Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

Los enemigos de la democracia en cifras: Los gestores de fondos de inversión

Autor: Alejandro Quesada Solana

Categoría: Finanzas

Etiquetas: , , , ,

Introducción

Los “mercados” han supuesto una gran excusa para hacer retroceder a la ya de por sí pobre democracia a lo largo de toda Europa. Conceptos ligeramente abstractos como ajustes y flexibilización, son proclamados por los gobiernos occidentales como antídoto contra la elevación de la “prima de riesgo” (concepto también ligeramente técnico que la gran mayoría de la población desconoce).

En otras palabras: Sujetos abstractos y poco definidos (los mercados), obligan a los Estados (concepto abstracto que encierra en sí a un conjunto de personas bien definidas -los ciudadanos y ciudadanas-) a constreñir los derechos -fundamentalmente sociales- (a través del camelo abstracto del “ajuste estructural”) con el objetivo de calmar la sed devoradora de los especuladores financieros (escondidos tras su representación abstracta de la “prima de riesgo). Todo muy abstracto, como si no supiésemos muy bien de dónde viene y por qué la crisis y las soluciones que se intentan dar a esta. El problema, claro está, no reside en que no sepamos de dónde vienen los “ajustes” o las “lecciones” de economía. El problema está justamente en lo contrario: están identificados pero su misión es que no se los identifique, y por ello los medios de comunicación airean esas abstracciones (mercados). Esta crisis, las recetas que se están aplicando y las reacciones ante las medidas están muy bien identificadas; y precisamente ese es el objetivo del presente articulo: colaborar con la identificación de los “enemigos de la democracia”.

¿Democracia?

Hablar de “enemigos de la democracia” puede ser, para muchos, un juego de palabras peligroso. Se puede asumir, de nuestras palabras, que por democracia nos estamos refiriendo al sistema parlamentario liberal actual. Nada más lejos de la realidad. ¿Es esta -la actual democracia liberal- una verdadera democracia? Sin duda alguna, no.

Precisamente lo que aquí se pretende es poner de relieve que los ataques especuladores sobre los Estados e, indirectamente, sobre el sistema parlamentario no son un ataque contra el sistema sino un ataque contra la democracia.

Es, por ello, que nos parece acertado señalar a los gestores de fondos como enemigos de la democracia. Ellos -los poseedores, de facto, del capital-, junto con el conjunto de mercenarios políticos a sus órdenes, son, han sido y serán, los enemigos más directos de la democracia. Por tanto aquí, cuando se habla de democracia, no se está haciendo referencia al sistema liberal-burgués parlamentario ni a la prostitución que se ejerce sobre el término democracia en la actualidad. Nos referimos ni más ni menos a la democracia en sentido estricto: la voluntad de la mayoría.

Violencia económica

Cuando un hombre más fuerte golpea a otro con el ánimo de obtener un beneficio propio -o para evitar que el golpeado obtenga algún tipo de beneficio-, se ejerce la violencia. Prácticamente igual sucede cuando una institución internacional como el Fondo Monetario Internacional obliga a los países más débiles a devolver la deuda contraída en dólares teniendo que empobrecerse aún más a causa de la devaluación que su moneda suele enfrentar. La violencia, económica en este último caso, reside en la obligación impuesta de ceder soberanía simplemente por ser un “eslabón débil”.

En el caso de los mercados no estamos en un caso muy diferente. La dictadura del capital -a través de su chantaje económico- obliga a los estados y a la ciudadanía (verdadero exponente de la democracia) a ceder su soberanía aceptando retrocesos en materia de derechos.

El objetivo, en el caso del FMI es mantener el status quo, fortalecer el dólar y adquirir materias primas, gobiernos corruptos y esclavos modernos a precio de costo. El objetivo de los mercados es bien parecido: aumentar su rentabilidad, manejar a los gobiernos como títeres y, de nuevo e indirectamente, aumentar su rentabilidad a través de la disminución del coste de la ciudadanía (a nivel educativo, laboral, sanitario…).

La justificación de la violencia del hombre bruto reside en su fuerza respecto del hombre débil. La violencia económica reside precisamente en el mismo hecho: la fortaleza (en cantidad de dinero) de los mercados o del FMI respecto de los países.

Cesión de soberanía

No dedicaremos mucho tiempo en narrar los procesos privatizadores que España y el conjunto de los países de la zona euro acometieron durante la década de los 80 y los 90 -fundamentalmente- con el objetivo de adecuar el peso de su economía -es decir, de reducir la capacidad de intervención política sobre la economía- a las exigencias del tratado de Maastrich y, en definitiva, de los poderes económicos supranacionales.

Así, y para el caso español, la economía productiva deja de ser paulatinamente pública con las ventas de Repsol, Iberia, Telefónica o Endesa, por ejemplo. Pero no sólo la economía productiva deja de estar en manos del control político -y público, por tanto- sino que la economía financiera, esa sangre que bombea los procesos productivos, también pasan paulatinamente a quedar de forma exclusiva en manos privadas.

Así, Argentaria, por ejemplo, culmina en 1999 su venta al Banco Bilbao Vizcaya; suponiendo de facto el fin del control de la política sobre la economía, al menos en un plano nacional.

Una vez desarmado el Estado de capacidad para obrar en materia económica, queda completamente a merced del sector privado para prácticamente la realización de cualquier operación, tanto productiva como financiera. Así, la salida a lo keynesiano queda un poco lejos pues aquellos que privatizaron el país (PP y PSOE) difícilmente pondrán en marcha medidas que recuperen a precio de oro lo que vendieron por cuatro duros. El Estado, durante los años 80 y 90 preparó para sí la crisis de deuda que ahora se padece.

Los enemigos de la democracia

El problema de la deuda no es baladí. No es que la deuda sea excesiva, sino que simplemente, no hay quien la compre. Y no porque se dude de que tal o cual país pueda pagarla. No se compra porque forma parte del juego, tal y como el colega y camarada A. Garzón explica en “¿Qué son los mercados y la especulación financiera?”.

En dicho articulo Garzón pone el archiconocido ejemplo de Soros -remitiéndonos a otro articulo- donde comenta que Soros con unos 15.000 millones de libras esterlinas logró poner al Estado inglés contra las cuerdas. Soros era uno con 15.000 millones, imaginen a unas decenas miles de fondos -que, entregados a gestores de fondos se nos podrían quedar en apenas un puñado de miles de personas- controlando 119 billones de dólares, es decir, y cambiando las libras por dos dolares -para intentar incluir el efecto temporal de la inflación-, Soros hundió un país con un 0,025% del dinero gestionado a día de hoy por los fondos de inversión. La cosa se pone seria, ¿verdad?

En el siguiente gráfico vemos la distribución porcentual de dichos 119 billones de dólares en los diferentes tipos de fondos de inversión:

Como se comprueba, son los fondos de pensiones y los de los grandes patrimonios los que más dinero gestionan (más del 50% del total) sin embargo, el papel desestabilizador y voraz de los Hedge Funds son una variable significativa a tener en cuenta aunque supongan tan sólo un 1% del total.

Como decía, lo más destacado del asunto es que en unas pocas manos se concentran una buena parte del pastel. Así, un total de 10 instituciones financieras (en 2008) controlan aproximadamente un 15% del conjunto de fondos. Entre los “enemigos” identificamos a AXA, BlackRock, Deustche Bank, JP Morgan… y tantos otros que quedan fuera del Top10 pero que los siguen de cerca como Goldman Sachs, BNP Paribas o ING.

En concreto, el reparto de ese Top10 queda como sigue

También es significativo el hecho de que, por nacionalidades, la inmensa mayoría de los fondos convencionales (Pensiones, mutualistas y de seguros) esté controlado por EEUU. El 51% de estos fondos son americanos mientras que, seguido desde muy lejos, Reino Unido se coloca en segundo lugar con un 9%.

Retomemos de nuevo el ejemplo de Soros: Con 15.000 millones hundió al Banco de Inglaterra. ¿qué no se puede hacer con 119 billones de dólares?

Revolución y Dictadura. Conclusión

No hay margen para el error, ni tiempo para perder. La reestructuración de deuda, limpiando los despojos especulativos es la mejor garantía para la soberanía económica, política y social. Un país -un conjunto de ciudadanos y ciudadanas- no puede estar sometido, bajo ningún concepto, al chantaje constante de un grupo de personas cuya única misión es conseguir rentabilidad cueste lo que cueste.

Ante una dictadura como la que estamos viviendo, sólo se la puede sepultar con el paso firme del compromiso político, la organización y el camino unitario pero heterogéneo. Estudiantes que no tienen un futuro al atisbo, trabajadores y trabajadoras que pierden derechos, el puesto de trabajo o que se ven obligados a convertirse en aves de rapiña con sus compañeros y compañeras para no ser el próximo o próxima en estar en la calle, pequeños empresarios que no pueden hacer frente a las deudas que le animaron a contraer aquellos que ahora les deniegan el acceso a financiación, los pensionistas que ven cómo aquello por lo que lucharon se les está viniendo abajo ante sus propios ojos, desempleados y desempleadas que han perdido la fe en el sistema que tan bonito pintaba: en definitiva, a esa gran masa social que es mucho más numerosa que los cuatreros que poco a poco han ido robándonos nuestra soberanía.

Es el momento de perder el miedo ante la realidad. Que tiemblen otros ante el estallido de nuestra revolución, los demás con ella, no tenemos nada que perder, como no sean nuestras cadenas. Tenemos, en cambio, un mundo entero que ganar.

Share and Enjoy:
  • Print
  • email
  • Twitter
  • Meneame
  • RSS
  • PDF

9 Responses

  1. Armando dice:

    Os agradezco que mostréis, hagáis ver lo que sin las gafas, sin los datos y el conocimiento, pasaría desapercibido. Sin embargo, ¿sólo son los fondos los operadores del sist. financiero que intervienen en el asunto? ¿Qué interrelaciones tienen esos fondos entre sí y con otros actores financieros? ¿Cómo toman las decisiones? ¿No decían que el 55% es una deuda soportable?

    Yo tenía entendido que el Gobierno rescataba a los bancos y eran éstos los que, con ese préstamo barato, compraban a alto rédito, la deuda de aquél por ir en su rescate. Es decir , que eran los bancos los que movían el cotarro. Y, entre el listado de fondos, sólo veo a 3 bancos.

    De todas formas, el asunto clave es el de las soluciones, las alternativas y cómo implementarlas. Curiosamente (?) es el aspecto peor tratado y el más descuidado en todas, no ya la vuestra, sino en todas las intervenciones que caen en mis manos. ¿Casualidad? En el milenio pasado, en los colegios ponían problemas, había que comprenderlos, si, pero de lo que se trataba era de encontrar la solución correcta. Habría que enfocarse en ésta.

    En ese sentido la reestructuración de la deuda que apuntáis … no se. Creo que la deuda está por debajo de la linea roja. ¿no es mera justificación? Comparando el nivel de deuda de los países, los hay con importes y porcentajes bastante mayores, ¿por qué el peor trato a España? ¿no hay otra realidad, que lo que importa, lo que les mueve es la finalidad que persiguen? ¿Meramente económico?

    Insisto, creo que es insuficiente (con perdón), viniendo de personas preparadas, quedarse en meras llamadas a la organización y a las movilizaciones. Hay que avanzar, dar fundamentos y proponer, crear instrumentos que aglutinen pensamientos, creen contactos y conexiones, hacerse con vehículos que nos muevan y con herramientas que construyan.

    Como decía el otro: sin acritud. Un cordial saludo.

  2. Intentaré ir de forma más o menos lineal para no perderme mucho.

    No, no sólo los fondos son los que mueven el cotarro, pero sí los que más desestabilizan en el corto plazo en su búsqueda de rentabilidad debido a su tamaño. El PIB de España es de 1,5 billones de euros aprx. mientras que los fondos mueven 119, de ahí su desproporcionada influencia.

    Los fondos están gestionados por bancos y aseguradoras principalmente, su interrelación se expresa en la mayoría de ocasiones en la adquisición de acciones de unos respecto de otros. Es decir, que los consejos de administración de muchas de las empresas que no tienen competencia directa -un banco y una aseguradora- pueden, en la práctica, estar formados por casi las mismas personas, con lo que la relación es bastante significativa y la concentración de poder aún más.

    El 55% es una deuda soportable y prácticamente cualquier deuda es soportable siempre que haya gente dispuesta a financiarla. En otro articulo de este mismo portal se hacía referencia a la emisión de dólares de EEUU, que es soportable hasta que la gente (los mercados) ya no quieren dólares. El tema está en que es soportable, pero es mucho mejor negociar la deuda en mercados secundarios y, en función de eso, es rentable -según las estrategias de cada especulador- que la deuda se encarezca o baje su precio (es necesario otro articulo para que todo esto tome sentido! xD).

    Los bancos han venido a chantajear a los gobiernos con eso que apuntas de comprar deuda más cara que el rescate. Pero ese es un proceso medianamente limpio. Es decir, los bancos se lucran y sanean su economía a costa de los Estados, pero no son la causa -esa causa al menos- de “los apetitos de los mercados”. Son procesos diferentes -interrelacionados, pero diferentes- el de la especulación y el de la “limpieza interna” a costa de papá Estado.

    Respecto a lo último que apuntas, de las alternativas. No creo que debamos actuar como gurús. Yo apenas soy un estudiante de economía aún que, simplemente, se interesa un poco por este mundillo e intenta divulgar de la mejor manera que puede lo que parece que anda un poco oculto. No soy nadie para decirle a la gente qué hacer o no. Creo que la respuesta pasa por una mayor implicación política -vía partidos, movimientos sociales o lo que sea- y en recuperar la soberanía como primer paso. Es decir, en primer lugar apoderarnos de nuestro propio destino para, después, construirlo.

    Espero haber ayudado un poco a esclarecer algo y a no aburrir mucho con la respuesta.

    Un saludo! y para cualquier cosa, no dudes en comentar!

  3. Asmodeo dice:

    Hay una cosa que he leido ultimamente y no entiendo. ¿que es eso del mercado secundario de la deuda y como influye en los intereses de la nueva deuda a que venden los estados? He entendido que los intereses que se dan a la deuda son pactados en la subasta y luego no se modifican. Me encantaria que me lo aclararas.

    Gracias

    • Una buena explicación la podemos sacar del blog de A. Garzón (perdona la escasez de “recursos propios” pero ando bastante liado). Dice así:

      “Una forma de especular con los bonos de deuda pública es mediante los préstamos de los bonos y las operaciones al descubierto (vender sin tener el activo). En este caso, y siguiendo con la metodología del ejemplo anterior, el país emite deuda pública que comprará el Banco. Entonces el especulador, nuestro “inversor financiero”, pedirá prestado los bonos al Banco. Si el especulador ha conseguido suficientes bonos prestados, procederá a venderlos en el mercado secundario (lugar donde se pueden comprar y vender títulos financieros ya emitidos con anterioridad) de forma masiva, buscando enviar una señal al mercado: los bonos son de mala calidad y por eso se venden. Al venderse de forma masiva otros inversores, asustados, harán lo mismo con los suyos (los mercados financieros funcionan bajo el criterio del “comportamiento de rebaño” por las dificultades de tener información precisa) y todo ello causará un descenso en el precio de los bonos. Conseguido que el precio de los bonos en el mercado secundario haya descendido suficiente, el especulador procederá a comprarlos para poder devolverlos (los tenía prestado). Una vez comprados a menor precio los deolverá al Banco y así habrá conseguido una ganancia importante: concretamente la diferencia entre un precio de venta alto, un precio de compra bajo y los intereses del préstamo.

      Una versión complementaria es la que se hace con operaciones al descubierto, esto es, exactamente igual pero sin necesidad de pedir prestado los bonos. En este mercado financiero (el de deuda pública) es posible vender títulos sin tenerlos, pues la única condición es que al final del día se transfiera la propiedad efectiva. Así, el especulador puede vender masivamente tantos bonos como quiera esperando una bajada del precio en los mismos. Una vez bajan, los compra más barato y recoge la ganancia. Una operación sencilla pero que entraña riesgos: puede que el especulador no tenga fuerza suficiente para llevar a cabo su objetivo y tenga que asumir cuantiosas pérdidas. Por esa razón suele complementarse la operación con la difusión de noticias y rumores que sirvan a la estrategia seguida en el mercado, esto es, la bajada del precio en el momento de la venta de bonos.”

      En otras palabras, el hecho de que se mueva el valor del interés de la deuda en base a estrategias para obtener más o menos rentabilidad puede hacer que se encarezca el precio de una nueva emisión y, en definitiva, que los Estados tengan que pagar más cara su deuda a causa de los vaivenes especulativos del mercado secundario.

  4. Asmodeo dice:

    Gracias por tu respuesta. Me resulta curioso que la cualidad que se utilice no sea la rentabilidad entonces, sino la posiblidad de insolvencia.

    Otra cosa que me ha sorprendido. En los fondos soberanos no aparece China, lo que resulta sorprendente si es el primer tenedor de bonos de los USA.

  5. Armando dice:

    Hola Alejandro.

    Agradeciendo tu respuesta y a raíz de los comentarios anteriores, se me ocurre lo ss:

    1º.- Dices “señalar a los gestores de fondos como enemigos de la democracia”. Así, el sistema político, la democracia no es la que posibilita, la que hace posible el expolio: el sist. político no es la vestimenta formal del poder material. Un sistema que crea paraísos fiscales, libertad de movimientos y guaridas, …. , ¿puede tener como enemigos a aquellos que los ponen en practica y le sacan partido?

    2º.- Entre el pár. 2º de tu contestación a mi comentario. sobre quienes gestionan los fondos, añadido con lo que apuntas en el penúltimo, sobre el lucro de los bancos, sumado con la explicación a Asmadeo, me resulta lo ss: yo, pepito, monto un banco, le saco un préstamo al Estado al 1%; con ese dinero compro deuda a ese mismo Estado (préstamo) al 6%. Yo, pepito, hago que mi propio banco monte un fondo, y éste, con un préstamo que le hago o al descubierto, se hace con la deuda que le vende mi banco. El fondo hace las oportunas estratagemas, da las oportunas señales para,previa venta, que se desplome el precio y, así, volver a comprarla a precios inferiores. (¿Y vuelta a lo mismo?).

    El banco y el fondo son herramientas distintas, pero para mi, pepito, es la misma máquina: la intermediación f. (meros apuntes contables?). Sus operativas, mercados y procesos también son distintos. Claro que eso es mera consideración técnica que depende del aumento de la lente de la lupa conque se mire: se puede hablar de procesos distintos, como señalas, o como fases distintas de un mismo proceso, el de pepito. Máxime cuando, en gran parte, los actores son los mismos y, ademas, coinciden teleológicamente.

    3º.- Enlazando 1 y 2: los poderes fácticos europeos que crean el sistema político, a), ¿arman un sist. financiero europeo para el beneficio exclusivo de los bancos (pepitos)?, b), ¿Cuál es la explicación técnica y cuál su virtualidad real, del hecho de que el BCE pueda prestar a intereses bajísimos a los bancos para que éstos se lo presten a los estados y, en cambio, el BCE no pueda prestar directamente a éstos? , c), ¿Cuál es la justificación técnica y, en contraste, su impacto real, de que el BCE no pudiera comprar deuda a los estados, dejando el mercado primario para los bancos y fondos? La b y la c son claves.

    Haciendo un símil con lo que tú decías: ¿son los gestores políticos europeos enemigos de la democracia?

    Son meras preguntas que me hago a mi mismo, meras elucubraciones que lanzo al viento.

    Saludos cordiales.

    • Hola Armando, te contesto punto a punto, ok?

      1º Aquí, en el articulo, no se habla de democracia en sentido estricto ni tan siquiera haciendo una mínima alusión al sistema político actual. Se explicita que se refiere a la soberanía de los ciudadanos y no -y copio directamente- a la prostitución que se ejerce sobre el término democracia en la actualidad.

      2º Efectivamente lo que comentas es así, pero no veo en qué choca con mi comentario. Yo decía que entre bancos y aseguradoras anda el juego y no exclusivamente sobre los bancos. Como decía más arriba en un comentario, son los bancos los que gestionan los fondos, pero no exclusivamente estos.

      3º Las justificaciones técnicas, en economía, no suelen servir porque hay una (o varias) para un determinado hecho y otra (u otras) contrarias a ese hecho; todas válidas según la perspectiva. El BCE no es que no pueda comprar deuda, es que no quiere, que no es lo mismo. Choca con la filosofía neoliberal que un BC compre deuda. Si el BCE hubiese comenzado a comprar deuda anteriormente y hubiese habido una dirección fiscal común junto con una perspectiva productiva por parte de los Estados (es decir, que la deuda -mejor dicho, el dinero que el Estado gastaba- hubiese llegado a la esfera de lo productivo) probablemente la cosa pintaría algo mejor.

      Bajo mi punto de vista, vos enemigos no son los gestores políticos, sino el sistema económico que pervierte y prostituye el resto de esferas -la política, la cultural, la social…-. No creo que la respuesta esté en la huída de “la política” -criminalizando a todos los partidos u organizaciones políticas-, más bien reside precisamente en la política.

  6. [...] Sin embargo, los motivos de oponerme a esta reforma no son exclusivamente económicos, sino fundamentalmente políticos: España va a transigir con el golpe de Estado dado por los mercados. El Banco Central compró deuda a España a cambio de esta reforma que satisface a la ortodoxia económica. Sin contar con la población, de espaldas a esta (un blog decía, “el 15-M ha hablado y ya hemos visto la respuesta de PSOE y PP”) y mediante el chantaje económico y político se va a hacer retroceder a un país entero en soberanía, tema que ya traté de pasada en otro articulo. [...]

Leave a Reply

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail:

Últimos comentarios