Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

Por qué la propuesta sobre los bancos del referéndum suizo es una pésima idea

Autor: Eduardo Garzón Espinosa

El Salto

Este 10 de junio los suizos están convocados a un referéndum en el que deben posicionarse sobre una propuesta relacionada con la actividad bancaria. Concretamente, se somete a votación arrebatar a los bancos comerciales la posibilidad de ofrecer créditos sin tener un respaldo absoluto en dinero oficial (que es el que crea el banco central), obligándolos por lo tanto a ser simples intermediarios (trasladando el dinero del ahorrador a la persona o empresa que quiere endeudarse). En román paladino: esta propuesta impediría que los bancos creasen dinero, dejando como único creador del dinero al banco central.

Para evaluar adecuadamente esta propuesta es importante entender cómo funciona la actual operativa de los bancos cuando dan préstamos. Al contrario de lo que la mayoría de la gente piensa, los bancos no son simples intermediarios del dinero, sino que también son creadores del mismo. Muchos creen erróneamente que cuando reciben un préstamo del banco ese dinero proviene de una persona o empresa. Pero no es así.

Cuando un banco concede un crédito a alguien lo único que hace es incrementar el saldo de su cuenta bancaria en la cantidad correspondiente. No saca el dinero de ningún sitio, sino que teclea las cifras que sean y punto (lo explica perfectamente el banco central del Reino Unido). Crea “dinero bancario”, que no es otra cosa que una promesa de pagar “dinero oficial” (el dinero que crea el banco central). De esta forma, cuando la persona que ha recibido el crédito quiera pagar algo o quiera sacar una parte en monedas y billetes, el banco tendrá que convertir ese dinero bancario en dinero oficial.

Pero la clave es que la cantidad de transacciones bancarias son tan numerosas que, normalmente, los bancos necesitan muy poco dinero oficial para respaldar todo el dinero bancario que crean. De hecho, en la Eurozona la legislación permite que los bancos puedan crear 99 euros de dinero bancario por cada euro de dinero oficial que tengan. Para un desarrollo de todo esto sugiero leer aquíaquí.

Seguir leyendo…

Privatización de la banca en España

Autor: Antonio Sanchez Andres

La Paradoja de Kaldor

Recientemente han aparecido noticias sobre la continuación en la privatización de Bankia, asunto que pone sobre la mesa, una vez más, la conveniencia de reflexionar sobre el papel del Estado en el sector bancario. Diversas aportaciones se han realizado sobre este polémico aspecto de la política económica. A favor de una banca pública activa se ha argumentado que facilitaría la circulación del crédito en la economía, en especial en periodos de crisis, que constituiría un instrumento singular de apoyo a las pequeñas y medianas empresas, que permitiría una mayor aproximación a la población ajustándose a sus necesidades en un periodo de reestructuración bancaria tan fuerte como el actual o sería un vector esencial en evitar la exclusión financiera de importantes segmentos de gente con ingresos reducidos. Por supuesto, los contrarios a este tipo de política responden que estas consideraciones son falaces y que la banca pública no añadiría ningún valor añadido al papel desempeñado por la privada, además de que el ámbito económico se vería entorpecido por las intervenciones unilaterales políticas. En este trabajo se pretenden aportar algunas reflexiones complementarias acerca de la relevancia de mantener algún banco importante como público y se excluyen consideraciones acerca de la nacionalización de toda la banca. En parte, en estas reflexiones se encuentra subyacente la limitada competencia que existe en el sector bancario, cuando existe, que se ha acentuado en España con la crisis económica y sobre la que pasan sigilosamente los adversarios al mantenimiento de la banca pública.

La cuestión importante en nuestras circunstancias actuales se refiere a las razones que argumentan el mantener una banca pública con un visible peso en el sector financiero y, en este caso, remite hacia una reconsideración acerca del control estatal sobre Bankia. Los ámbitos estratégicos de discusión se concentran en la fiabilidad y la volatilidad del sistema financiero (bancario) español. En concreto, la consideración es qué ocurre, a corto y medio plazo, con la estabilidad del sistema financiero y, a largo plazo, con el riesgo sistémico. No obstante, ambos problemas se encuentran relacionados.

Respecto al primero, los bancos como empresas privadas buscan la obtención de beneficios y maximizarlos. En el ámbito financiero, estas remuneraciones son mayores cuanto más elevado es el riesgo. En este sentido, cabe destacar la innovación financiera orientada hacia la creación de nuevos productos financieros que se organicen (estructuren) de manera opaca integrando productos de diversa naturaleza o aquellos orientados a clientes que no pueden responder por ellos. Estos han sido causas directas de la crisis financiera de 2008. A partir de ese momento, se frenaron las mencionadas innovaciones financieras, pero diez años después ya se han comenzado a generar productos financieros cada vez portadores de mayor riesgo. En concreto, ya se han lanzado productos financieros estructurados que cada vez son más similares a los emitidos antes de la crisis o se ha iniciado la concesión de préstamos hipotecarios por el 100 por cien de los valores de referencia. En ciertos casos, estas conductas salen a la luz, pero en otros casos quedan ocultas. El problema es que, alejándose de los problemas de 2008 y con la opción de aumentar los beneficios bancarios, esa innovación financiera de creciente riesgo ya se está acelerando. El resultado es que se están creando las bases, y cada vez más sólidas, para una nueva crisis financiera y económica.

Seguir leyendo…

Puertas giratorias en el Banco de España

Autor: Alberto Garzon Espinosa

Pijus Economicus

El BBVA ha anunciado que en los próximos días contratará como consejero a Jaime Caruana. Se trata de otra puerta giratoria. Caruana fue gobernador del Banco de España entre 2000 y 2006 y, aunque cobraba casi 200.000 euros al año por hacer su trabajo, fue incapaz de ver venir la crisis en nuestro país. Lo que sí ha visto muy bien es cómo cobrar ahora de una entidad a la que él tenía que vigilar. No es ni de lejos el único caso. La Asociación Española de Banca, el gran lobby bancario, tiene actualmente como presidente a José María Roldán, quien fue director general de regulación del Banco de España entre 2000 y 2013. Años que también cubren la crisis. Cuando se lo eché en cara recientemente en el Congreso, ni le importó. Para ellos no es un problema, pero para nosotros sí. Como dice Eduardo Garzón, ¿no es sospechoso que un árbitro que ha pitado todos los partidos a un equipo de fútbol, y quién sabe con qué favoritismo, pase a ser el entrenador millonario de dicho equipo?

Caídas en los mercados: ¿ligero resfriado o enfermedad terminal?

Autor: Isidro López

Es pronto para valorar si este estallido va a sacar a relucir todas las debilidades del modelo de acumulación financiera de los últimos años, pero si no es este, será el siguiente.

Sao Paulo Bolsa

Las caídas de la bolsa de Wall Street de anoche, que muy posiblemente se van a repetir hoy, seguidas de las réplicas en las bolsas de Asia y Europa, están haciendo pedazos lo que hasta ayer era un panorama de placidez autocomplaciente en el que los políticos y financieros de todo el mundo no han parado de congratularse de algo a lo que han decidido llamar “recuperación económica”. No podemos sino estar de acuerdo en que llamarlo “intervención masiva y constante de los bancos centrales para evitar una nueva recesión” resultaba menos sexy. Pero mucho nos tememos que esto es lo que ha sucedido en realidad.

Aún es pronto para valorar si este estallido va a sacar a relucir todas las debilidades del modelo de acumulación financiera de los últimos años, pero desde luego hay motivos para pensar que si no es este estallido será el siguiente el que haga saltar las endebles costuras de nuestro actual modelo económico y social.

Durante los últimos cuatro años, los bancos centrales de todos los países capitalistas han acometido unas políticas de expansión monetaria —han abierto el grifo del dinero— para inundar de liquidez a los mercados financieros y generar un ciclo de rentabilidad que, sobre todo en el caso de Europa, alejase temporalmente a los agentes financieros de la presión sobre los bonos de deuda pública de los países del sur y los acercase a las operaciones con acciones y bonos privados.

Una política de tipos de interés cercanos a cero ha apuntalado esta riada de dinero hacia los mercados financieros. Pero los problemas han persistido en otro lugar: la producción. Toda esta arquitectura financiera para salvar a los mercados de sí mismos se ha encontrado con las mismas dificultades con las que se ha venido topando desde hace dos décadas, los ciclos productivos tienen gigantescos problemas de rentabilidad que no hacen sino agravarse con las políticas de contención y ataque a los salarios en prácticamente todo el mundo.

Seguir leyendo…

Fondo Monetario Europeo: ¿cortafuegos de la crisis bancaria?

Autor: Daniel Albarracin

Viento Sur

La Unión Europea, tras varias conmociones económicas, geopolíticas e institucionales serias, cuyas consecuencias no se han cerrado, y tras un periodo de bloqueo y parálisis, puede estar pasando a una nueva fase de revisión de su modelo de gobernanza económica. La parálisis institucional de la UE podría estar desbloqueándose, limitadamente, en el capítulo referido a la capacidad financiera de las instituciones europeas, tras despejarse algunas incógnitas para lo que puede ser un Brexit blando y con la previsible formación de un gobierno conservador-SPD en Alemania.

La formación de gobiernos de extremo centro (Alí, Tariq; 2015), que representan, con nuevas formaciones o coaliciones, el núcleo compartido de la orientación política por los partidos neoliberales y socialiberales que han venido sustentando los regímenes políticos europeos de los últimos treinta años, en un escenario de amortiguación temporal de la crisis económica, podría conducir a la modificación de la arquitectura económica e institucional existente. Esta podría reorientar, entre otros capítulos de la gobernanza económica, los recursos de la Unión Europea, que hoy por hoy son exiguos en comparación con los que disponen los Estados miembros, irrisorios para cualquier política fiscal significativa, y que está, por ejemplo, muy por debajo del ya modesto, en términos relativos, presupuesto público de los EE UU, hacia una política más consistente en cuanto a la capacidad de exigir medidas de ajuste estructural. En aras de afianzar las políticas de disciplina fiscal, se promoverían medios –en cualquier caso, reducidos- para la estabilización del sistema financiero que pudiesen paliar una venidera crisis bancaria. Se redirigirían viejos programas de inversión, estructurales y sociales haciendo posible una limitada actuación anticíclica en países que sufran crisis, siempre y cuando hayan acatado las reformas neoliberales en su estructura económica, presupuestaria y de gasto.

Se ha producido un debate entre las élites europeas, circunscrito a la dimensión institucional, sobre las causas de la endeble estructura y dinámica económica, que ha acompañado algunas discusiones políticas existenciales del proyecto de la UE. Mientras que la agenda neoliberal, en sus diferentes formatos, achaca la crisis a la indisciplina presupuestaria y la ausencia de reformas estructurales en países menos competitivos, hay otros que atribuyen los problemas a la crisis de inversión, la hipertrofia financiera, o la desigualdad. Independientemente del diagnóstico o la perspectiva, todos partían de que una nueva crisis financiera puede poner en tela de juicio la Eurozona, y una crisis bancaria podría desencadenar una nueva y más profunda recesión. Los que son favorables a la arquitectura vigente del Sistema Euro (Husson, M.; 2012), tanto los neoliberales del extremo centro como los ordoliberales alemanes, toman la iniciativa para tratar de consolidarla, para que la UE no se desarticule y siga sirviendo a las oligarquías financieras y las corporaciones transnacionales europeas.

Seguir leyendo…

Bankia, pública

Autor: Carlos Sanchez Mato

Público.es

“Continuaremos la privatización de Bankia cuanto antes”, ha manifestado el Ministro de Economía Luis de Guindos en referencia a la reanudación de la desinversión de la entidad por parte del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), entidad propietaria del 67,2% del capital. El Gobierno se sube encantado a la línea marcada por el Fondo Monetario Internacional que muestra especial interés por acelerar la salida del sector público de Bankia.

Parece necesario recordar que fue el Gobierno presidido por el señor Rajoy el que nacionalizó BFA-Bankia en mayo de 2012 para evitar que quebrara y, tras salvarla con una enorme cantidad de dinero público, comenzó a privatizarla. De hecho, el Fondo de Reestructuración Bancaria ya enajenó el 7,5% de Bankia entre inversores institucionales por un importe de 1.300 millones de euros en febrero de 2014. Su intención es seguir desprendiéndose del resto de las acciones  con la excusa de recuperar el dinero público empleado en evitar la desaparición de la entidad pero es imprescindible mirar detrás del velo para descubrir quién gana y quién pierde con la privatización de Bankia. Porque nacionalizarla ha costado 22.424 millones de euros pero las ayudas públicas que Bankia ha recibido y recibe son muy superiores. Además de ese capital inyectado en la entidad, no se pueden olvidar que hay otros instrumentos como avales, adquisición de activos por parte del Sareb (el “banco malo”), compra de títulos, créditos fiscales y préstamos del Banco Central Europeo (BCE).

Por eso no podemos permitir más trampas. La privatización no garantizará que el Estado recupere el dinero empleado en sanearla ni tampoco que se acaben las ayudas públicas, sino que éstas seguirán siendo imprescindibles para que la entidad sea rentable para sus accionistas. Tampoco se evitarán nuevos riesgos poniéndola en manos privadas, más bien todo lo contrario. ¿Y qué volverá a ocurrir si existe quebranto? Pues ya lo sabemos todos y todas. Que este recaerá sobre las espaldas del pueblo en forma de rescate de esos que “no costarán ni un euro” y que terminarán siendo abonados por la gente a través del presupuesto a costa de recortes en servicios públicos.

Seguir leyendo…

El oficio más poderoso de Europa

Autor: Eric Toussaint

El Salto

En los siglos XI-XIV, los banqueros venecianos financiaban las cruzadas y prestaban dinero a los poderosos de Europa, pero de una manera más hábil que la Orden de los Templarios. En Venecia, se apoderaron de la cabeza del Estado dándole la forma de república. Financiaron la transformación de Venecia, ciudad-Estado, en un verdadero imperio que comprendía Chipre, Eubea (Negrepont) y Creta. Adoptaron una estrategia imparable para enriquecerse y garantizar el reembolso de sus créditos: ellos endeudaron al Estado veneciano con sus propios bancos. Ellos mismo definieron los términos de los préstamos, ya que eran propietarios de los bancos y dirigentes del país. El Estado veneciano devolvió hasta la última moneda de aquella deuda.

Por otro lado, estos banqueros tuvieron la idea de crear títulos de la deuda pública que podían circular de un banco a otro. Los mercados financieros comenzaban a ponerse en pie. Este tipo de préstamo es el precursor del sistema de endeudamiento de los países tal y como se conoce hoy. Siete siglos más tarde, los banqueros de Europa, igual que sus predecesores venecianos o genoveses, no tienen por qué sentirse inquietos ante los gobiernos actuales.

Los Estados actuales, y el protoestado de la Unión Europea, son quizás más complejos y sofisticados que las repúblicas de Venecia (o de Génova) de los siglos XIII al XVI, pero son con igual crudeza los órganos de ejercicio del poder de la clase dominante, el 1% opuesto al 99%. Mario Draghi, antiguo responsable de Goldman Sachs en Europa, dirige el Banco Central Europeo. Los banqueros privados han colocado a sus representantes o a sus aliados en puestos clave en los gobiernos y las administraciones.

Seguir leyendo…

Los odiosos beneficios del BCE obtenidos a costa del pueblo griego

Autor: Eric Toussaint

El Salto

Mario Draghi acaba de reconocer que los bancos centrales de los países miembros de la zona euro obtuvieron 7.800 millones de euros de beneficios gracias a los títulos griegos. Títulos que el BCE compró durante los años 2010-2012 en el marco del programa SMP (Securities Markets Programme). A esas ganancias se agregan otras sumas, de las que el presidente del BCE no habla: los beneficios realizados por esos mismos bancos centrales en el marco de las compras denominadas «ANFA» (Agreement on Net Financial Assets).

También hay que añadir lo conseguido por los 14 países de la zona euro que concedieron préstamos bilaterales a Grecia, en 2010, con unos tipos de interés abusivos de cerca del 5%. Por ejemplo, Alemania logró más de 1.300 millones de beneficios gracias a su préstamo bilateral a Grecia. Por su parte, Francia no se quedó atrás. Sería necesario contabilizar también las economías realizadas por los países dominantes de la zona euro en la refinanciación de sus deudas públicas: la crisis que golpeó a Grecia y a otros países de la periferia produjo una fuga de prestamistas, quienes privilegiaron a los países más ricos de la zona euro, que, por consiguiente, consiguieron una rebaja en el coste de sus deudas. En el caso de Alemania, entre 2010 y 2015, las economías llegarían a los 100.000 millones de euros. Finalmente, el BCE compró en el marco del Quantitative easing (QE) títulos soberanos alemanes por 400.000 millones de euros, la mayoría de las veces con un rendimiento nulo o negativo. El BCE compró también títulos soberanos franceses por un monto un poco inferior. Estas adquisiciones de títulos alemanes y franceses no le reditúan nada, mientras que los títulos griegos que posee con un valor diez veces inferior le aportaron 7.800 millones de euros de beneficio. Cualquiera puede responder a la pregunta de a quién beneficia esa política del BCE.

La mecánica es implacable: todas las veces que una parte de los beneficios del BCE obtenidos de los títulos griegos se transfirió a Atenas, ese dinero fue inmediatamente repartido entre los acreedores para pagar la deuda. Hay que terminar con ese saqueo. Los beneficios del BCE obtenidos a costa del pueblo griego deben ser devueltos a Grecia y utilizados, íntegramente, en gastos sociales para remediar los dramáticos efectos de las políticas dictadas por la Troika y lograr el relanzamiento del empleo. La deuda reclamada a Grecia debe ser anulada ya que es ilegítima, odiosa, ilegal e insostenible. Es lo que demostró la Comisión para la verdad sobre la deuda griega instaurada por la presidenta del Parlamento griego en 2015. El memorando en curso debe ser derogado.

Seguir leyendo…

La gran estafa del rescate a la banca

Autor: Eduardo Garzón Espinosa

La Marea

El Banco de España ha publicado esta semana su informe anual en el que estima el coste de las ayudas públicas a la banca. Este documento, con datos correspondientes al 31 de diciembre de 2016, eleva las ayudas en forma de capital otorgadas por el FROB (organismo del Estado) a 54.353 millones de euros, de los cuales solo se han recuperado 3.873 millones, lo que supone el 7,1%. Para que nos hagamos una idea de esta cantidad, desde 2010 hasta 2015 se han recortado 78.000 millones de euros en educación, sanidad, vivienda, desempleo, cultura e investigación.

La institución estima que se espera recuperar un total de 14.275 millones de euros. Sin embargo, hace apenas un año, el FROB fijaba esta cifra en 16.000 millones, lo que demuestra que las expectativas son aún peores, y no sabemos cuánto más pueden empeorar. Tampoco debemos olvidar que las ayudas a la banca no solo han tenido la forma de capital, por lo que el dinero público comprometido ha sido muy superior al de las cantidades citadas.

De hecho, recientemente el Tribunal de Cuentas cuantificó el volumen total de dinero público que hemos comprometido todos los ciudadanos: 251.563 millones de euros, una cantidad astronómica equivalente a la cuarta parte de lo que genera la economía española en un año. Esta cantidad incluye no solo las aportaciones de capital (dinero entregado a la banca con la intención de que sea permanente), sino también los avales (respaldo de lo público en caso de que las cosas se le pongan feas a la banca), garantías por la compra de entidades y determinados créditos extraordinarios en algunos procesos de reestructuración. Si bien parte de ese dinero ha sido devuelto y no supondrá pérdidas, llama la atención que ninguna otra empresa privada haya recibido un trato similar.

Seguir leyendo…

La banca pública que no existe en Europa

Autor: Bruno Estrada Lopez

eldiario.es

Recientemente el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, el presidente de la patronal bancaria AEB, José María Roldán, e incluso el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri se han mostrado contrarios a la creación de una banca pública en España. “La experiencia es mala. Puede existir alguno que funcione bien, pero no es probable”, afirmó Linde. “No conozco ningún banco público que sea sostenible en el tiempo”, dijo el ejecutivo vizcaíno.

Causa estupor que algunas de las personas que en nuestro país más deberían saber sobre el sistema bancario sean unos absolutos legos en lo que sucede en otros países europeos. ¿O tal vez sea que las orejeras ideológicas no les permiten percibir toda la realidad?

El propio Banco Mundial reconoce en su informe Repensando el papel del Estado en las finanzas: “El positivo papel que han jugado los bancos públicos de varios países durante la crisis financiera para mantener el flujo de crédito (…) compensando parcialmente la reducción del crédito ofrecido por los bancos privados”, así como: “La evidencia del papel contracíclico que han jugado varios bancos públicos durante la crisis”.

Seguir leyendo…

La cortesía no está reñida con la discrepancia

Autor: Alberto Montero Soler

Diario Sur

Este lunes hemos tenido la oportunidad de escuchar en Málaga al ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, hablar sobre su visión de la situación actual de la economía española.

Como siempre, escuchar a este ministro resulta de singular interés, tanto por lo que dice como por lo que no dice o por los balones que echa fuera llegado el momento, como ocurre con el tema de la liquidación del Banco Popular.

En cualquier caso, al terminar la intervención y a instancias de un pregunta desde el público, el ministro se refirió a mi persona y resaltó que en ocasiones estamos de acuerdo y que, es más, incluso podría llegar a apoyar algunas de sus propuestas.

No seré yo quien diga que no. Más que nada porque no me caracterizo por sostener posiciones dogmáticas sin fundamento y pudiera darse esa situación. De hecho, ésta ocurrió, aunque en sentido inverso, cuando el grupo parlamentario del Partido Popular votó a favor de una proposición no de ley que llevé en el pleno para promover la creación de una cuenta bancaria básica que permitiera luchar contra la exclusión financiera. En esa ocasión fue el ministro De Guindos, a través del grupo parlamentario popular, el que nos apoyó. Así que nada es descartable.

Sin embargo, no quisiera dejar de pasar la ocasión para aclarar un par de cuestiones.

Seguir leyendo…

Algunas lecciones de la crisis financiera

Autor: Nacho Álvarez Peralta

El Confidencial

Recientemente el Banco de España ha presentado su ‘Informe sobre la crisis financiera y bancaria en España’, haciendo balance del impacto de la crisis en nuestro sistema financiero. El informe condensa algunas enseñanzas significativas, pero también olvida otras muy relevantes. Entre las lecciones que olvida el regulador, y que convendría tener presentes para el futuro y para las decisiones de política económica que están por tomar, conviene destacar cinco:

Primera lección: una década después de la quiebra del Northern Rock, la crisis aún no ha terminado, como demuestra el reciente colapso del Banco Popular. La estrategia de ocultar y enmascarar los activos tóxicos en los balances bancarios ha prolongado innecesariamente la crisis.

Segunda lección: en contra de lo que sostiene el interesado discurso liberal, no han sido solo las cajas de ahorros las que han sufrido la crisis. De hecho, las cajas supuestamente más ‘politizadas’ (las tres vascas, BBK, Vital Kutxa y Kutxa, o la catalana La Caixa) han sobrellevado mucho mejor que otras las tensiones de este periodo, sin requerir ayudas públicas. La razón de la crisis radicó en la sobreexposición de las entidades —tanto públicas como privadas— al crédito inmobiliario, y no en su titularidad. Recordemos que el Banco Popular, en vísperas de su quiebra, acumulaba 36.000 millones de euros en activos inmobiliarios tóxicos.

Tercera lección: los mecanismos de supervisión financiera no funcionaron antes de la crisis, y tampoco lo han hecho ‘a posteriori’. El Banco Popular superó los test de estrés realizados por la Autoridad Bancaria Europea en 2014, lo que evidencia que los procedimientos de evaluación de activos no han mejorado. La laxitud de la regulación, la opacidad y en muchas ocasiones el fraude continúan siendo la tónica en nuestro sistema financiero. Nadie podrá sorprenderse por tanto de los futuros episodios de inestabilidad financiera que estén por venir.

Seguir leyendo…

Las preguntas sin respuesta en la quiebra del Banco Popular

Autor: Josep Vendrell, Daniel Munevar y Sergi Cutillas

ctxt.es

Los responsables políticos, los supervisores y los agentes privados que participaron en el proceso de liquidación de la entidad deben responder a una serie de cuestiones para disipar las sospechas de una bancarrota fraudulenta.

1. La noche del 6 de junio el Banco Popular, una de las entidades financieras más antiguas del Estado fue vendida por un euro al Banco Santander después de dos semanas de desgaste en los mercados bursátiles y de huidas de depósitos que acabaron con su liquidez.

2. La caída del Popular y venta a su competidor el Santander está llena de aspectos extraordinarios que nos dejan muchas preguntas sin resolver.

3. El primero es que es difícil comprender cómo un banco que pasó los test de estrés de la Asociación Bancario Europea publicados en julio de 2016 con bastante comodidad con un ratio de capital CET1 del 13,1% y un ratio CET1 en escenario adverso del 7,01% (cabe recordar que el mínimo requerido es del 4,5%) pudo sufrir tal desgaste en los mercados los últimos doce meses. Además de superar estas pruebas, el banco llevó a cabo una ampliación de capital en mayo de 2016 de 2.500 millones de euros.

4. Sin embargo a pesar de estos resultados en el segundo semestre del mismo año empezaron a surgir rumores de que el banco no iba bien y que quizás debía ser vendido. Su entonces presidente, Ángel Ron, afirmaba por activa y por pasiva –y continúa haciéndolo– que el banco era solvente y fue solvente hasta el día de su liquidación y que estos rumores, según él surgidos del mismo consejo, eran malintencionados e interesados (ABC, 11/06). Afirmaciones en este mismo sentido fueron hechas por el Gobernador del Banco de España Linde hace pocos días (El Confidencial, 20/6). Esos rumores hicieron que el valor de la acción iniciara una tendencia bajista en bolsa. En diciembre del mismo año Ron fue destituido.

Seguir leyendo…

Lecciones y riesgos de la crisis del Banco Popular

Autor: Alberto Montero Soler

eldiario.es

Al Banco de España le acaban de arruinar la presentación de su informe sobre la crisis financiera; un informe en el que afirma que la crisis concluyó en 2014, en una especie de invocación con pretensiones taumatúrgicas para que el poder de las palabras se imponga sobre la realidad de los balances.

Y es que la compra a precio de derribo del Banco Popular por parte del Banco de Santander viene a demostrar que el sistema bancario español sigue teniendo muertos vivientes bajo las alfombras y que, en tanto los balances bancarios sigan preñados de activos inmobiliarios tóxicos y el coste final del rescate para los contribuyentes no sea precisado, no podrá certificarse el final de la crisis financiera y bancaria. Máxime cuando las ayudas públicas no sólo han servido para sanear instituciones bancarias a costa del erario público sino también para camuflar las delicadas condiciones de algunas entidades a las que se les ha suministrado respiración asistida por la vía de créditos fiscales que, como en el caso del Banco Popular, han servido para permitirle superar varios test de estrés sin que saltara ninguna alarma.

En cualquier caso, la liquidación del Banco Popular permite extraer otras conclusiones acerca de lo que ha ocurrido en este país durante la crisis y del relato que se ha construido de la misma.

Seguir leyendo…

El decreto acordado por el PP, PSOE y Ciudadanos sobre las cláusulas suelo es otra ayuda a la banca

Autor: Eduardo Garzón Espinosa y Gonzalo Boye

Artículo publicado en eldiario.es el 22 de enero de 2017

El pasado viernes 20 de enero el Gobierno aprobó, con la colaboración de PSOE y Ciudadanos, un real decreto para crear un procedimiento extrajudicial que permita agilizar la devolución del dinero que muchos bancos cobraron de más a los hipotecados afectados por las cláusulas suelo abusivas. Aunque el objetivo declarado es facilitar y acelerar la devolución de este dinero y reducir carga de trabajo a los tribunales, lo cierto es que esta medida beneficia claramente a los bancos al, de una parte, exonerarlos de pagar las costas judiciales que se derivarían de todos los litigios en los que perdieran (que serían casi todos) y, de otra, dejar en sus manos la determinación, extrajudicial, de si ha existido o no un cobro abusivo e indebido.

Como es sabido, el pasado 27 de diciembre el Tribunal de la Unión Europea dictaminó que los bancos españoles debían devolver todo el dinero cobrado indebidamente como aplicación de cláusulas suelo ilegales y abusivas. Unas cláusulas que permitían a los bancos cobrar más intereses de lo que les correspondería en un entorno de tipos de interés reducidos, sin que los hipotecados hubiesen sido convenientemente informados de ello. En definitiva, uno de los mayores fraudes a los consumidores que se ha realizado en nuestro país.

Sin embargo, la devolución de ese dinero cobrado indebidamente no es automática, sino que el afectado debe denunciar en los juzgados y ganar el caso (algo bastante sencillo porque ningún tribunal va a llevarle la contraria al Tribunal de la Unión Europea). Pero el Gobierno, en vez de aprobar un decreto para obligar a los bancos a devolver todo el dinero cobrado a través de este masivo engaño, lo ha hecho para librar a la banca de pagar las costas judiciales. Un Gobierno que legisla para proteger los intereses de la banca en vez de para proteger los derechos de los consumidores.

Seguir leyendo…

El BCE crea de la nada 1,1 billones para entregárselos a inversores financieros

Autor: Eduardo Garzón Espinosa

La Marea

1.155.461.239.000 euros. Ésa es la astronómica cantidad de dinero que ha creado el Banco Central Europeo (BCE) desde el 9 de marzo del año pasado a través de sus programas de compra de activospara intentar estimular el crédito, y con él la actividad económica y la inflación. Los últimos datos publicados revelan que el balance total de la institución monetaria supera los 1,6 billones de euros, lo que supone haber casi triplicado la cantidad que registraba hace año y medio.

En el gráfico se puede observar cómo, gracias a la citada escalada, esta nueva operación monetaria conforma la inmensa mayoría del balance del Eurosistema, a pesar de que hace tan sólo siete años ni siquiera existía. Entramos en un nuevo ciclo de política monetaria que nunca habíamos vivido.

captura-de-pantalla-2016-11-15-a-las-18-47-24

Seguir leyendo…

La Unión Europea insta a reprivatizar Bankia y BMN con celeridad

Autor: Eduardo Garzón Espinosa

Saque de Esquina

El Estado español rescató la quebrada Bankia en 2012. Para ello ha utilizado hasta la fecha 24.628 millones de dinero público (mucho más que su patrimonio actual) sólo en recapitalización, aunque otras estimaciones (como las de ATTAC) elevan estas ayudas públicas a unos 147.000 millones (¡casi un 15% del PIB! -el déficit público del Estado es del 5%-).

En 2014 el Estado vendió un 7,5% de Bankia, obteniendo solamente un 5% de todo lo que costó el rescate en recapitalización (y un 0,6% de todas las ayudas otorgadas). Ahora, la Unión Europea ha enviado un comunicado al gobierno español para que venda cuanto antes el resto de Bankia y también de Banco Mare Nostrum.

Seguir leyendo…

Sistema bancario español. El emperador está desnudo, ¿quién y cómo lo vestirá? @DaniloAlba1 en @FVientosur

Autor: Daniel Albarracin

Viento Sur

En las últimas décadas se nos había venido insistiendo en que el neoliberalismo consistía en una doctrina que idolatraba la eficiencia prácticamente automática del mercado. Se afirmaba que esta institución de intercambio facilitaba una asignación apropiada de los recursos, que era el canal mediante el cual era posible el crecimiento de la renta, la creación de empleo y de la riqueza de las naciones. Durante mucho tiempo, se nos aseguró que el capitalismo funcionaba gracias a la iniciativa innovadora y emprendedora (Schumpeter, 1942)/1, virtud sólo al alcance de capitanes de industria, que revigorizaba cada ciclo de negocio con su arrojo y asunción del riesgo, por lo cual recababan un merecido beneficio. En su defecto, la concentración de capital en grandes colosos transnacionales acumularía economías de escala y diversidad que promoverían el desarrollo. Primero desde focos de creación, después diseminando sus logros a todos aquellos que tomaran las mejores prácticas de eficiencia en términos competitivos (Rostow, 1963)/2. No queda más que un borrón en el texto de aquellas apelaciones a la competencia para permitir escoger a los mejores. Básicamente porque nadie se cree que la economía capitalista funcione así, ni pueda hacerlo. Ha quedado muy lejos la consideración de que el Estado era un monstruo que encorsetaba el margen de maniobra y la asignación apropiada que realizan las grandes corporaciones en un marco de economía de mercado.

Seguir leyendo…

En España la banca siempre gana @edugaresp

Autor: Eduardo Garzón Espinosa

Artículo publicado en El Jueves el 14 de septiembre de 2016

¿No os ha pasado nunca que le dais un cuantioso préstamo a un colega desesperado, sabedores de que lo más probable es que nunca os devuelva el dinero –porque su modo de vida es frenético y despilfarrador–, y que cuando reconoce que no va a poder pagar le perdonáis y le seguís tratando con cariño y amor como si no hubiese pasado nada? ¿No? A mí tampoco, pero esto es lo que les ha pasado a los gobiernos del PSOE y del PP con sus colegas de la banca. “Ostras, ¿y cómo es posible esto? ¿Están locos?”, preguntarán muchos. La respuesta sería positiva si el dinero prestado hubiese sido suyo, pero es que no ha sido el caso: los respectivos gobiernos prestaron y comprometieron dinero nuestro, de todos los contribuyentes. No el suyo, que tontos no son, claro, pues sabían que las probabilidades de ser devuelto eran nulas (aunque se paseasen –con más nariz que Pinocho– por las teles diciendo lo contrario).

Seguir leyendo…

El retorno del jedi oscuro: de bancos, recortes y Seguridad Social

Autor: Albert Recio Andreu

Mientras Tanto

I

La actividad económica se parece cada vez más a las grandes sagas cinematográficas: una trama que se repite una y otra vez con el único objetivo de sacarle el máximo negocio posible. Casi siempre las sucesivas entregas empeoran la inicial. Al final ya nos sabemos el tema de memoria. Pero si la saga nos ha enganchado somos incapaces de pasar de ella. Los grandes argumentos del mes son la enésima versión de una tesis que se puso en marcha en 2008. Vuelve el runrún sobre los problemas bancarios. Vuelven las llamadas a la austeridad, y reaparece con gran brillantez (si es que en algún momento se fue) el vistoso tema de la crisis de la Seguridad Social. Lo de salir de la crisis ya casi no lo dice ni Rajoy, quizás porque piensa que si vuelve a gobernar tendrá que empezar a adoptar un papel trágico para tratar de vendernos la nueva dosis de austerocracia. Seguir leyendo…

MANIFIESTO: ¿Qué podemos hacer con los bancos? Medidas inmediatas para ir hacia la socialización de la banca

Autor: Daniel Albarracin

Otra Mirada Social y Económica es Posible

Nueve años después del comienzo de la crisis financiera es el momento de volver a hablar sobre los compromisos que adquirieron en aquella época los banqueros, financieros, partidos del régimen y los organismos de control. Estos cuatro actores, fracasaron en cuanto a las promesas de moralizar el sistema bancario y garantizar la función crediticia. Bien al contrario, estos profundizaron en iniciativas a favor de sus intereses, perjudiciales para la sociedad. En varios países, entre ellos el Estado Español, se usaron de forma arbitraria recursos públicos, tanto estatales como europeos, dañando gravemente las cuentas públicas, para rescatar a las entidades financieras, promocionar y subvencionar operaciones de concentración bancaria, facilitando la adquisición de las cajas de ahorros a bajo precio por parte de la gran banca, y dirigir todo el desarrollo económico y social al sostenimiento de los intereses bancarios privados. En toda Europa se taparon los agujeros de los balances bancarios y se prosiguió con la distribución desmedida de remuneraciones para aquellos que estaban al frente de los bancos privados. La última filtración de los “Papeles de Panamá” muestra además la bochornosa orgía de desviación y evasión fiscal a paraísos fiscales por parte de grandes fortunas, figuras políticas y grandes corporaciones.

Seguir leyendo…

A propósito de investiduras

Autor: Nacho Cazcarro

Los-grandes-titiriteros-de-la-corrupción INVESTIGACIÓN CTXT / LOS GRANDES TITIRITEROS DE LA CORRUPCIÓN (IV) De acuerdo, manda el IBEX… ¿Pero quién manda en el IBEX? La agenda oculta de la investidura se juega en las tres galaxias de poder que dominan hoy el índice bursátil: el PP en funciones, La Caixa y el fondo estadounidense Blackrock

RUBÉN JUSTE DE ANCOS

MADRID | 1 DE MARZO DE 2016 Seguir leyendo…

Por qué necesitamos una banca pública

Autor: Alberto Garzon Espinosa

El País

Durante los próximos meses nuestro país tendrá que enfrentar nuevos e importantes retos sociales, políticos, económicos y ecológicos. Por eso no parece que tenga mucho sentido que el debate actual, sobre la conformación de un nuevo Gobierno, esté girando en torno a abstracciones y riñas de poder en el seno de los partidos. El clásico quítate tú que me pongo yo. Al contrario, lo sensato es el planteamiento de propuestas concretas, programáticas, que ofrezcan una respuesta válida a todos esos retos. Y, sobre esas propuestas, el debate serio y honesto.

Uno de esos retos es el que afectará al sistema financiero español. Como es sabido, la reciente crisis financiera y la política de los últimos gobiernos han cambiado completamente el panorama del sector. Las cajas de ahorro se han transformado definitivamente en bancos —en un proceso en el que, no obstante, llevaban inmersas muchos años— y unas pocas entidades se han hecho con el control del mercado. Al mismo tiempo, la política de privatización de las ganancias y socialización de las pérdidas del Gobierno del PP ha permitido sanear los balances de muchas entidades e incluso nacionalizar de facto algunas de ellas. Sin embargo, la economía real no parece haberse beneficiado de todo ello y, en tanto el sistema financiero vive de la economía real —cosa que tiende a olvidarse demasiado a menudo—, han vuelto las tensiones al sector.

Seguir leyendo…

La banca privada como engranaje esencial y fuente de inestabilidad del sistema

Autor: Esteban Cruz Hidalgo

Blog de Econonuestra en Público.es

Una vez más en la historia, una crisis ha resquebrajado el muro de la sabiduría convencional. A la par que la crisis iba causando estragos y transformándose, diversos movimientos y organizaciones crecían y surgían atrayendo la atención de la sociedad, en busca de las alternativas que el discurso oficial les negaba. Tal inestabilidad se ha vinculado principalmente al aumento insostenible de la deuda privada, consecuencia de la desigualdad y de la creación de burbujas especulativas, motivos ambos ligados a un determinado régimen de acumulación del capital, comúnmente denominado como “financiarización”.

El diagnóstico sobre la realidad política y económica ha estado en general bien orientado, pero no se han conseguido plantear alternativas coherentes desde estos movimientos debido a la distancia que guardan con la realidad operativa de una Economía Monetaria de Producción.

Seguir leyendo…

Por qué las cajas de ahorros no eran banca pública y algunas consideraciones sobre el desastre

Autor: Gamera

Blog de Econonuestra en Público.es

Entre las muchas críticas que han recibido las cajas de ahorros encontramos una que es recurrente y que sencillamente está errada. Nos referimos a la crítica que toma a estas entidades como ejemplo de banca pública y apoyándose en ello concluyen su desastre. Normalmente tales argumentos vienen de tipos con una ideología neoliberal con ganas de meterse con lo público, otras simplemente el personal anda un poco despistado por lo confuso de la estructura de propiedad de las cajas y asiente ante la falacia. En el primer grupo encontramos al economista Daniel Lacalle, que hace poco comenzaba un artículo diciendo: “Es curioso como en un país donde hemos asistido al desastre de la banca pública, las cajas”, o a Albert Rivera que tras pasar varios años trabajando para La Caixa resulta que no sabía que era una entidad privada y debía pensar que era funcionario.

Seguir leyendo…

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail:

Últimos comentarios