Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

La pelea por la participación democrática en Barcelona y los límites de la democracia en el capitalismo

Autor: Albert Recio Andreu

Mientras Tanto

I

Las movilizaciones del 15-M están en la base del triunfo de la “nueva izquierda” en las elecciones municipales de 2015. Por nueva izquierda me refiero a las coaliciones que auparon al poder a Manuela Carmena, Ada Colau y el resto de alcaldes y alcaldesas municipalistas, hegemonizadas por el impulso de iniciativas y movimientos que partían de una visión diferente del de la izquierda tradicional (aunque ésta se sumó con bastante entusiasmo a estas coaliciones). Se trata de una izquierda que apela a cuestiones básicas como la igualdad, la democracia y el ecologismo sin ponerla en el contexto estructural en el que se ha situado la izquierda marxista. El 15-M fue ante todo una demanda de nuevas fórmulas de participación democrática, de promoción de nuevos modelos participativos basados más en el individuo que en la colectividad. Más en el yo que en el nosotros. Donde las redes de telecomunicaciones han sustituido a los viejos proyectos de democracia consejista por modelos de participación directa individual. Más acorde con la cultura individualista de los tiempos actuales, con el desprestigio de la experiencia soviética, con la ingenuidad con la que se abordó el nuevo cambio tecnológico. Y los nuevos Ayuntamientos surgidos del cambio se aprestaron a propiciar un modelo de gestión participativa, de promoción incluso de la coproducción de políticas.

Seguir leyendo…

La desgracia de ser afortunado

Autor: Alvaro Chueca Gomez

Blog de Econonuestra en Público.es

Petróleo (recurso estratégico por excelencia), diamantes, oro, plata, platino, cobalto, hierro, uranio, zinc, estaño, plomo, bauxita, cobre, madera, manganeso… recursos naturales todos ellos, pueden llevarnos a la idea preconcebida de que su propiedad traerá un elevado grado de desarrollo y nivel de vida para aquella sociedad que los posea, al menos siempre que se lleve a cabo una gestión correcta de ellos (véase el caso noruego con el petróleo, nacionalizado parcialmente -Statoil- y cuyos ingresos se destinan principalmente a mantener su Estado del Bienestar). Sin embargo, existen numerosos ejemplos de países con gran abundancia de recursos, cuya propiedad no les ha traído más que problemas como guerras e incluso golpes de Estado en los casos más extremos, hasta deforestación o elevados niveles de contaminación medioambiental en otras ocasiones.

Sirva como ejemplo la región del África subsahariana, donde pese a que se estima que allí se concentran alrededor del 20% de las reservas mundiales de uranio, 90% de cobalto, 40% de platino, 65% de manganeso y un 50% de oro y diamantes, los niveles de desarrollo humano siguen siendo de los más bajos del mundo. De hecho, de los 54 países que conforman el continente africano, 23 se encuentran entre los 26 países con menor Índice de Desarrollo Humano, aunque haya alguno como la República Democrática del Congo que posee en torno al 80% de las reservas mundiales del coltán, el mineral con el que se producen tabletas, móviles, ordenadores… y que se extrae en unas condiciones deplorables, de manera ilegal, recurriendo en numerosas ocasiones incluso a la explotación infantil, dada su mayor facilidad para acceder a las minas, ya que las entradas suelen ser muy reducidas. Un ejemplo de la dependencia mundial de este preciado mineral, es que Sony tuvo que retrasar el lanzamiento de la PlayStation 2 hasta la primavera del año 2000 por carecer de cantidades suficientes de coltán para su producción masiva.

El mapa de los recursos naturales en África. Fuente: Fogonazos.es

Seguir leyendo…

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail:

Últimos comentarios