Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

FMI: Bienaventurados los pobres porque vuestro es el Reino de España

Autor: Gamera

Categoría: Finanzas, Ideología, Mundial, Poder

Etiquetas:

Blog de Econonuestra en Publico.es

A la cúpula del Banco de España se le añade otra institución de más bajo contenido democrático (si cabe) pidiendo moderación salarial como medida para salir de la crisis. Da miedo que estas mentes privilegiadas abran un par de libros de Economía, Historia, la Biblia o lo que usen para hacer sus predicciones y lleguen a la conclusión de que mediante un sistema de la esclavitud se puede conseguir tener al 100% de la población ocupada. Esta institución está más que desacreditada para proponer medidas por muchas razones, sólo queremos enumerar las más evidentes y señalar su hipocresía cuando realizan una supuesta autocrítica de los recortes impuestos  en países como Grecia, para luego reincidir en el caso de España. Da igual cual sea el escenario: aumento del déficit, crisis bancaria, alta deuda externa, altas tasas de paro, pues la receta es siempre la misma y siempre contiene la medida comodín de “moderación” salarial y reformas regresivas para los derechos de los trabajadores, lo que no es ninguna propuesta técnica al margen de la ideología que gobierna en estas instituciones internacionales en estrecha relación con los gobernantes de los países que aplican estos recortes, sin cuestionarlos. Si tuviéramos que caracterizar al Fondo sin duda destacaríamos los siguientes rasgos de la institución:

Ideología disfrazada de cientifismo técnico. Estamos ante una institución internacional basada en unos principios de representatividad más propios de principios del siglo XIX donde el voto se reparte en función de la aportación económica (principalmente ejercido por varones blancos y conservadores). Esta institución está copada por la derecha más reaccionaria y desde esta postura ideológica sus recomendaciones están enfocadas a favorecer los intereses de una élite representada por los grandes patrimonios con intereses enfrentados a los de la mayor parte de la clase trabajadora.

Líderes de dudosa calidad moral e intelectual. No ya porque estemos ante millonarios que pregonan la austeridad para los demás, a eso ya nos ha acostumbrado el gobierno del Partido Popular, sino porque en su cúpula han desfilado personajes de la talla de Rodrigo Rato (Bankero profesional) o Dominique Strauss-Kahn (acosador profesional). Hasta la familia Borbón parece modélica con estas figuras. No debería dejar de sonrojar al señor Rato que cuando él fue presidente decidió integrar en los informes del Fondo el análisis del sector financiero y las vulnerabilidades de los balances bancarios y no tuviese la misma sensibilidad al riesgo cuando se hizo la fusión y salida a bolsa de Bankia.

Han fallado continuamente. Esta es una de las cuestiones más sangrantes de todo esto, basan su legitimidad para dar orientaciones políticas en una supuesta habilidad para predecir el futuro o leer la economía, pero tras una sofisticación espuria donde se atreven a predecir tasas de crecimiento con una precisión de decimales (que por supuesto fallan en más ocasiones de las que aciertan), recetas económicas que se apoyan en teorías de austeridad del tipo de las que un chico de 23 años desmontó al ver que se basaban en una tabla Excel con datos erróneos y recetas políticas que han terminado por hundir a Grecia y Portugal. Su propia oficina de evaluación “independiente” (cuyo director gerente es nombrado por la Junta del Fondo) escribía en 2011 que si el FMI fuese un gobierno probablemente se llevaría duras críticas por su falta de rigor, peleas internas, problemas de liderazgo o criterios arbitrarios.

Agenda de reformas. Nos gustaría defender una vez más que la solución para salir de la recesión no pasa por la austeridad y el empobrecimiento de la población a pesar de que esta vía sea la que el actual gobierno ha elegido sintonizando con las ideas afines de instituciones como el FMI. Los organismos internacionales no suelen recomendar dotar a la agencia tributaria de fondos y poderes necesarios para perseguir el fraude, eliminar los paraísos fiscales, aplicar condenas más duras para los casos de corrupción, redistribuir la riqueza a través de la política fiscal. En el FMI no se indignan por las andanzas de Rato, por la excarcelación de Blesa, porque el partido que gobierna en España está haciendo todo lo contrario de lo que dijeron en su programa político. Por las mismas razones tampoco se quitan el sueldo blindado, sus indemnizaciones multimillonarias y las pensiones vitalicias y no abogan para sus propios puestos de trabajo el despido libre.

Señora Lagarde, su informe está incompleto. Falta añadir que nos pongan grilletes, nos racionen la comida, la productividad se mida en latigazos y en los ratos libres durmamos en barracones.

Share and Enjoy:
  • Print
  • email
  • Twitter
  • Meneame
  • RSS
  • PDF

Leave a Reply

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail:

Últimos comentarios