Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

Capio y las empresas de capital inversión: La especulación ha llegado a la sanidad madrileña

Autor: CAS Madrid

Categoría: Finanzas, Mundial, Sanidad

Etiquetas:

ICEA

El objetivo de este artículo es esclarecer, en lo que podamos, el origen y funcionamiento de las empresas de capital inversión que están detrás de la ofensiva de Capio sobre la sanidad pública madrileña. Comencemos por la historia de las empresas implicadas.

Capio es una multinacional de origen sueco proveedora de servicios sanitarios y de diagnóstico para usuarios públicos y privados en diferentes países de la UE. Fundada en 1994, toma su nombre actual en el año 2000. En el año 2005 compra IDC (Ibérica de Diagnóstico y Cirugía) a la entidad CVC Capital Partners convirtiéndose en el mayor proveedor de servicios sanitarios privados de España. En el año 2006 es adquirida por las entidades de capital inversión Apax Partners Worlwide LLP, Nordic Capital Fund VI y Apax France. En 2007 adquiere Unilabs. En 2008 se divide en dos entidades: Capio Healthcare dedicada a servicios sanitarios y Unilabs (a la que se une la división Capio Diagnostics) centrada en servicios radiológicos y de laboratorio. Finalmente, en 2011 Capio Helathcare (Capio Sanidad) es adquirida por otra entidad de capital inversión, CVC Capital Partners.

Por otra parte, CVC (Citicorp Venture Capital) nace como brazo de inversión de la compañía de servicios financieros Citicorp (ahora Citigroup) en 1968. CVC Capital Partners nace en 1981 como la rama europea de dicho brazo de inversión. En 1993 se separa de Citicorp, aunque en realidad se trata de una estrategia de Citicorp para eludir la regulación bancaria en EE.UU, ya que Citicorp asegura a CVC financiación a perpetuidad a dicha compañía. En el 2000 la compañía se extiende a Asia con CVC Capital Partners Asia Fund I. En Europa CVC Capital Partners ha invertido en diferentes sectores: Formula One Group, Cortefiel, Abertis, Zena Group, Colomer Group, etc.

Su entrada en el sector sanitario español no es nueva, ya había invertido en el grupo sanitario IDC (Ibérica de Diagnóstico y Cirugía) en 1998 que luego vendió a Capio en 2005, y que ahora ha vuelto ha comprar al adquirir Capio en 2011 por 900 millones de euros.

¿Qué son las entidades de capital inversión (Private Equity Firms)?

Son empresas que invierten dinero de terceros en la compra-venta de empresas que no cotizan en bolsa. Las compran, reducen gastos al máximo, sin importar las consecuencias sociales que tenga esto, y en la cresta de la ola las venden. Ello a costa de disminuir costes fijos, en resumen, reducir personal, para sanear las cuentas,  funcione  o no la empresa posteriormente. Otro punto importante es que estas entidades no sólo invierten el dinero de sus inversores, sino que utilizan créditos bancarios en una relación inversión propia/crédito tal que normalmente es el banco el que más dinero  aporta (60-90%) a la operación, a esta relación se la denomina apalancamiento.

A mayor apalancamiento (a mayor porcentaje de dinero tomado prestado del banco) mayor beneficio para la entidad inversora, pero mayor riesgo de quiebra para la empresa.

Por poner unos ejemplos de quiebras producidas por Apax Partners citaremos Panrico o la empresa de recursos eléctricos Electro stocks.

En el primer caso los bancos acreedores se hicieron con la empresa en 2010, y la vendieron a otra empresa de capital inversión, con los consiguientes ERE´s y el descuartizamiento de las partes mas rentables de la empresa.

En el segundo caso la banca, liderada por ING, capitalizó parte de la deuda y tomó el 25% de la sociedad catalana.

En resumen, es un chollo de negocio: con poca inversión, con escasa regulación (mucho menor que la bolsa o los bancos de inversión) se obtienen pingües beneficios con un crédito bancario a bajo interés, ¡y con ayudas fiscales por parte del Estado!. El problema viene en que al tratarse de un mercado especulativo similar al inmobiliario es muy inestable y pequeños cambios económicos pueden hacer que se rompa la cadena de compra-venta de empresas, y es entonces cuando vienen las desgracias que hemos comentado anteriormente (ERE´s, cierre de empresas, etc), solo que en el ámbito de la Sanidad Pública esto no es posible porque Papá Estado saldrá a su rescate, eso si, con dinero público (por lo tanto doble chollo).

Las entidades de capital inversión en la sanidad madrileña

Centrémonos ahora en la actividad de estos “piratas” en nuestro medio. La Fundación Jiménez Díaz, al igual que el resto de IDC, fue primero de CVC Capital Partners, luego de Apax Partners y ahora otra vez de CVC Capital Partners. Este toma y daca es una estafa que terminamos pagando todos, ya que los beneficios que obtienen con la compra-venta vienen de “sisar” de los impuestos de los contribuyentes. También se comprende que estas entidades además de jugar sucio, comprometen peligrosamente la estabilidad financiera del sistema sanitario recurriendo excesivamente a la financiación bancaria (alto grado de apalancamiento).

Por ejemplo, CVC CP compró Capio a Apax Partners por 300 millones de euros de capital propio más 600 millones de euros que adeuda a los bancos. Y nos preguntamos ¿quién rescatará los centros de Capio si no pueden pagar los intereses a los bancos?

¿Por qué jugar a estos malabarismos, cuando el Estado podría hacer lo mismo y probablemente con menos consecuencias para la ciudadanía y los trabajadores sanitarios?. Todo adquiere sentido cuando se mira globalmente: la ley 15/97 que permite la privatización de centros sanitarios; el Acuerdo de Actividad Económica (EPA) Cariforum-UE que lo promueve; y ahora la reforma del artículo 135 de la Constitución que limita al endeudamiento público. Todo un conjunto de reformas que buscan la privatización de la sanidad pública (y en el futuro del resto de servicios públicos) impidiendo otras formas de financiación.

También hay que destacar que esto no sería posible sin la trabazón de los Capitalistas financieros con los gestores políticos del Capitalismo (los políticos) que han aprobado las leyes que permiten este mercadeo. Por poner unos  ejemplos: Manuel Lamela, exconsejero de sanidad de la CAM (dirige Madrid Medical Destination que tiene como asociado a Capio sanidad), Ignacio López de Hierro marido de Maria Dolores de Cospedal (Gestor de Hospitales con contactos en Capio), José Ignacio Echaniz, ex diputado del PP (su hermana es subdirectora de investigación de Capio Sanidad).

Las conexiones en el exterior

En primer lugar es importante recordar que tanto Apax Partners como CVC Capital Partners fueron en su tiempo entidades de capital riesgo (Venture Capital firms). Este tipo de empresas crearon un burbuja financiera que tuvo consecuencias desastrosas sobre la economía mundial en el 2000 (la burbuja de las punto com), esperemos que la historia no se repita.

Tampoco hay que olvidar que aunque estas empresas han creado verdaderos oligarcas entre sus altos directivos a base de forrarlos de dinero (como Javier de Jaime Director Gerente de CVC o Víctor Madera Presidente de Capio sanidad) el dinero no parece provenir de la península. Como se describe más arriba CVC Capital Partners es una tapadera de Citigroup. Citigroup, una de las mayores multinacionales de servicios financieros del mundo, es una gran conocedora de mundo sanitario, de hecho era propietaria de HealthSouth, una de las proveedoras de servicios de rehabilitación y cirugía sin ingreso más grande de los USA, y que incurrió en un fraude de 2700 millones de dólares en 2003.

También ha extendido sus negocios a Australia, a través de su filial secreta CVC Asia Pacific compró y vendió el proveedor de servicios sanitarios Mayne Health (ahora Affinity Healthcare) obteniendo cuantiosos beneficios. Sin embargo, no todos los negocios de Citigroup-CVC son tan conocidos. Para empezar, el tener sede en un paraíso fiscal como Liechtenstein, indica que algo quieren ocultar (tal vez, ¿Lavado de dinero?).

Además, sus principales inversores tampoco parecen muy legales. La Corporación del Gobierno de Singapur, una de las principales accionistas, es conocida como un centro de lavado de dinero y según algunos periodistas el dinero que invierte proviene del trafico de drogas en Myanmar. El Príncipe Alwaleed bin Talal (que llegó a poseer el 15% de Citigroup), es el 29º hombre más rico del mundo, aunque su fortuna es de origen desconocido (¡que raro!, un Príncipe Saudí sin petróleo). En sus inicios estuvo relacionado con el Grupo Carlyle (grupo de inversión que controla la política exterior de EE.UU, sobretodo en cuanto a guerras se refiere), y se dice subvenciona grupos armados en Oriente Medio.

Además, fue acusado de violación a una española (el caso fue sobreseído por nuestra justicia), al parecer, también era socio de Urdangarin en una trama inmobiliaria en el norte de África.

En resumen, el Capitalismo financiero internacional y nacional está buscando nuevas burbujas financieras, y ahora le ha tocado el turno a la sanidad. Tal vez después vengan las pensiones, los servicios sociales, transportes, etc. Además,  Citigroup y sus inversores de dudosa legalidad están buscando nuevos mercados tras el descalabro y posterior rescate financiero que sufrió en 2008, y la sanidad española parece un buen mercado para lavar su dinero.

Share and Enjoy:
  • Print
  • email
  • Twitter
  • Meneame
  • RSS
  • PDF

Leave a Reply

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail:

Últimos comentarios