Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

Ficha de lectura: La Quiebra del Capitalismo Global: 2000-2030, de Ramón Fernández Durán

Autor: Jon Bernat Zubiri Rey

Categoría: Ecología, Fundamentos, Historia

Etiquetas:

“Crisis multidimensional, caos sistémico, ruina ecológica y guerras por los recursos. Preparándonos para el comienzo del colapso de la Civilización Industrial.”. Con esta síntesis comienza la obra inacabada de Ramon Fernández Durán, compañero de Ecologistas en Acción que nos ha dejado recientemente y cuyo legado supone una hoja de ruta para los movimientos de transformación social. Os presentamos algunos extractos de esta obra cuya versión completaque verá la luz dentro de un tiempo de la mano de uno de sus amigos.

I – EL INICIO DEL FIN DE LA ENERGÍA FÓS IL (Primera parte de introducción a una versión completa en construcción)

Ramón Fernández Durán

Ecologistas en Acción

Descarga libro completo: Pincha aqui

Petición del libro por correo: El tenderete de Ecologistas

“El industrialismo tendrá que enfrentarse algún día con el agotamiento de recursos y con sus propios desechos” (“Las Ilusiones Renovables”, Los Amigos de Ludd )

La base para la creación de un desarrollo humano justo y sustentable debe surgir desde dentro del sistema dominado por el capital, sin formar parte de él, tal y como la propia burguesía surgió en los ‘poros’ de la sociedad feudal”(“What every environmentalist need to know about capitalism”, Fred Magdoff y John Bellamy Foster )

Versión extendida en construcción

II.- El final de la escapada del Capitalismo Global: 2000-2010: la incapacidad de sortear su crisis sistémica (próximamente)

III.- El imposible futuro del sistema urbano-agro-industrial mundial y sus consecuencias (próximamente)

IV.- Aventurando los próximos veinte años de descomposición del capitalismo global (próximamente)

– 2010-2020: Declive energético, fin del crecimiento, derrumbe financiero y ruptura de la globalización

– 2020-2030: Un capitalismo no global en fuerte crisis y balcanizado

V.- Más allá de 2030: entrando de la mejor forma posible en la era del colapso de la Sociedad Industrial (próximamente)

EXTRACTOS seleccionados.

I.- El inicio del fin de la energía fósil: una ruptura histórica total

1. Introducción

2. Un ejercicio de política-ficción, pero con mucha dosis de realidad

« Imaginar cómo se producirá esa Quiebra y ese Largo Declive, y de qué manera podemos influir en su plasmación desde una perspectiva emancipadora y sustentable, serán los objetivos principales de este texto.»

« Pero no sólo vamos buscando la necesidad ineludible de la reflexión crítica colectiva, sino también el que ello nos pueda animar, no paralizar, y orientar en la voluntad de resistir y actuar para condicionar y reconducir el despliegue de estos procesos, generando una visión de medio y largo plazo.  »

3. La Crisis del actual Capitalismo Global empieza ya en torno al 2000

4. Pico del Petróleo y consecuencias de la nueva Era del declive energético

5. Incapacidad física de cerrar las fauces del cocodrilo (oferta y demanda energética)

6. Imposibilidad tecnológica de “ensanchar los límites” ecológicos planetarios

7. Crisis Energética, Cambio Climático y Colapso Ecológico: un triángulo diabólico

8. Quiebra de la reproducción social y crisis de los cuidados, los grandes olvidados

« Se está produciendo pues un conflicto creciente entre la lógica del capital y la lógica de la vida. De esta forma, la expansión capitalista depende de dos ámbitos imprescindibles para seguir creciendo: la Naturaleza y el espacio doméstico, ambos hasta ahora gratuitos y ambos en gran medida al límite de su capacidad de sustentación al principio del nuevo milenio.  »

« Además, todos los seres humanos somos interdependientes y ecodependientes, pues el Homo economicus competitivo e independiente de otros y de la Naturaleza es una absoluta ficción (Herrero, 2008; Orozco, 2008; Charkiewicz, 2009).  »

« Así pues, el sistema urbano-agro- industrial mundial es como un iceberg, del que se nos muestra su lado más amable, la parte visible por así decir, pero se nos oculta sus lados más oscuros y crecientes, que se tornan invisibles mediáticamente, permaneciendo pues sumergidos.  »

9. Entre “Salvar el Planeta” del nuevo Capitalismo Verde y el Business as Usual

« El resto del planeta permanece expectante, sobre todo los 170 Estados fuera del G-20 y especialmente aquellos que no tienen combustibles fósiles (o que los están agotando), esperando a ver qué hacen los poderosos y las migajas que pueden obtener de ellos en uno y otro caso. Por ahora parece que gana el Business as Usual actualizado. Especialmente tras el enorme fracaso de Copenhague, donde la UE quedó marginada, y después de la sinsustancia de lo alcanzado en Cancún.  »

« La necesidad intrínseca de crecimiento y acumulación constante obliga de una u otra forma a esta huida hacia delante, agotando unos combustibles fósiles de cada vez menor calidad y mayor coste.  »

10. Crisis sistémica, explosión y desequilibrios demográficos y guerra por los recursos

« Una repetición quizás de la rivalidad interimperialista de principios del siglo XX, pero condicionada también por el paso de una Sociedad Industrial (mundial) en auge hasta ahora y de la “abundancia”, a distintas sociedades industriales de la escasez y en declive (Greer, 2009).  »

11. Treinta años perdidos y “Un Mundo Lleno” con reducidas opciones de futuros posibles

« Y si se decide seguir impulsando la Sociedad Industrial, dinámica por la que apuestan las estructuras de poder existentes, y la propia lógica del sistema, los recursos energéticos para iniciar y preparar una real y ordenada Transición Postfosilista se verán seriamente mermados.  »

« Pero es preciso reconocer que un nuevo régimen energético mundial de carácter postfosilista, sobre todo emancipador, no emergerá sin conflicto, fuerte organización y capacidad de cooperación social, lo que no es el caso hoy en día en la inmensa mayoría de los espacios modernizados del planeta. »

12. Derrumbe financiero-corporativo, ruptura de la globalización y quiebra geopolítica

« El derrumbe financiero global está pues cantado, lo cual afectará prioritariamente a Occidente, donde se dan los volúmenes más elevados de dimensión financiera, especialmente de carácter privado. Pero detrás irá muy probablemente gran parte del mundo corporativo, las grandes transnacionales, la mayoría también occidentales. Sobre todo porque se financian a través de los principales mercados financieros, y porque su funcionamiento está basado en bajos costes de la energía, y en especial petróleo abundante para hacer viables el comercio mundial y la presente división internacional del trabajo, altamente especializada. »

13. ¿Hacia Nuevos Capitalismos de Estado Regionales Planetarios, luchando entre sí?

« Se ha dicho que estamos ya en “una situación pre-revolucionaria sin sujeto revolucionario”. Pero éste es capaz de llegar a constituirse bastante rápidamente en situaciones extremas. El ¡Que se vayan todos! de Argentina en 2001, nos lo recordó al principio de la década, y más tarde los levantamientos populares e indígenas en Bolivia y algo similar ha sucedido en Islandia tras el estallido de la Crisis Global. Y recientemente las revoluciones que están sacudiendo el Mundo Árabe, nos recuerdan también que no hay órdenes políticos eternos, sobre todo despóticos, cuando las sociedades se ponen en movimiento; eso sí, en sociedades que todavía conservan una cierta cohesión social.  »

« Veremos pues seguramente cómo se produce una intensa recomposición de las elites, y fuertes tensiones dentro de las mismas, en paralelo a la redefinición y nuevo predominio del papel del Estado.  »

« En ese contexto, lo más seguro es que asistamos a un fuerte incremento de la conflictividad entre los distintos bloques regionales planetarios, como en la primera mitad del siglo XX, con el fin de defender sus áreas de influencia y acceder a recursos crecientemente escasos localizados en su exterior, agudizándose especialmente las tensiones político-militares en relación a ciertos espacios mundiales clave…(muchos de ellos bajos “suelo islámico”).  »

14. Nuevo orden geopolítico, guerras por los recursos, caos sistémico y quiebra de Estados

« Los “Nuevos Capitalismos de Estado” regionales planetarios, que se organizarán en torno a los principales Estados actuales del mundo, serán seguramente estructuras sumamente autoritarias.  »

« Si bien las estructuras de poder recurrirán a todo tipo de maniobras y manipulaciones para justificar ese necesario giro autoritario. Sobre todo al impulso de la guerra civil molar y molecular de todos contra todos, entre los de abajo, especialmente contra el “otro” interior (racismo, xenofobia, homofobia, etc.); así como a la inculcación del miedo colectivo paralizante frente al “otro” exterior, como forma también de justificar las más que posibles incursiones militares en territorios ajenos, más que la defensa del propio.  »

« Además, las sociedades complejas son grandes consumidoras de energías y recursos. Y cuando la utilidad marginal de cualquier nueva inversión en complejidad se convierte en negativa, el colapso y el paso a una situación de menor complejidad socio-política y desintegración estructural se convierte en una alternativa obligada. Así, pues, el siglo XX fue el de la expansión, integración y complejización global, destruyendo en gran medida la diversidad local, todo ello gracias principalmente a la energía fósil. Pero el siglo XXI será el de la contracción y simplificación global, que no local, que volverá a reverdecer, cuando vaya agotándose poco a poco la energía fósil.  »

15. Inicio del Largo Declive de la Civilización Industrial, peligros y potencialidades

« Pero el Colapso de la Civilización Industrial, como ya hemos indicado, no será un proceso súbito y total, sino que será un proceso largo, complejo y diferencial, con posibles altibajos, pero siempre en una cuesta abajo de creciente “decadencia”. Es lo que Greer (2008) ha denominado el Largo Declive de la Civilización Industrial. Un Largo Declive que durará probablemente 200-300 años, un periodo parecido al que tardó su desarrollo y posterior despliegue a escala mundial.  »

« La situación será particularmente delicada en los espacios altamente modernizados (“sobredesarrollados”), pues ellos serán los más afectados por el progresivo Colapso de la Civilización Industrial, sobre todo los territorios altamente urbanizados e industrializados, donde se consume más de las tres cuartas partes de la energía mundial, principalmente en los espacios centrales, pero también en las áreas más dinámicas de los grandes actores emergentes. Mientras que los espacios menos modernizados (“subdesarrollados”), más rurales, menos industrializados, menos tecnologizados, menos consumidores de recursos y en definitiva más autónomos, se encontrarán en mucha mejor posición de cara al Largo Declive. »

« Pero conforme se vayan erosionando las actuales formas de propiedad y de poder, como resultado también del conflicto político-social, lo cual será especialmente cierto seguramente a partir de 2030 (¡y quizás antes!), se abren posibilidades inéditas de recuperación social de la privatización progresiva de bienes que hasta “hace poco” han sido en gran medida comunes.  »

« Es por eso por lo que podrían llegar a convivir desde distintas formas de “Socialismo Ecológico y Antipatriarcal” a otras de Barbarie tipo Mad Max, con toda la amplia gama que va de unas a otras, pasando también por la supervivencia precaria de restos de las estructuras estatales existentes hoy en día, tal vez en torno a las grandes espacios urbano-metropolitanos en crisis; volveremos sobre ello en el texto. La alternativa no será entre Socialismo y Barbarie, como nos decía Rosa Luxemburgo a principios del siglo XX, sino que los dos (y todo el extenso espectro intermedio) pueden darse, y seguramente se darán, en pleno siglo XXI, con una relación diferencial, compleja y conflictiva entre los mismos. »

16. Los “Dioses” de la Modernidad en crisis, pero todavía no terminal

17. Los nuevos mitos de la Postmodernidad, apoyados por la Sociedad de la Imagen

« En esta postmodernidad líquida y evanescente que nos ha tocado vivir, los nuevos mitos los construye la Sociedad de la Imagen, la Información y la Comunicación, que intenta ocultar tras su deslumbrante glamour la Crisis Social, Energética y Ecológica. En todo caso ésta es percibida, de pasada, como destellos inasibles en unas noticias fragmentadas, distorsionadas y manipuladas, a las que cada vez presta menos atención la gente. Es el “crimen perfecto”, como nos decía Braudillard (1993, 1995), añadiendo que: “la difusión mundial de los acontecimientos corresponde a su intensidad más débil y a su obsolescencia más rápida”.  »

    18. ¿Sobrevivirá la Aldea Global y el Ciberespacio a la Quiebra del Capitalismo Global?

« Pero el mundo fantástico del Ciberespacio sólo es entendible con el actual Capitalismo Global y su división internacional del trabajo, y con un consumo de recursos (algunos estratégicos) y energía e impacto ambiental muy sustanciales, pues para nada es inmaterial como hemos apuntado en otros trabajos (Fdez Durán, 2009 y 2010).  »

« No en vano ese mundo [de la Imagen, Información y Comunicación ] es el que permite la gobernanza de las nuevas Sociedades de Masas; aunque también le suponga un considerable problema al poder las posibilidades de comunicación horizontal, fuera de su alcance y dominio…Además, el Ciberespacio le brinda también al poder nuevas potencialidades de supervisión y control, y las energías individuales y colectivas dedicadas al mismo distraen a una sociedad desestructurada e hiperindividualista de la posibilidad de constituirse en fuerza social real, con capacidad de promover resistencias y cambios sustanciales.  »

19. Fin a la expansión del “Yo” en las nuevas Sociedades de Masas multiculturales

20. 2010-2030: De la generación del 68 a la generación “más preparada de la historia”

« La siguiente, la que ahora está ingresando en la vida adulta, y que se considera la “generación más preparada de la historia”, será la que se lleve muy probablemente la bofetada más sonora. Y la Quiebra mencionada le pillará absolutamente desprevenida, pues no sólo está sufriendo ya la precariedad más extrema (también los mayores de 30 años), cuando le habían prometido lo contrario, sino que muchos de ellos están inmersos en un elevado endeudamiento a causa de su acceso a la vivienda (o hasta a la universidad), o “disfrutan” de un alquiler precario y caro, por lo que muchos deciden permanecer en el hogar familiar. Es la generación Peter Pan (sobre todo en España) que no quiere crecer, pues se siente bien así, ya que refugiarse en el nicho familiar les permite seguir accediendo al consumo, a la movilidad motorizada y a la Sociedad de la Información y el Entretenimiento, a la que dedican horas. Pero esa situación se enquistará y agravará, no sirviéndoles seguramente para nada la ardua y costosa formación adquirida, que no se adaptará en absoluto a las nuevas necesidades y requerimientos de una crisis profunda, pues el presente sistema educativo es totalmente disfuncional para enfrentarla.  »

21. Caminando sin hoja de ruta hacia 2030, pero mirando también por el retrovisor

« Es hora por tanto de que lo hagamos nosotros, los que abogamos por un cambio profundo del sistema urbano-agro-industrial, rompiendo con la lógica perversa del capital, sin saber quizás muy bien lo que ello implica realmente, aunque eso es lo que pretendemos apuntar, resaltar y acotar en este libro. Pero siendo conscientes asimismo que la lógica del capital no podrá ser quebrada realmente al menos en las próximas dos décadas, como hemos avanzado, y que serán muy probablemente los límites energéticos, de recursos y ecológicos, y no especialmente las luchas sociales, los que le doblen la columna vertebral a la lógica del capital  »

« Y con esa vista hacia atrás de largo alcance, y teniendo en cuenta el análisis sin edulcuración alguna del presente y su posible proyección en el próximo futuro, podremos comprender que el crecimiento exponencial será un fenómeno transitorio de la historia humana (Naredo, 2007)… »

« Pero sí podemos tener algunas certezas y muchas incertidumbres sobre cómo pueden ser las próximas décadas, y es urgente atreverse a imaginarlas para poder influir sobre ellas. Además, imaginando y preguntando caminamos, como dicen los zapatistas.  »

22. Catástrofe, crisis del discurso dominante y oportunidad de transformación

« El objetivo de este texto es no quedar atrapados por el Presente, pero tampoco por el miedo paralizante hacia el Futuro, sino poder imaginar y soñar otros futuros, otros mundos posibles, y qué es preciso hacer para poder llegar a ellos, generando al mismo tiempo ilusión. Con todo el optimismo de nuestra voluntad, pero sin ocultar para nada todo el pesimismo de nuestra razón, como decía Gramsci, y enfatizamos aún más nosotros.  »

« La gente ha sido “educada” hasta ahora en creer en las soluciones fáciles, en desenlaces felices a nuestros problemas a través de la tecnología, en la confianza en las estructuras políticas y empresariales, en la fe en el mercado, en la delegación en los expertos y sobre todo en que va a poder mantener y mejorar su “nivel de vida”. Pero todo eso se está acabando rápidamente, como ya se está viendo en muchos lugares del mundo, y especialmente en Occidente.  »

« Simplemente es preciso saber dónde estamos, y hacia dónde iremos probablemente, para poder actuar y en todo caso condicionar el rumbo. Pero sabiendo que los viejos relatos de la Izquierda, que beben de la fe en el Progreso y el Desarrollo de las Fuerzas Productivas, y menosprecian los límites ecológicos, nos servirán de poco en la nueva travesía; aunque sean de valorar sus ansias de igualdad social, y sobre todo los relatos del Socialismo Utópico, que fueron minusvalorados por el marxismo y quedaron sepultados por el Socialismo Científico, que arrinconó, estigmatizó y persiguió a las corrientes anarquistas y libertarias. Un Socialismo Científico que derivó décadas más tarde en el horror del Gulag, aunque en Occidente ayudara a traer el Estado del Bienestar, que, es preciso recordar, se construyó sobre la base de la depredación ecológica, la explotación Norte-Sur y el trabajo de las mujeres en el ámbito doméstico.  »

23. La urgencia de cambiar y ampliar nuestras estrategias de intervención socio-política

« Un debate que se va a intensificar con seguridad en el futuro dentro de los movimientos sociales es a qué debemos dedicar nuestros principales esfuerzos: si a la movilización o a la transformación. No hay una respuesta fácil, pues no son alternativas contrapuestas y las dos son necesarias, y además su combinación posible y conveniente dependerá de los distintos lugares del mundo, más o menos modernizados, centrales o periféricos, y a las condiciones socio-políticas y ambientales de los mismos.  »

« Hay que conseguir que este tremendo Polifemo se quede ciego, y escondernos ante él mientras se derrumba, en gran medida tal vez a través de una “política nocturna”, o de éxodo. Sin buscar quizás abiertamente una confrontación que en general sería suicida hasta tener fuerza y arraigo suficiente, mediante la creación de espacios más autónomos del capital, antes de irrumpir claramente en escena. Pues la ruptura con las formas de poder y propiedad actuales implicará con toda seguridad conflicto. Y todo ello mediante estrategias de lucha no violenta activa y desobediencia civil, para adecuar medios a fines y poder ir ganando poco a poco los corazones y las mentes de la mayoría social, impulsando medidas de reparto, pero también de contención de la producción y el consumo, así como de ilusión colectiva frente al miedo paralizante.  »

24. Una relación conflictiva y compleja con el Estado y la Metrópoli

« ¿Qué actitud adoptamos respecto a las instituciones estatales? ¿Y qué postura tomamos en relación a las grandes metrópolis?  »

« El Estado es también un espacio institucional de cristalización histórica del conflicto social, y del equilibrio inestable entre intereses conflictivos de clase, género, étnicos, etc., así como de gestión de una sociedad compleja, y no sólo una prolongación sin más de los intereses del capital.  » (Ejemplo: Bolivia y Ecuador ; Contraejemplo: Venezuela)

« Las metrópolis con seguridad no podrán mantenerse en el futuro a medio y sobre todo largo plazo. Están condenadas a desaparecer, o a “deconstruirse”, se quiera o no se quiera, como resultado del creciente declive energético que nos espera a lo largo del siglo XXI. ».

« En este Largo Declive de la Civilización Industrial las metrópolis, o sus restos, servirán cada vez más como las “nuevas minas” de donde obtener fácilmente unos recursos que serán crecientemente escasos y difíciles de extraer.  »

« Así pues, en el Largo Declive las nuevas economías estarán basadas en la reutilización, reciclaje y saneamiento ambiental de un sistema urbano-agro-industrial en descomposición, recuperando probablemente parte de las tecnologías preindustriales e industriales simples que habían sido desplazadas por la potencia y complejidad de la Sociedad Hipertecnológica.  »

25. Guerra y Patriarcado, problemas de especie a resolver para subsistir humanamente

« La Transición hacia un mundo Postfosilista puede ser probablemente una deriva caótica y brutal, aunque como ya hemos apuntado, el cómo sea dependerá también en gran medida de nosotros mismos. Aún así, debemos prepararnos para una larga fase de barbarie y violencia, que con suerte durará “sólo” dos décadas.  »

« Tendremos pues dos escenarios extremos posibles a partir grosso modo de 2030. Un colapso caótico, brusco y humanamente brutal, o un decrecimiento “más suave”, ordenado y justo, siendo lo más probable una compleja y conflictiva interacción entre ambos, dependiente asimismo de la situación diferencial de los distintos territorios y sociedades a escala planetaria.  »

« Pero para transitar en otra dirección, es decir, para que no lleguen a plasmarse escenarios de esa naturaleza, deberíamos ir caminando hacia el fin de la Guerra y la Violencia como forma determinante de las actuales relaciones intraespecíficas, y elementos claves de la fuerza del patriarcado y de la desigualdad social existente. Unas relaciones de las que se benefician prioritariamente unas minorías sociales mundiales (unas elites en muy fuerte crisis entonces, probablemente), unas considerables “clases medias” (en ese momento ya en importante desintegración), pero también en mayor o menor grado la mitad masculina del Homo sapiens a escala global, que ejerce no sólo una mayor o menor explotación, sino en muchos casos la violencia sobre la otra mitad: las mujeres del mundo.  »

« Pero también aparecerán ciertos límites, y sobre todo pueden iniciarse nuevas dinámicas socio-políticas y culturales, que permitan frenar esta deriva absurda y demencial. Entre los límites más claros están los del propio agotamiento de los combustibles fósiles, que hará que (finalmente) no se pueda llegar a mover la Megamáquina de Guerra (eso sí, seguramente tras miles de muertos), pues ésta es extremadamente costosa y dependiente de este tipo de energía, dificultando la prolongación de los Megaconflictos. Ya le pasó en gran medida a Hitler, y a su régimen nazi, al final de la Segunda Guerra Mundial. Además, la Quiebra de la Sociedad Hipertecnológica incidirá también en la misma dirección, por la extrema dependencia que los nuevos militarismos y securitarismos tienen de la High Tech.  »

« Teorías como la Resonancia Mórfica de Ruppert Sheldrake (1990 y 1994), el Inconsciente Colectivo de Jung (2002), o el “Mono 100” de Keyes (1984), apuntan hacia la posibilidad de que en determinadas circunstancias, un nuevo comportamiento alcanzado por una masa crítica de individuos de una especie, permitiría crear un efecto sinergía dentro de la misma que implicaría una suerte de explosión de conocimiento y prácticas colectivas inéditas. En ese caso, la especie evoluciona por sí misma adoptando en masa un estilo de vida diferente (De Waal, 2002 y 2010).  »

26. Bibliografía

Obra completa

I – EL INICIO DEL FIN DE LA ENERGÍA FÓS IL (fragmentos aqui seleccionados)

II.- El final de la escapada del Capitalismo Global: 2000-2010: la incapacidad de sortear su crisis sistémica (próximamente)

III.- El imposible futuro del sistema urbano-agro-industrial mundial y sus consecuencias (próximamente)

IV.- Aventurando los próximos veinte años de descomposición del capitalismo global (próximamente)

– 2010-2020: Declive energético, fin del crecimiento, derrumbe financiero y ruptura de la globalización

– 2020-2030: Un capitalismo no global en fuerte crisis y balcanizado

V.- Más allá de 2030: entrando de la mejor forma posible en la era del colapso de la Sociedad Industrial (próximamente)

Share and Enjoy:
  • Print
  • email
  • Twitter
  • Meneame
  • RSS
  • PDF

One Response

  1. [...] 6 Ver su obra postuma en construcción y la ficha de lectura realizada para el portal Economía Crítica y Crítica de la Economía:« La Quiebra del Capitalismo Global 2000-2030 : Preparándose para el inicio del colapso de la Ci…. [...]

Leave a Reply

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail: