Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

¿Mejora del saldo de la balanza comercial? Una falacia

Autor: Fernando Luengo

Otra Economía

El déficit comercial que la economía española tenía con sus socios comunitarios en 2007 se ha reducido sustancialmente en 2015 ¿Qué hay en la trastienda de esta mejoría?

Mejora del saldo de la balanza comercial

La Teoría Monetaria Moderna contra la futilidad neomercantilista

Autor: Esteban Cruz Hidalgo y Stuart Medina Miltimore

http://blogs.publico.es/econonuestra/2016/11/11/la-teoria-monetaria-moderna-contra-la-futilidad-neomercantilista/

Una de las principales críticas hacia la Teoría Monetaria Moderna (en adelante TMM) es si sus propuestas políticas serían aplicables a economías abiertas o cuya divisa no desempeñe la función de moneda de reserva internacional. En oposición al posicionamiento a favor de la soberanía monetaria que la TMM defiende en función de su análisis sobre el dinero fiduciario, corrientemente se teme la vuelta a una moneda nacional; y es evidente por qué para países dependientes de la importación de alimentos y energía. La depreciación a la que la moneda se vería sujeta incrementaría los costes relativos de las importaciones e impartiría un sesgo inflacionario a la economía, que se vería agudizado por las expectativas de una mayor depreciación que se harían efectivas por el papel de la especulación contra la divisa nacional.

Seguir leyendo…

Frente al TTIP, un otoño de luchas

Autor: Coral Martinez Erades y Mario Risquez Ramos

eldiario.es

En el primer capítulo de La Riqueza de las Naciones, escrito en una época en la que servicios públicos como el sistema de pensiones o la sanidad pública eran inconcebibles, Adam Smith, precursor y defensor de la teoría liberal sobre el comercio internacional, defendía el papel que debía asumir el Estado como garante de la defensa, justicia, obras e instituciones públicas, así como de aquellos “gastos de los soberanos” entre los que se incluían la educación y la cultura.

Tres siglos más tarde, en una Unión Europea dónde las grandes decisiones no se toman en el Parlamento Europeo, sino desde organismos que adolecen de un enorme déficit democrático –Comisión Europea, Banco Central Europeo o el Fondo Monetario Internacional-, y en una España donde se inyectan ingentes ayudas económicas a transnacionales en detrimento del bienestar de la mayoría de la población, cabría preguntarse sobre la posibilidad, no ya de una democracia participativa en la que podamos incidir sobre aspectos que afectan enormemente a nuestras vidas, sino de una democracia representativa en la que el principal regulador sea el Gobierno electo y no las grandes transnacionales que dominan el mercado.

Estos días se están llevando a cabo numerosas manifestaciones en todo el Estado para decir no al secuestro de la democracia representativa, no a la dilapidación de nuestras conquistas sociales, y, en definitiva, no al TTIP. El Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión o TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership) es un Tratado de Libre Comercio que con absoluto secretismo se está negociando entre las élites políticas de Estados Unidos (EEUU) y la Unión Europea (UE). El Acuerdo busca hacer compatibles un gran abanico de normativas actualmente vigentes en ambos lados del Atlántico, en aras de poder aumentar tanto la cantidad como la variedad de productos y servicios que se comercian entre EEUU y la UE. Todo ello en un contexto en el que la crisis financiera y económica que azota a occidente, junto al buen desempeño económico de otras potencias como China, debilita la posición de EEUU y la UE como las dos grandes potencias económicas en el mundo.

Seguir leyendo…

No somos más competitivos bajando los salarios @Fluengoe

Autor: Fernando Luengo

Blog Otra Economía

Uno de los axiomas básicos que han justificado las políticas de represión salarial plantea que son necesarias para reforzar la competitividad externa.

En trazos gruesos, la lógica que sostiene esa afirmación puede resumirse así. Como los costes laborales son esenciales en la formación de los precios, su contención repercute positivamente sobre éstos, lo que sitúa a las empresas en mejores condiciones que sus rivales para colocar en el exterior los bienes y servicios que producen. El ajuste en los precios ofrece una ventaja competitiva que refuerza las capacidades exportadoras, traduciéndose en mayores cuotas de mercado

No somos más competitivos bajando los salarios

El TTIP, un debate impostergable @AdoracionGuaman para @TopoTabernario

Autor: Adoracion Guaman

El Topo Tabernario

«En estos momentos es imposible hablar de las relaciones exteriores de la UE sin referirse al TTIP». Así comenzaba la conferencia de apertura de un seminario sobre la política comercial de la UE, celebrado en el Colegio de Brujas y no es una afirmación exagerada. Aunque en la realidad española el TTIP no haya alcanzado todavía el debate público de manera amplia, la firma de este tratado puede tener repercusiones sobre el conjunto del derecho de la UE y de los Estados miembros.

Tratados de Nueva Generación
Alejado de los grandes temas de la política nacional, la negociación del TTIP que avanza de manera cada vez más acelerada, comenzó oficialmente el 17 de julio de 2013. Su finalidad primordial es, al menos sobre el papel, conseguir maximizar el comercio y la inversión entre la UE y Estados Unidos. Para ello, el documento enmarca los contenidos del tratado en tres grandes pilares: el acceso al mercado, la cooperación reguladora y el establecimiento de normas comunes de obligado cumplimiento entre ambas partes, incluyendo la protección a los inversores extranjeros y un mecanismo de solución de controversias inversor-Estado. Este amplio contenido ha justificado que el TTIP, al igual que el CETA (EU-Canadá Comprehensive Economic and Trade Agreement), sea bautizado como un «tratado de nueva generación» dado que estos tratados sobrepasan la finalidad típica de los acuerdos de comercio e inversión para enfocarse en un objetivo mayor, como es el control o la incidencia en los procesos de formación de las normas a ambos lados del Atlántico.

Es muy importante remarcar que el 26 de septiembre de 2014 terminaron las negociaciones del CETA y que su firma oficial está ya prevista para el mes de octubre de este año. Ambos tratados, CETA y TTIP, tienen una fisonomía similar y unos objetivos comunes, con distinto ámbito geográfico, lo que nos permite mediante la lectura del primero, conocer una buena parte del contenido del segundo, que sigue manteniéndose en condiciones de semiopacidad y que está en plena negociación. Seguir leyendo…

“Hay que renegociar el déficit y hacer una reforma tributaria” Entrevista en Radio Euskadi

Autor: Ricardo Molero Simarro

Entrevista en el Boulevard de Radio Euskadi sobre los límites de la recuperación, las posibilidades de una política económica alternativa, China y las implicaciones del TTIP.

Para escucharla pulsa aquí.

No al TTIP, ¿sí al comercio internacional?

Autor: Fernando Luengo

Blog de Econonuestra en Público.es

Lo han intentado, pero no lo han conseguido.

A pesar de que los negociadores de la Comisión Europea y del gobierno estadounidense han intentado mantener en secreto las negociaciones, el Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversiones, más conocido por el acrónico inglés TTIP, ha entrado con fuerza en la opinión pública. Gracias a Greenpeace, que ha filtrado documentos confidenciales del proceso negociador, los grandes medios de comunicación han llevado a sus portadas este asunto que, pese a su trascendental relevancia, había pasado hasta ahora casi de puntillas. Si bien, para ser justos, hay que decir que un buen número de plataformas y colectivos han realizado una tenaz tarea de informar y movilizar a la ciudadanía sobre las consecuencias de gran calado, para la economía y para nuestra vida, que, en caso de salir adelante, tendría el TTIP.

Seguir leyendo…

La UE, la cooperación reguladora y el TTIP: “lo llaman democracia y no lo es”

Autor: Adoracion Guaman

eldiario.es

El 15 de Mayo de 2011 las calles de múltiples ciudades españolas comenzaron a llenarse de manifestantes congregados bajo el lema “lo llaman democracia y no lo es”, un grito que se convertiría en máxima del movimiento 15M y que cuestionaba el funcionamiento democrático de las instituciones españolas pero que no llegó a plantear, en aquel momento, una crítica directa al funcionamiento de la Unión Europea.

Conseguir elevar el reproche a este segundo nivel no era, ni es, nada fácil. En el imaginario de una buena parte de las mayorías sociales de este país, y a pesar de todo lo ocurrido en los últimos años, la Unión Europea sigue siendo un club al que se debe pertenecer. Los años de creación del mito de la Europa de la paz, del progreso, la democracia y de la modernidad han dado como fruto la construcción y calado de un relato común difícil de mover. Además, la narrativa de la UE como espacio de democracia en confrontación con la dictadura anterior ha sido alimentada por las instituciones españolas y europeas. Aun hoy, la propaganda institucional, de dudoso rigor histórico (y estético), lanzada para conmemorar los 30 años de pertenencia del Estado español a la UE, señala lo siguiente: “Detrás de la decisión de España de firmar el Tratado de Adhesión a las entonces Comunidades Europeas se adivinaban las ansias de un país por superar un pasado autoritario”. Incluso es posible encontrar entre las webs oficiales dirigidas a alentar el europeísmo entre la población española afirmaciones como esta: “Europa se reconstruye y en España la dictadura se abre a un nuevo gobierno que decide poner un pie en Europa. En 1962 Fernando María Castiella, ministro de Asuntos Exteriores, envía una carta al presidente del Consejo de la CEE solicitando la asociación de España”, con una curiosa interpretación de nuestra historia.

Seguir leyendo…

La mitificación de la lucha obrera. Apuntes sobre la movilización anti-TTIP

Autor: Coral Martinez Erades

Blog de Econonuestra en Público.es

“El TTIP ha descarrilado por las protestas” titula un reciente artículo de Owen Jones, autor del libro Chavs: la demonización de la clase obrera. En primer lugar, que el Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión haya descarrilado está aún por ver. La globalización de políticas neoliberales no tiene por qué ser debatida y aprobada para que se implemente. En segundo lugar, si el TTIP tiene pocos visos de ser firmado y ratificado es debido al rechazo que genera entre las élites económicas y políticas a ambos lados del Atlántico, cuyos intereses no siempre coinciden.

Respecto a estos intereses irreconciliables planteo la siguiente hipótesis: los principales escollos para la firma del Tratado nacen de las disputas por el poder, no por el dinero. Los compartimentos de poder y dinero rara vez son estancos pero existen diferencias importantes. Como afirma Frank Underwood, el protagonista de House of Cards: “Dinero es la gran mansión en Sarasota que empieza a caerse a pedazos pasados diez años. Poder es el viejo edificio de roca que resiste por siglos”. Es decir, las diferencias en cuanto a denominaciones de origen o industria farmacéutica pueden resolverse o provocar que las cláusulas que les atañen sean excluidas del Acuerdo. Sin embargo, difícilmente las élites europeas estarán dispuestas a ceder a transnacionales estadounidenses el poder que ejercen sobre los grandes medios de comunicación o sobre la industria cultural.

Seguir leyendo…

El TTIP y el doble juego de los negociadores: lo que dicen y lo que no dicen los papeles filtrados por Greenpeace

Autor: Adoracion Guaman

eldiario.es

El TTIP ha dado el salto al tablero mediático. Por fin, después de años de apagón informativo, los grandes medios de comunicación españoles se han hecho eco de sus homólogos internacionales y prestan atención a lo que sin duda es el elemento fundamental de la vida política actual en la UE.

Son varios los factores que en las últimas semanas han colocado al TTIP en el foco de interés de los medios. En primer lugar, la entrada del presidente Obama en la campaña pro-TTIP con su visita a Hannover y sus esfuerzos por impulsar el tratado, en una alianza clara con Merkel. Esta visita se ha producido tras tras la finalización de las negociaciones y la firma del TPP (el Tratado Transpacífico que se rubricó en Nueva Zelanda el 4 de febrero). Ahora Estados Unidos ya tiene las manos libres para concentrar sus esfuerzos en el acuerdo con la Unión Europea y, como han venido haciendo en tratados anteriores, los norteamericanos están llevando al límite sus exigencias en las negociaciones. Así lo confirmaba el Presidente Obama al afirmar la semana pasada que “El tiempo para completar el TTIP es ahora” y que “Estados Unidos está preparado para hacer todos los esfuerzos necesarios para alcanzar un acuerdo ambicioso y amplio este año”. A la vista de los resultados recientes de las negociaciones, los esfuerzos que señala el Presidente se orientan a la consecución de los más elevados niveles de liberalización pero también al mantenimiento de grandes dosis de proteccionismo, en beneficio estadounidense, lo cual está provocando diversas tensiones que dificultan enormemente las negociaciones.

Seguir leyendo…

[Vídeo] TTIP: las conquistas laborales en peligro

Autor: Jose Luis Carretero Miramar

Blog Peleando a la Contra

¿Supondrá el TTIP la creación de empleo? ¿Habrá reestructuración productiva con pérdidas en algunos sectores tras la firma de TTIP o CETA? ¿Supone un riesgo para los derechos laborales? ¿Afectará laboralmente de igual manera a hombres y mujeres? ¿Tienen los tratados comerciales incidencia sobre la conciliación en los hogares?
En esta sexta pieza documental sobre el TTIP, denominada “TTIP: las conquistas laborales en peligro” Carlos Crespo y Héctor Rojo analizan los efectos del TTIP en la creación de empleo, los derechos laborales y la conciliación en los hogares. El documental, de 15 minutos, presenta al TTIP y al CETA como los tratados que podrían destruir empleo, permitirían la pérdida de derechos laborales y dificultarían la conciliación.

Puedes descargar el vídeo, pinchando aquí.

Las consecuencias del TTIP y del CETA: por qué es necesario abrir un debate público serio

Autor: Adoracion Guaman

eldiario.es

La Unión Europea se encuentra sumida en una crisis de legitimidad que lejos de solventarse se agrava día a día. Desde el ámbito económico al de los derechos humanos, desde el plano social al político, desde Grecia al Reino Unido, las graves carencias de partida y de funcionamiento y las profundas disfuncionalidades del proceso de integración en Europa se evidencian de una manera cada vez más acusada.

Aun así, e incluso a pesar del drama diario al que las decisiones de los Jefes de Estado y de Gobierno de la UE condenan a los miles de personas que buscan refugio legítimo, el Eurobarómetro sigue mostrando que las y los europeos mantenemos una opinión mayoritariamente neutra al respecto de la UE. Es cierto que, tomando como muestra el conjunto de los 28 Estados miembros, vemos cómo en los últimos meses del año pasado la percepción positiva con respecto de la Unión bajó 4 puntos, hasta quedarse en un 37%, mientras que el porcentaje de ciudadanía con percepción negativa de la UE aumentó otro 4% (23%). Pero el 38% de la población sigue manteniendo una opinión neutra o una “no opinión”, reflejo del amplio desconocimiento de las acciones y políticas de la UE y de su impacto para nuestras vidas diarias.

Seguir leyendo…

Seminario TTIP y CETA: claves para una reflexión económica (y política) críticas de la nueva generación de tratados comerciales (Viernes 19 de febrero, 12h,UPO) @EsFAndalucia

Autor: Economistas Sin Fronteras y Adoracion Guaman

Trataremos un análisis de los tratados de libre comercio que recientemente EEUU, Canadá y UE están negociando a espaldas de la ciudadanía precisamente porque suponen un nuevo recorte de derechos económicos y sociales para las poblaciones
Para ello hemos invitado a Adoración Guamán, profesora titular de Derecho del Trabajo en la Universitat de València, quien acaba de publicar el libro TTIP. El asalto de las multinacionales a la democracia. Seguir leyendo…

TTIP: la gobernanza corporativa (Documental)

Autor: Miren Etxezarreta

www.mirenetxezarreta.net

¿Es el TTIP el Tratado negociado con mayor transparencia? ¿Quién ha tenido mayor acceso a las negociaciones? ¿Qué supondrá para la ciudadanía que se equiparen las normativas de la UE y EEUU? ¿Quién llevará a cabo dicha armonización? ¿Qué efectos tendrá sobre la protección del medio ambiente, los derechos sociales, laborales, etc?

En esta tercera pieza documental sobre el TTIP, denominada “TTIP: La gobernanza de las corporaciones”, Carlos Crespo y Héctor Rojo, analizan los efectos del TTIP para el futuro de la democracia. El documental, de 15 minutos, presenta al TTIP como el Tratado que permitirá a las empresas multinacionales redactar directamente la legislación europea.

El TISA a examen en el Parlamento Europeo: ¿apoyarán las y los eurodiputados la gran amenaza para los servicios públicos?

Autor: Adoracion Guaman

eldiario.es

Los tratados de comercio e inversión de nueva generación han pasado de ser los grandes desconocidos a convertirse en el objeto de extensas campañas de rechazo que se extienden entre la ciudadanía de la Unión Europea. Gracias a estas campañas el conocimiento acerca del TTIP (Tratado Transatlántico de comercio e inversión, UE-EEUU) va aumentando y con ello la presión sobre las Instituciones europeas y los gobiernos, pero queda mucho camino para conseguir frenar la aprobación del TTIP y, desde luego, no se trata de una experiencia aislada. Al contrario, la negociación de estos tratados se ha convertido en una estrategia “normalizada” mediante la cual las empresas multinacionales y determinados Gobiernos se alían para construir un nuevo marco normativo, que desborda los límites jurídicos nacionales y supranacionales anteriores, con el objetivo de permitir derribar las “barreras” a la libertad absoluta de movimiento del capital transnacionalizado; unas “barreras” que en realidad son nuestros derechos, plasmados en normas jurídicas orientadas a preservar el bienestar de las mayorías sociales.

Seguir leyendo…

ICS: El nuevo mecanismo de resolución de controversias entre estados e inversores transnacionales.

Autor: Coral Martinez Erades

Blog de Econonuestra en Público.es

El Tratado de Libre Comercio entre Australia y EEUU (AUSFTA) no contempla un sistema de resolución de controversias entre inversores y estados porque ambos países consideraron, de forma explícita, que tienen sistemas legales robustos y desarrollados capaces de resolver las posibles diferencias entre inversores extranjeros y gobierno. Por el contrario y aún contando con un sistema que no es precisamente anti-inversores, la agresiva agenda de los lobbies de grandes corporaciones transnacionales europeas y estadounidenses parece no concebir una Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (ATCI o TTIP en inglés) sin tal mecanismo.

El “nuevo” Sistema Judicial de Inversión (ICS o Investment Court System), es más cortés -en las formas- que el “antiguo” mecanismo ISDS (Investors-State Dispute-Settlement) ya que: (i) el Tribunal de Primera Instancia (5 jueces de EEUU, 5 de la UE y 5 de terceros países) estará sujeto a revisiones de un Tribunal de Apelación (2 EEUU, 2 UE, 2 de terceros países) que operará sobre principios similares a los del Cuerpo de Apelación de la Organización Mundial de Comercio (OMC), (ii) las sentencias serán hechas por jueces designados públicamente, (iii) con una remuneración fija y (iv) cuyos puestos tendrán incompatibilidad con otros cargos.

No obstante, el ICS es tan eficaz como el ISDS a la hora de estrechar los márgenes de intervención estatal sobre cuestiones medioambientales, de salud, laborales, de servicios y contrataciones públicas, de derechos del consumidor así como de protección de datos y derechos de autor. Es decir, cuestiones cuyo reconocimiento legal afecta a diversos aspectos de nuestras vidas:

Seguir leyendo…

Entrevista a Adoración Guamán: “El TTIP está provocando que se hable de la política comercial”

Autor: Adoracion Guaman

La Marea (Gorka Martija, OMAL)

Adoración Guamán es una de esas figuras que, tanto desde espacios universitarios como desde los movimientos sociales, están contribuyendo a la indispensable tarea de divulgación de las amenazas que comporta para las personas y los pueblos el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés), que negocian a día de hoy la Unión Europea y los Estados Unidos. Profesora titular de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social en la Universidad de Valencia, es directora de la Fundación por la Europa de los Ciudadanos y ha publicado recientemente con la editorial Akal el libro TTIP: el asalto de las multinacionales a la democracia. Conversamos con ella en Bilbao, en el marco de su participación en la décima edición del curso que cada año por estas fechas organiza el OMAL en colaboración con la Universidad del País Vasco.

Seguir leyendo…

Cómo competir

Autor: Nacho Álvarez Peralta

El Confidencial

La competitividad externa de una economía, nos guste o no, resulta esencial hoy día para determinar la evolución del cuadro macroeconómico de cualquier país. Por ello, es trascendental entender correctamente los factores que explican dicho fenómeno.

El Gobierno de Rajoy ha intentado desarrollar una estrategia de competitividad durante la presente legislatura basada exclusivamente en una reducción generalizada de los costes laborales. Según ese enfoque, la reforma laboral debía posibilitar rebajas salariales mediante el descuelgue respecto de los convenios colectivos y, con ello, un fuerte impulso de las exportaciones.

Cuatro años después de aprobarse la reforma laboral, constatamos que solo la primera parte de la ecuación se ha cumplido. Efectivamente, la desarticulación de la negociación colectiva se ha traducido en una progresiva pérdida de capacidad adquisitiva de los salarios, cercana al 10% de media y superior al 20% en el caso de los contratos temporales. Sin embargo, las caídas salariales no se han transformado en reducciones de los precios de exportación, sino que han dado lugar básicamente a incrementos en los beneficios empresariales. De hecho, las reducciones salariales no se han producido mayoritariamente en las empresas y sectores con mayor capacidad de penetración en los mercados internacionales, sino en aquella parte de nuestro tejido productivo menos expuesto a la competencia internacional (comercio minorista, hostelería o servicios personales). El resultado es que las exportaciones crecen en 2014 y 2015, efectivamente, pero a tasas muy similares a las de 2006 y 2007 (cuando no había reducción salarial) y, además, por debajo de las importaciones.

El fracaso de esta estrategia del PP resulta evidente cuatro años después de haberse puesto en marcha: el sector externo vuelve a contribuir de forma negativa al crecimiento económico, según la contabilidad nacional trimestral del INE, al tiempo que las reducciones salariales han incrementado las desigualdades y han erosionado la demanda interna de la economía.

Seguir leyendo…

TTIP. El asalto de las multinacionales a la democracia (Reseña del libro de Adoración Guamán; Akal, Madrid, 2015, 192 págs.)

Autor: Gabriel Moreno Gonzalez y Adoracion Guaman

Mientras Tanto

No ya nuevos fantasmas, sino verdaderas amenazas reales, recorren Europa. Una ola de rechazo se levanta cada vez con mayor intensidad desde todos los puntos del viejo continente frente a un Tratado que pretende crear el bloque comercial más grande del mundo. Y es que la base sobre la que se asienta son aquellos principios que, precisamente, subyacen a la crisis económica actual, al incremento de la desigualdad social y a la mercantilización de nuestras vidas. El Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión, más conocido por sus siglas en inglés como TTIP, se lleva negociando (al menos oficialmente) desde 2013, en un clima de escandalosa desinformación y opacidad que despierta no solo los recelos, sino también las denuncias de las organizaciones y movimientos sociales que, aunados en toda Europa, intentan revertir la posible aprobación de lo que comienza a denominarse como “OTAN económica”.

Seguir leyendo…

Precariedad laboral y competitividad, una estrategia fallida

Autor: Mario Risquez Ramos

Blog de Econonuestra en Público.es

Uno de los principales problemas de la eurozona, que se encuentra en el origen de la crisis, y que el estallido de la misma puso en evidencia, es la fractura productiva y comercial que existe entre las economías que conforman dicho espacio. Aun a riesgo de simplificar, la geografía comercial en la zona euro se ordena de manera que son los países que ocupan la periferia europea – como Portugal, España, Grecia o Irlanda- los que presentan un deterioro de carácter crónico en sus balanzas comerciales, mientras que los situados en el núcleo o centro del continente –como Alemania, Austria u Holanda- reflejan unos saldos comerciales positivos que se extienden en el tiempo.

Seguir leyendo…

Auténticos amigos de las transnacionales

Autor: Silvia Ribeiro

Artículo publicado en Alainet el 10 de Agosto de 2015

El Acuerdo de Comercio en Servicios que negocian en secreto gobiernos de 50 países, incluido México, (TISA por sus siglas en inglés) supera todo lo que se ha visto hasta el momento en materia de tratados internacionales en pos de dar beneficios irrestrictos a las empresas trasnacionales, contra los intereses y el bien público.  El término “servicios” en este contexto abarca desde agua y alimentación, a salud, educación, investigación, comunicaciones, correos, transportes, telecomunicaciones, comercio electrónico, venta minorista y mayorista, servicios financieros, y mucho más, incluso los mal llamados “servicios ambientales” relacionados a bosques, sistemas hidrológicos y otras funciones de los ecosistemas. ¡Hasta los migrantes se incluyen en el tratado como supuestos “proveedores de servicios”!  El sector servicios es además el mayor empleador de los países de ingresos altos y medios, son enormes los impactos contra derechos laborales y sindicales. Seguir leyendo…

La aprobación del TTIP: por qué debemos exigir un referéndum

Autor: Adoracion Guaman

Artículo publicado en Dominio Público

Más allá de la polémica acerca de la sigilosa elaboración de los tratados de libre comercio e inversión de la Unión Europea con los Estados Unidos y con Canadá – el TTIP y el CETA respectivamente – se abre ahora el debate sobre cómo proceder a la aprobación  de estos tanto a nivel de cada Estados como a nivel europeo. Las autoras defienden, junto a otros analistas, que por su naturaleza y sus consecuencias en términos de soberanía, tales tratados sean considerados como ‘mixtos’, lo cual implicaría mayores consensos a nivel nacional abriendo la puerta, incluso, a la celebración de referendums en distintos países para su aprobación. Seguir leyendo…

TIIP: algo más que un TLC

Autor: Coral Martinez Erades

Blog de Econonuestra en Público.es

La Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión entre EEUU y la UE (ATCI) o TTIP por sus siglas en inglés, trasciende las históricas implicaciones de los Tratados de Libre Comercio (TLC).

En aras de un aumento en el volumen de intercambio de bienes y servicios entre EEUU y la UE, las élites políticas y económicas promotoras del TTIP consideran necesario eliminar y “armonizar” (hacer converger las regulaciones estadounidenses y europeas en una única regulación) lo que consideran barreras normativas y económicas al libre comercio. Dado que los impuestos a la importación son extraordinariamente bajos a ambos lados del atlántico (con una media de 3,5% en EEUU y 5,2% en la UE según la Organización Mundial de Comercio) las negociaciones se centran en áreas cuya regulación está actualmente bajo el control de gobiernos nacionales o sub-nacionales. En definitiva, se persigue alterar normativas fundamentales a la hora de mantener garantizados derechos laborales, sociales, medioambientales, del consumidor y de protección de datos entre otros.

Seguir leyendo…

Comercio exterior y estrategia ofensiva

Autor: David Rico

Blog de Econonuestra en Público.es

El ámbito del comercio internacional es uno de los muchos espacios que debemos transformar para una nueva sociabilidad mundial. Una propuesta estratégica consiste en pasar a la ofensiva siendo propositivos: elevar las barreras arancelarias y ejercer medidas de política comercial para las mercancías producidas sin respetar los derechos humanos ni el medio ambiente. En primer lugar, estas medidas van destinadas a evitar el chantaje de las deslocalizaciones con las que amenazan las multinacionales, ya que éstas juegan con la competencia a la baja en costes laborales. Se trata de poner sobre la mesa de discusión sobre comercio internacional medidas favorables a las clases populares que nos saquen de las posiciones defensivas.

Seguir leyendo…

La (permanente) gran transformación

Autor: Nacho Álvarez Peralta

eldiario.es

Dos grandes fuerzas sociales vuelven a colisionar. Son dos fuerzas que, como los viejos bisontes en la pradera, llevan siglos colisionando, peleando unos por ampliar y otros por salvaguardar su espacio vital.

Dichas fuerzas colisionaron ya en la Inglaterra del siglo XVIII, en torno a los cercamientos de la tierra (enclosures) y la abolición de las leyes de granos. Y desde entonces no han dejado de hacerlo continuamente: en la construcción del Zollverein alemán en el siglo XIX, en los astilleros vizcaínos durante la reconversión industrial de los años ochenta, en 1999 en la cumbre de la Organización Mundial del Comercio en Seattle o en las urnas francesas cuando los votantes rechazaron en mayo de 2005 el Tratado de la Constitución Europea.

Es una confrontación que en ocasiones se presenta como la que hace chocar los intereses de quienes impulsan y quienes se oponen al libre comercio internacional. Pero sin embargo tiene un trasfondo mucho mayor, más complejo. Es el reflejo de los esfuerzos espontáneos que hacen las mayorías populares para protegerse de los procesos de dislocación social causados por la continua y creciente mercantilización de las sociedades modernas. Es decir, es el reflejo de aquella Gran Transformación de la que nos habló Karl Polanyi, en movimiento siempre permanente.

Desde hace semanas esta colisión secular se representa en un nuevo teatro, el Parlamento Europeo. Las fuertes presiones sociales en contra del Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (TTIP) fueron capaces de abrir una ruptura temporal en el seno del grupo socialista europeo y paralizar, el pasado 10 de junio, la votación del informe del TTIP. Pero esta semana se ha vuelto a retomar dicha votación.

Seguir leyendo…

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail:

Últimos comentarios