Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

La huelga general; punto de inflexión

Autor: CONSEJO REDACCION ECCE

Categoría: Editorial

Etiquetas:

El estudio de la economía, y más concretamente de la evolución del capitalismo a través de la historia nos ha permitido aprender  acerca de su dinámica, sus tensiones  y de sus crisis.

Las grandes crisis mundiales experimentadas desde hace dos siglos, los ajustes estructurales continentales característicos desde los años 80 e incluso las continuas y tristes experiencias de deslocalizaciones industriales muestran que el difícil periodo en el que vivimos ahora no es simplemente una mala situación coyuntural. Al contrario, ratifica, una vez más, que las crisis, cada vez más frecuentes, globales y virulentas, son inherentes a los procesos de acumulación del sistema capitalista y presentan elementos en común las unas con las otras.

Algo que hemos podido analizar con claridad en gran parte de los periodos de crisis es el estado de la relación de fuerzas en la lucha entre el capital y trabajo (o entre el capital y el conjunto de la vida, como dicen las compañeras de economía feminista). Por una parte, la clase capitalista ha tenido muy clara su hoja de ruta en momentos como éste. Aliada a la clase política dirigente, la clase capitalista ha tratado de aprovechar las crisis para contrarrestar cualquier avance social, recortar derechos, salarios, alargar la jornada de trabajo y así recuperar la rentabilidad que le permite seguir el proceso de acumulación.

Los trabajadores, al contrario, han reaccionado de forma muy diversa. En ocasiones, las luchas de los movimientos sociales y sindicales contra  el yugo neoliberal han permitido, tras años de dura represión, el auge de aquellos al poder. Otras veces, el boicot a la producción a través de la huelga ha obligado a la clase capitalista a ceder ante las exigencias de los trabajadores. La crisis actual, hasta ahora, ha mostrado, en España y en general en Europa, una diferente forma de reaccionar de las clases populares: la de la pasividad, la desmovilización, las fracturas y disputas internas o incluso la de la condescendencia hacia el capital.

Frente a una clase dirigente que hasta el momento ha colado todos sus ‘ajustes’ como si de algo necesario se tratara, las organizaciones, movimientos y pesonas quetratamos de construir una alternativa no hemos sido capaces ni de presentar un discurso unido, crítico y entusiasta, ni de organizarnos para coordinar frentes en común.

A pesar de la tibieza inicial de los grandes sindicatos, la huelga del 29-S es el primer intento para responder de forma conjunta a las políticas económicas y sociales planteadas por la patronal, y ejecutadas “a rajatabla” por el Gobierno.  Por ello, desde el mundo de la Economía Crítica, así como desde los movimientos sociales, el apoyo a la huelga es indiscutible. Creemos, no obstante, que más que una meta, debe ser un primer paso para la activación social, la evaluación y corrección de errores, y la articulación de respuestas conjuntas.

Este proceso también lo debemos llevar al ámbito de las ciencias sociales y de la economía en concreto. Es paradójico que, cuando se creía en el fin del capitalismo más duro, en el auge de un nuevo desarrollo humano, o se vaticinaba la llegada de una economía con rostro humano, se hayan multiplicado los discursos que justifican todos los atropellos que en el contexto de la crisis se están cometiendo.

No es tarde sin embargo, para  llamar a la coordinación de los movimientos sociales que tratamos de crear discursos y prácticas alternativas.. El objetivo  no es otro que el de crear y expandir la difusión de mensajes que cuestionen la ortodoxia vendida por los grandes medios de información y nutrir así al restod e movimientos sociales con argumentos capaces de despertar conciencias y espíritus con ansias de cambio. Por ello, en estos tiempos de aluvión ideológico, cuando el discurso dominante se esfuerza por asumir una apariencia de neutralidad, cuando se hacen pasar por cuestiones técnicas e irremediables propuestas para salir de la crisis que en realidad tienen un semblante ideológico muy concreto, es más importante que nunca fundir teoría y praxis,acción y reflexión:

Para pasar a la acción tenemos en el 29-S una ocasión perfecta. La economía crítica, como el resto de movimientos sociales, debe dar prioridad al apoyo y a la promoción de esta convocatoria. Es el punto de partida para revertir la tendencia hacia la pasividad social, para que trabajadores y parados, inmigrantes, mujeres, jóvenes, jubiladas, minorías étnicas y otros sectores descontentos con la actual deriva política y económica, seamos capaces de impulsar movimientos sociales que se liberen del miedo a perder. Porque es una tarea ineludible recuperar la conciencia histórica de que sólo a través de la lucha colectiva se hace frente a las embestidas del capital y sus cortesanos contra el conjunto de la vida. Sus seres y ecosistemas gravemente amenazados merecen darse una nueva oleada de resistencias, una etapa para afianzar viejas y construir nuevas alternativas.

Por otro lado, la reflexión conjunta, rigurosa y difundida  sin complejos debe  nutrir la acción política y sindical. En un conflicto de múltiples frentes como el actual (el mediático, el ideológico, el político, el discursivo) la articulación y difusión de un discurso teórico contestatario y disconforme con el pensamiento dominante  -transversal al Gobierno, patronal, Banco de España, organizaciones internacionales y principales think tanks-  constituye la tarea fundamental para l@seconomistas crític@s. Hemos llegado a un punto en el que la economía crítica debe dejar de ser cosa de economistas que ya son crític@s.

En este contexto, la economía crítica debe plantearse un horizonte a corto y medio plazo con dos objetivos principales:

Por un lado, el impulso de iniciativas concretas de economía crítica que den una respuesta bien estructurada y solvente al discurso de la crisis como método de ajuste. Ante la urgencia de la crisis económica y la agenda de contrarreformas que ha impuesto el gobierno (reforma laboral, reforma financiera, de pensiones, etc), la economía crítica no puede seguir desaprovechando el potencial que ofrece la presencia descoordinada de numerosos profesores/as, investigadores/as, estudiantes y profesionales,descontent@s con la explicación ortodoxa y las recetas que l@s economistas convencionales están ofreciendo para salir de la crisis. Son muchos los lugares donde existe este potencial y en el contexto actual, obviar esta necesidad de colaboración sería una irresponsabilidad.  La experiencia positiva de algunas iniciativas locales no debe sino alentar la organización denuevas iniciativas allí donde todavía no existen.

El segundo objetivo, complementario y dinamizador del anterior, es la coordinación entre las iniciativas ya existentes. Afortunadamente, además de un gran potencial, existen experiencias enormemente valiosas y colectivos que vienen desde tiempo atrás desarrollando una gran labor en el seno de la economía crítica (Ver algunos ejemplos en este enlace). Desafortunadamente, sin embargo, el panorama de la economía crítica también se caracteriza por la fragmentación, por la falta de coordinación continuada, por la escasa retroalimentación entre iniciativas, por la ausencia de enseñanzas mutuas, y sobre todo, por la ausencia de una respuesta común – que no uniforme-, cuando las circunstancias más lo exigen.

Desde la revista Economía Críticay Crítica de la Economía creemos que nuestro diagnóstico es  compartido y por ello hacemos un llamamiento a los colectivos, grupos de estudio, profesores/as, investigadores/as, estudiantes, profesionales,  y demás gente interesada en la formación y difusión de un discurso crítico en economía, así como al resto de movimientos, para concretar en los próximos meses esta necesidad urgente de organización y coordinación. La realidad es que no estamos en condiciones de elegir.

Sin duda, un Encuentro unitario el próximo año sería un buen catalizador para afrontar los retos venidos y por venir. A esta  tarea nos encomendamos y os invitamos a participar con nosotr@sEsta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla .

Share and Enjoy:
  • Print
  • email
  • Twitter
  • Meneame
  • RSS
  • PDF

Leave a Reply

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail: