa Gazprom va a comprar la petrolera griega ELPE.

En conclusión, venta del país a las grandes empresas transnacionales a precio de saldo y ningún beneficio para los griegos y griegas. Y en el Congreso sólo nos opusimos a este saqueo veinte diputados.

Por qué cambié de opinión acerca del Grexit

Autor: Daniel Munevar

CADTM

Daniel Munevar es un economista post keynesiano de 30 años de Bogotá, Colombia. Desde Marzo hasta Julio de 2015 trabajó como asesor del ex ministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis, en temas de política fiscal y sostenibilidad de la deuda. Previamente, fue asesor fiscal del Ministerio de Hacienda de Colombia y asesor especial de la Inversión Extranjera Directa para el Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador. En esta entrevista habla con Thomas Fazi sobre el ultimo acuerdo en Grecia y explica por qué los acontecimientos de las últimas semanas le han hecho cambiar de opinión acerca de Grexit. Seguir leyendo…

¿Dónde ha acabado el dinero entregado a Grecia desde 2010?

Autor: Eduardo Garzón Espinosa

eldiario.es

Desde el año 2010 hasta la actualidad Grecia ha recibido muchísimo dinero (262.060 millones de euros) por parte de las instituciones europeas y del Fondo Monetario Internacional (FMI), contando los dos rescates de 2010 y 2012 y también el préstamo de emergencia del pasado 20 de julio de 2015. Sin embargo, sólo el 10,3% de todo ese dinero (27.000 millones de euros) ha acabado en manos del Estado. El 89,7% restante no ha servido para cubrir el gasto público corriente (pensiones, sueldos, sanidad, etc.) sino que ha ido destinado a pagar a antiguos acreedores y a recapitalizar bancos.

Seguir leyendo…

¿Las deudas siempre se pagan? Alemania y los países periféricos de la eurozona

Autor: J. Rodríguez y Antonio Sanabria Martin

Blog de Econonuestra en Público.es

El propósito de este artículo es desmontar mediante una simple recopilación de datos y repaso histórico dos mantras que se han repetido en las últimas semanas, conforme se complicaban las negociaciones de la antigua troika con Grecia y el referéndum heleno del 5 de julio pasado. Estos dos mantras repetidos en diferentes versiones: 1) El mito, como explicábamos aquí o se recordaba aquí, de que las deudas soberanas siempre se pagan, y; 2) Los Estados “serios” del Norte de Europa siempre han honrado ejemplarmente su deuda, frente a los indisciplinados del Sur continental, más proclives ellos al incumplimiento. Seguir leyendo…

La tragedia griega: Reflexiones desde una perspectiva heterodoxa

Autor: Dante A. Urbina

Grecia es un país económicamente pequeño pero que se ha convertido en políticamente muy grande en nuestros días por cuanto su difícil situación y la forma en que actúa y actuará frente a la misma no solo repercute en los países de la Unión Europea sino que constituye ya un referente en todo el mundo (prácticamente no hay país donde no se haya comenzado a poner atención en el tema). Seguir leyendo…

Garicano, Syriza y la reestructuración de la deuda

Autor: Nacho Álvarez Peralta

Público.es

Recientemente Luis Garicano, en un debate público organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en el que participaba como representante del partido Ciudadanos, preguntó si Podemos pretendía hacer un “simpa” con la deuda pública española, “al igual que plantea el gobierno griego”.

Como fórmula para captar la atención en un debate público, el giro en cuestión puede resultar ocurrente. Pero como posición ante un debate económico de enorme calado, convendremos que resulta algo frívolo y desde luego inexacto.

Seamos serios y aclaremos los términos del debate. En primer lugar, Grecia precisa y seguirá precisando –al margen del signo político que tenga el gobierno de la nación– una profunda reestructuración de su deuda pública externa. En segundo lugar, España no es Grecia: tenemos problemas y circunstancias distintas, y la estrategia que necesitamos para abordar el problema de la deuda es lógicamente diferente. En tercer lugar, resulta poco riguroso asimilar la reestructuración de la deuda –cualquiera que esta sea– con el hecho de “poner en riesgo al país”. Muy al contrario algunas reestructuraciones ayudan al país, y en particular a las gentes de a pie que lo habitan. Seguir leyendo…

Especial EKO sobre Grecia (hoy a las 20,30 en Público TV)

Autor: Fernando Luengo

“Grecia frente a Golliath”. Todos los ojos están puestos en el referéndum de Grecia. Un referéndum que pone sobre la mesa dos formas de entender Europa

Hoy, lunes, día 6, a las 20,30 horas a través de PúblicoTv; un programa especial de EKO que pone el broche final a esta primera temporada.

Para ello contaremos con:

Fernando Luengo, Profesor de Economía de la Universidad Complutense de Madrid, miembro de econoNuestra, del círculo Energía, Ecología y Economía y del Consejo Ciudadano de Podemos en la Comunidad de Madrid.

Antonio Sanabria, Economista investigador en la Plataforma 2015 y Más e investigador asociado en Instituto Complutense de Estudios Internacionales.

Nuria Alonso, Profesora de Economía de la Universidad Rey Juan Carlos y miembro de Econonuestra.

François Ralle Andreoli, Consejero Consular de los Franceses en España.

El Hasthag con el que podéis seguir el programa en redes es #EKOGrecia.

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail: