Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

Ante el robo de nuestra soberanía es el momento de decir: Basta

Autor: CONSEJO REDACCION ECCE

Categoría: Editorial

Etiquetas: , ,

Ha costado treinta años, y en menos de una semana el melón de la Constitución se ha abierto para cerrarlo y dejarlo atado y bien atado. Y no se ha abierto para hablar de mayor democracia, de concluir definitivamente el capítulo del federalismo inacabado o para ajustar el marco judicial a los tiempos actuales. Se ha abierto por los mercados y se ha cerrado para los mercados. Aunque se excuse en señalar a Merkel y Sarkozy como promotores en cubierto de esta reforma constitucional, estos no son más que la representación del conjunto de hombres y mujeres que realmente mueven el sistema: banqueros, agentes financieros, grandes fortunas… todo ello cohesionado a través del pensamiento neoliberal más ofensivo de las últimas dos décadas. Y de momento, vencen.

Fijar en la Constitución -la ley cuya modificación por el cauce legal es la más compleja y laboriosa de todas- el límite de endeudamiento viene a poner al Estado del Bienestar contra las cuerdas y a aupar la máxima neoliberal de no-intervención estatal en la economía. El papel del Estado en la Constitución de 1978 es diametralmente opuesto al que se va a configurar con la reforma planteada por el presidente Rodríguez Zapatero. Hemos pasado de un Estado que debía velar a través de la política fiscal y presupuestaria por la consolidación, afianzamiento y extensión del Estado del Bienestar a una empresa que compite en un mercado y cuyo objetivo es la estabilidad presupuestaria por encima del interés general. En la balanza que equilibra la lucha social, los poderosos han logrado imponer su criterio sobre aquellos que, aún siendo mayoría, están viendo mermados sus derechos.

Es difícil comprender que una reforma de este perfil, tan claramente identificado con la derecha económica y política, provenga desde un gobierno “socialista”. Precisamente hay que destacar el rápido acuerdo existente entre las direcciones de PSOE y PP, aunque no así entre las bases. Nadie, con vocación de militar en aquel partido que legalizó matrimonios homosexuales o propuso una ley como la de la dependencia puede sentirse cómodo con esta reforma; e incluso más aún si el apoyo del grupo conservador es tan explícito y tan fiel. Nadie, de esos tantos socialdemócratas que veían en Keynes un modelo a seguir, puede estar satisfecho con la reforma.

Y precisamente los que dudamos de la profundidad de Keynes, y abogamos por un cambio más radical de la forma de entender la economía y de aplicarla, no podemos estar sino totalmente en contra de esta reforma. Una reforma que se hace a espaldas de la ciudadanía e incluso de la propia militancia de los partidos que la firman y apoyan. Una reforma que, en definitiva, no hace sino dar la razón a aquellos que día a día se reúnen y debaten sobre la precariedad democrática que tiene este país, el yugo que imponen los mercados y la necesidad de una alternativa.

Por estos motivos, el Consejo de Redacción de Economía Crítica y Crítica de la Economía, se opone a la reforma de la Constitución emprendida por PSOE y PP, animando a la desobediencia parlamentaria de aquellos que no se sienten identificados con la reforma y a la movilización no violenta y masiva para combatir esta propuesta de cercenamiento del Estado del Bienestar y de la capacidad del país para ejecutar políticas económicas útiles, necesarias y contundentes.

Creemos necesaria la movilización sostenida hasta lograr el cese de los ataques de los poderosos sobre las clases populares como paso previo a la recuperación de los derechos cedidos en los últimos años y la mejora de los mismos. Así mismo exigimos que las élites políticas y económicas se sometan a un proceso de confrontación y debate que vaya orientado a una democratización de las relaciones económicas y de cuidados. El CdR de ECCE creemos que esto pasa por un debate urgente, que desearíamos profundo y transparente, sobre la sostenibilidad ecológica de nuestro modelo productivo y sobre la crisis de legitimidad de las instituciones políticas que lo regulan.

Suyo es el capital, pero la calle aún es nuestra.

Share and Enjoy:
  • Print
  • email
  • Twitter
  • Meneame
  • RSS
  • PDF

6 Responses

  1. PeterPank dice:

    Parece usted un advenedizo y como usted el resto.Dsculpe.

    • ciudadano dice:

      paradojas de la vida los advenedizos son los otros, los extranjeros,los que no se rigen por las leyes españolas ,por nuestra constitución y desean someterla a los caprichos de los mercados y no a la voluntad popular.

  2. Fran dice:

    NO queda otra que seguir ejerciendo la presión popular. Esta reforma no responde ni a criterios democráticos, ni a criterios político-económicos, sino una autoritaria exigencia de las oligarquías, también, llamados “mercados”.
    Las cosas están cada vez peor.
    Me queda la esperanza de que junto al 15-M y los nuevos colectivos que se van sumando, en temporada universitaria, éstas contribuyan a ser los centros de reflexión y estrategia que necesitamos para converger en gran cambio social, gradual, pacífico y profundo.

    Salu2 y felicitaciones por tan brillante web.
    F.C.

  3. Armando dice:

    A mi no me es “difícil de comprender” que el psoe ataque a las clases populares. Como economistas hagan un balance (debe/haber) con lo que han hecho desde la otan, las guerras, los impuestos, contratos, etc., etc. El saldo es claro a quién beneficia. Los ppsoe son las dos caras de la misma moneda, el poli bueno y el malo, pero los dos están para “apatrullar la ciudá” y mantener “el orden”, eso sí, se adaptan a cómo le vaya al general, si bien o regular, así será la intervención sobre … Tampoco se puede confundir el liberalismo político con el económico, aunque hayan algunas intersecciones: en aquél (homosexualidad, p.ej.) pueden ser más o menos elásticos, pero en éste son ortodoxos. Si Vds., como economistas, no lo ven así es que estamos perdiendo el norte,que el imán de la brújula está estropeado o el norte es otro.

    Estar en contra de la reforma ….Un llamamiento al NO obedecer … Es como los niños pequeños: a lo máximo que llegan es a llorar y a decir no. El padre sigue consiguiendo lo que quiere, lo encauza según su interés. Llamamiento a la movilización … Políticas económica útiles … ¿Eso qué es, cómo se hace? Cuando el niño deja de pedir y HACE SU camino, es entonces cuando crece y se desarrolla

    Estos llamamientos son como las campanadas al rezo, solo que los nuevos dioses a los que se les pide un poco de piedad, son otros, son terrenales.

    La gente tiene que ir a por LA 3ª propiedad. A construirla. Frente a la privada y a la pública (que son los que construyen el poder y las que manejan, y éste para aquél) hay que conseguir extender la propiedad COOPERATIVA, insistir hasta que, por lo menos alcance la primacía frente a aquellas dos. Ahí se necesitan especialistas en la materia para poner los fundamentos e implimentarla y para crear conexiones e interrelaciones Información-comunicación). Y, con ésto, entro en la otra vertiente, la otra herramienta imprescindible si queremos realmente avanzar en la igualdad, en la justicia, en la fraternidad y la solidaridad: hablo de la información, de la necesidad imperativa de hacernos con una red multimedia de intercomunicación. Con calidad, integral: que alcance todos los aspectos de la vida. Que sustituya a los medios de comunicación del Control Social (en manos de aquellas dos propiedades-poderes). Sin esa tercera propiedad y sin esos medios debidamente articulados, no tendremos poder, influencia; no tendremos unidad sino la dispersión que les conviene; sólo conseguiremos movilizaciones …. como aquellos bailes y danzas antiguas que aclamaban y pedían a sus dioses y que hoy están adaptadas a los poderes contemporáneos (es la política petitoria). Enfocarnos en poner en marcha esos instrumentos. En su estudio, comunicación, planificación, conexión, ejecución….

  4. Armando dice:

    Por cierto, conocen lo del déficit y la fábula del 3% contada por su autor? Déficit, gran palabro. Aquí tienen la historia del creador del 3%, en la que describe lo que muestra, lo que oculta y para qué sirve tal instrumento y parámetro.

    http://info.nodo50.org/La-reforma-constitucional-el.html

  5. carlos dice:

    Muchos parlamentarios europeos y hasta el mismo señor Van Rompuy han declarado que ne es necesario modificar constituciones para disminuir los deficits. Basta con tener voluntad. PP y PSOE nos han hecho esclavos de los mercados financieros. Pocos paises van a seguir a los tontos de dirigentes españoles. Han ensuciado la constitución.

Leave a Reply

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail: