Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

Crisis y Futuro de la ciencia económica en la Asociation Français d’Economie Politique

Autor: Jon Bernat Zubiri Rey

Categoría: Fundamentos, Iniciativas y Movimientos

Etiquetas:

Aprovechando la celebración en Paris el 15 de diciembre del 2011 de la la Asamblea General de la Asociation Français d’Economie Politique publico mis notas de dos de los plenarios de la I Asamblea constituyente de esta asociación que nació en el otoño del 2010 para combatir las tendencias homogeneizantes de la economía ortodoxa dominante. En esta acta personal se narran algunas de las intervenciones y debates de las sesiones plenarias “¿Crisis de la economía, crisis de la ciencia económica?” y “El futuro de nuestra disciplina”.

Página de la AFEP

http://www.assoeconomiepolitique.org

Programa completo del I Congreso de la AFEP, Lille, 9-10 de diciembre del 2010

http://www.journaldumauss.net/IMG/pdf/programme_AFEP_4_pages_.pdf

André Orléan, presidente de la AFEP, inauguró el acto de apertura hablando de la tradición existente en las Ciencias Sociales de crítica de la economía política. La fuerte asistencia a este primer congreso de la AFEP recoge en su seno esta tradición caracterizada por la mixidad social entre París y las Provincias, la Universidad y los investigadores del CNRS, los jóvenes y los viejos y, por último, entre hombres y mujeres. Esto último sería públicamente rebatido posteriormente, siendo siempre un debate del que simplemente se pasa, invisibilizándolo. André Orléan recalcó así la presencia de estudiantes parisinos que están impulsando un manifiesto (buscar), terminando con su deseo de que los docentes e investigadores, que conforman el grueso de la AFEP, sean capaces de canalizar sus debates y aportar elementos concluyentes para seguir en el camino de hacer pervivir la crítica y las propuestas de cambio social en el ámbito universitario.

Plenario 1: ¿Crisis de la economía, crisis de la ciencia económica?

F. Lordon (CNRS)

, J. Sapir (EHESS)

, I. Cassiers (Université de Louvain)

, L. Cordonnier (Université Lille 1)

, J. Gadrey (Université Lille 1)

, H. Sterdyniak (OFCE)

Animation: E. Le Héron (Sciences Po Bordeaux)

Isabelle Cassiers nos hizo una exposición de sus propuestas de renovación de la ciencia económica, considerando la centralidad que deben tener las visiones heterodoxas en este cometido. Para esta profesora, no debemos caer en la trampa totalitaria del pensamiento dominante, el cuál siempre ha sido una respuesta a intereses particulares. Hay que poner en cuestión la unicidad de la ciencia económica y tratar de reflexionar la globalidad de los hechos sociales. “Los heterodoxos tenemos que pensar como convertir en operacional el análisis de esta globalidad” concluyó.

Frederic Lordon es un economista cuyos artículos en el Le Monde Diplomatique están siendo una referencia central para entender la crisis desde una perspectiva crítica. Su intervención en este plenario versó sobre la crítica de la cientificidad de la economía matemática, tildando los trabajos de muchos economistas como meros “delirios de estar haciendo ciencia”. Para este investigador, la cuantificación de las relaciones sociales mediante su monetarización forma parte del fantasma galileano de la ciencia económica, llevando a la disciplina a “un estrabismo crónico que implica una crisis de contenido y de discurso”. Así tildó la economía como una mera ideología que pretende resolver todos los errores, en una tradición de la modernidad dónde el empirismo esta asociado a dotar de plenos poderes a la inducción o a priorismo. Esto tiende a universalizar toda observación particular considerada generalizable a condiciones iguales o similares a las estudiadas. Así la exposición de este economista terminó con algunos ejemplos extraídos de manuales neoclásicos, suscitando las carcajadas de la sala dado lo evidentemente absurdo de las afirmaciones mencionadas, tales como que los habitantes de una comunidad rural peruana “tienen una socialización menos avanzada”. Lordon dedicó parte de su conclusión a nuevas tendencias como la Neurobioeconomía, cuyo objetivo es, según el conferenciante: “manipular las emociones para someter las conciencias al beneficio del Capital”, transformando así al economista en un neuromanager que trata de orientar los recursos humanos a su mejor adaptación a las necesidades de la empresa.

Henri Sterdyniak enmarcó su intervención en la intersección de la crisis económica con la crisis del pensamiento económico, que atañe sin duda a todas y cada una de sus corrientes y tradiciones. El modelo económico dominante en el que unas elites acumulan capitales extremadamente móviles no funciona. Al igual que la asociación entre mayor libertad de los mercados con mayor eficiencia tampoco se contrasta en la realidad. Una realidad en la que los heterodoxos podemos imaginar economías sin mercados. Según este economista, el keynesianismo mundial es incompatible con la lógica capitalista, la cuál nos conduce inequívocamente a la catástrofe. Por tanto se impone la construcción social de un nuevo rumbo para pasar a otro sistema económico. Porque las respuestas actuales a la crisis mediante los recortes salariales y la austeridad en las políticas sociales no se adaptan en absoluto al problema. Esta crisis económica y las dificultades para entenderla y enmendar los errores de nuestro sistema económico se explican, según este autor, “en los millones de artículos y de tesis que no tienen nada que ver con la economía real”. Esta ceguera de los economistas dominantes podría incluso sobrevivir a “su propia crisis” en el contexto actual de crisis económica generalizada.

Laurent Cordonier, también colaborador habitual del Le Monde Diplomatique, comenzaba su intervención con una pregunta del economista converso Paul Krugman: “¿Por qué los economistas se han equivocado hasta tal punto?”. Según este economista la respuesta es clara: “Porqué sus hipótesis nunca soportaron el contraste con los hechos, lo que ha llevado a una derrota colectiva de muchos espíritus brillantes”. Este fenómeno, explicado con claridad y lucidez durante su intervención, se da debido a la simpatía existente en un medio de productores de una doctrina a la doctrina producida ella misma. Es decir, que dicha doctrina es un sub-producto de un sistema de producción del conocimiento “academicista, neo-fordista, productivista y formateado para entrar dentro de unos determinados criterios de evaluación”. Ahondando en esta complicidad de los productores con su doctrina, Laurent Cordonier apuntó tres reglas que han guiado esta deriva:

  • Se debe producir la novedad marginal.
  • Se deben producir enunciados acumulables, es decir, que co-habitan sin fricciones con los enunciados ya existentes.

  • Se deben producir resultados estandarizados, lo que implica una falta de pluralismo en los preceptos utilizados.

Este juego de condiciones ha favorecido la hegemonía de la mecánica neoclásica, implicando una masificación de trabajos en los que “con una inteligencia escasa se pueden producir resultados válidos”. Para terminar, este economista dio el colofón final con una claridad oral comparable a la fuerte capacidad pedagógica y divulgativa que se plasman en sus obras escritas. Para esto se sirvió de un ejemplo comparativo entre dos trabajos de muy diversa índole. El primero es un trabajo empírico sobre la tasa de financiarización de la economía y las tasas de paro, demostrando una relación directa y una evolución cuasi-perfectamente paralela de ambas curvas, demostrando la medida en que la falta de reinversión del beneficio en la economía real implica un aumento del desempleo. Este trabajo, publicado en un libro y en el blog del autor obtiene cero puntos en los mecanismos de evaluación de la AERES. Por contra, un segundo trabajo presentado, plasma la absurdidad del actual modelo de evaluación. Se trata de un modelo econométrico sobre los condicionantes de los hombres de levantar la tapa de inodoro al hacer sus necesidades. Este artículo, cuyas conclusiones presentadas por Cordonier suscitaron las carcajadas de la sala, se encuentra publicado en una revista con notación A (máxima posible) en el sistema de evaluación de la investigación de la AERES.

En el turno de intervenciones fueron muchas las aportaciones, sin por eso romperse con la sintonía reinante. Alguien dijo que tal vez la fuerza mayor de la teoría estándar sea la capacidad de federarse sobre un principio acumulativo estructurado en base a las hipótesis del mercado autoregulado y de la teoría de la acción de los individuos. El hecho de que teorías críticas como la de los regulacionistas conciba el mercado como una construcción social plagada de actores, normas, reglas y motivaciones sea tal vez una dificultad para darle este carácter acumulativo al pensamiento heterodoxo. En las respuestas Frederic Lordon reivindicó una ontología spinozista de la positividad de los deseos, la cuál “se constituye en el seno de un imaginario modificable pero repleto de inercias”. Isabelle Cassiers sintetizó muchas de las ideas expresadas con un rotundo “la crisis de la ciencia económica duró sólo 5 minutos”, aunque no se debe olvidar, dijo, que se está dando una transferencia de hegemonía hacia las elites de los países emergentes, “aunque estos siguen aún fascinados por el modelo de los Estados Unidos”.

Plenario 2: El futuro de nuestra disciplina

C. du Tertre (Université Paris 7)

, F. Vatin (Université Paris 10), P. Minard (EHESS)

, R. Perez (Université Montpellier 1)

, G. Colletis (Université Toulouse 1)

, S. Michel (CNU)

, A-T. Dang (CNRS)

Animation : F. Jany-Catrice (Université Lille 1) y G. Raveaud (Université Paris 8)

Florence Jany-Catrice es una de las autoras francesas que más ha ahondado en la cuestión de la economía de los cuidados o el care. Su introducción del plenario comenzó con una crítica demoledora de la la Ley de Libertades y Responsabilidades de las Universidades (LRU) del 2007. La LRU es una fase 2 del proceso de Bolonia, mucho más avanzado en Francia que en España. Según esta profesora de la Universidad de Lille, la LRU impone un sistema de incitación individualizada y que trata de favorecer la excelencia de unos a base de la penuria del resto. La AFEP, continuó, “debería aumentar la relación de fuerzas para hacer frente al contexto urgente que estamos viviendo”, ya que la disciplina corre el peligro de desaparecer dada la actual pirámide de edades y las condiciones de contratación que minan la reproducción de nuestra profesión y “dejan a cada cuál aislado en sus prácticas profesionales”. Partiendo de una crítica del actual modelo de gestión de las carreras (con el Doctorado, la Agregación, el modelo de Evaluación de la investigación y la docencia y, por último, la organización de la Disciplina vía el CNRS y el CNU), Florence nos propone realizar un debate práctico y que buque determinar pistas de acción para ampliar nuestra red de alianzas (con otras disciplinas, con los actores políticos y con la sociedad civil) y consensuar un punto de vista común sobre el estado actual de nuestra disciplina y sobre las comisiones necesarias para dar una proyección estructurada a nuestra lucha.

S. Michel comienza presentándose : Ella es una mujer economista regulacionista con influencias marxistas y delegada sindical de SNE-Sup en el Conseil National des Universités (CNU). La CNU es el máximo órgano que estructura los campos disciplinarios de la universidad en Francia. Partiendo de una crítica del concepto de heterodoxia, no adaptado a la concepción de la crítica y el pluralismo que, según ella, nuestra disciplina necesita, Michel pasa directamente a realizar una crítica de los actuales sistemas de evaluación que se están imponiendo. Su intervención constata los peores de las presagios sobre el plano institucional en el que se gesta la debacle de la economía crítica. El CNU ha adoptado recientemente la función de impulsar evaluaciones cuatrienales individuales. Este mecanismo, que conoce bien, se realizara sin índices claros y con una instancias indirectas que escapan al control democrático de los cargos electos, conduciendo inequívocamente a una creciente marginación de todas las escuelas no dominantes que conviven en el área de economía en este país.

F. Vatin, de la Universidad de Paris X se reivindica sociólogo y economista compañero de Alain Caillé (del MAUSS, Movimiento Anti Utilitarista en Ciencias Sociales, enlace). Para él, la disciplina económica está cometiendo el mismo error histórico que ha caracterizado a los Partidos Comunistas con el precepto de que “el partido se refuerza haciéndose más puro”. Nos presenta el paradigma de su departamento de sociología económica, que nació con la intención de “explicar los fenómenos de la economía real que la Ciencia Económica se había dejado de lado”. Este objetivo queda muy bien ilustrado por las palabras de Clemenceau de que “la economía es una cosa demasiado seria para dejársela en exclusiva a los economistas”. Pasando a la cuestión de la agregación y la evaluación, nos presenta las ideas del “Grupo de los refundadores”, que diferencian entre una disciplina cada vez más balkanizada y unos coursus (o carreras) que deben presionar contra su división creciente. Para este socio-economista no se debe apostar por una nueva sección en el CNU (controvertido debate central en la Asamblea posterior, quedando validada la vía secesionista de la AFEP), sino más bien por el desarrollo de una multi-disciplinariedad en la docencia y en las lineas de investigación.

G.Colletis se limitó a una breve valoración del estado de nuestra disciplina, partiendo de la fuerza motriz que, a su entender, supone el creciente escepticismo hacía la misma por parte de la opinión pública. Este economista de Toulouse considera que es terrible que “para los economista que no comulgamos con la Iglesia dominante” la actual evaluación en base a “los publicantes” y no sobre el proyecto científico global invisibiliza todo nuestro trabajo orientado a la sociedad y sus actores, en vez de hacia las revistas académicas. Para Colletis “ser radicales requiere ser creíbles” y por tanto no se deberían hacer propuestas imposibles.

Y se pregunta quién estas lineas transcribe : ¿Ser creibles para adaptarse o ser creibles para rebelarse con todas nuestras fuerzas? Es decir, qué queremos los universitarios críticos:

  • Adaptarnos a la universidad cambiante, tratando de minimizar daños y obteniendo mejoras a nuestro declive, a pesar de salir perdedores en cuánto a la reproducción generacional futura de nuestra cultura académica crítica ?.
  • Ó Resistir para Construir otra universidad, dando batallas y sacando adelante alternativas viables y eficaces, a pesar de los riesgos en diversos frentes y los recortes cuantitativos y cualitativos que esta estrategia puede tener en nuestro ámbito laboral actual?.

Para terminar con la mesa, y en un ambiente ya bastante intenso, C. du Tertre encadeno algunos elementos ya mencionados para reivindicar “que no debemos aceptar los mecanismos institucionales disciplinarios, hay que organizarse para cambiarlos”. “Nuestra Economía está del lado de los actores sociales y es ahí dónde se impone avanzar en la cuestión de las alianzas”.

Durante el turno de intervenciones se enfatizo varias veces que la Sección 5 del CNU “es una cáscara vacía, ya no dice nada á nadie”. Un camarada italiano, Giulio Palermo, incidió desde la tribuna del público en cuatro ideas que él consideraba centrales:

  • Plantea que reflexionar el futuro de nuestra disciplina con el objetivo de mejorar el futuro de nuestra disciplina es un debate auto-referencial que no nos llevará a ningún lado.

  • Constata que el núcleo central y hegemónico de la AFEP, nuestro yo colectivo, quiere más poder en el ámbito universitario cambiante. “Aún así no existe homogeneidad entre nosotros frente a la disciplina acumulativa de nuestros enemigos”.
  • El sistema de Concurso público es un mero mecanismo de cooptación para que la función social e histórica de la universidad, es decir, la reproducción de hegemonía, pueda seguir su curso.

  • Para salir de este juego viciado en que llevamos todas las perder reivindica que luchemos por un cambio del sistema de elección de puestos en los órganos universitarios. Él propone que éste verse en torno a la “tirada a suertes” o a un sistema de rotación y de control cruzado entre grupos.

Un joven interviene para pedir que se tengan en cuenta las muchas propuestas que han ido saliendo y construyéndose por el movimiento estudiantil en los últimos años. Otra joven nos recuerda la actual situación de difícil subsistencia material de los jóvenes investigadores : “Los heterodoxos tenemos un vínculo preferencial con los hechos económicos y sociales reales” dice, lo que según ella debería llevarnos a la búsqueda de contratos dónde suscitemos el interés de los poderes públicos. Aunque este modelo de financiación por proyectos implique una institucionalización creciente de la precariedad, algunos responden “C’est pas grave” (no es grave) concluye irónicamente. Algo dice Michel Rocca, director de la Facultad de Economía de Grenoble, justo después de la última persona sobre cuya intervención fueron capaces de captar algo escrito mis agotadas neuronas : Esta persona pidió un esfuerzo colectivo y descentralizado, pero debidamente coordinado por una comisión de la AFEP, para que potenciemos las relaciones de la AFEP con otros movimientos equivalentes en otros países, “dada la necesidad de que la disciplina de la economía sea reconsiderada a escala internacional”.

En el turno de respuestas de la mesa, S. Michel se pregunta cómo delegada sindical en la CNU : “¿un espacio de poder sí se deja, se deja para qué?, ¿para hacer qué y para ir dónde?, ¿cuál es nuestro estado actual de fuerzas?”. G.Colletis vuelve a mencionar la cuestión de las alianzas con actores externos a la universidad. Esto es bastante ambiguo, cree el que esto escribe, sobre todo en estos tiempos dónde muchos de los que no creen o no están dispuestos a implicarse en la potencia transformadora de la auto-organización y de la movilización en la universidad, miran a las elecciones generales de 2012 y al Partido Socialista que según ellos podría ganarlas. ¿Hasta cuándo seguiremos en esta deriva dónde en la universidad se ha perdido toda conciencia sindical sectorial de lucha en nuestro ámbito de trabajo para obtener cambios reales, no sólo en el plano corporativo? ¿Estamos dispuestas a creernos en serio que esta política de alianzas puede darse de forma descentralizada y de base, sobre todo en los periodos de movilización, tratando simplemente de imponer mediante la acción colectiva una convergencia con personas y actores de base a los que simplemente invitemos “a repoblar salvajemente la universidad”?

I Asamblea de la Association Française d’Economie Politique

Aunque parezca sobre-humano y además de 7 sesiones paralelas por áreas temáticas a primera hora de la tarde antes del segundo plenario, en el final de esta jornada todavía tuvieron energías nuestros camaradas gabachos, y los compañeros que por allá les acompañábamos, para celebrar la I Asamblea de la AFEP. A las actas de conclusiones estratégicas que emanan de esta asamblea, que no vamos a narrar aquí , puede simplemente tenerse acceso en la página oficial del Congreso.

Y además de sesiones paralelas, pudimos asistir a otros dos plenarios, con el último de los cuáles se concluyó el encuentro

Plenario 3: La economía política en acción

S. Montagne (CNRS), F.D. Vivien (Université de Reims), J. Valentin (Université Paris 1), F. Jany-Catrice (Université Lille 1), P. Batifoulier (Université Paris 10), P. Combemale (Lycée Henri IV)

Animation : D. Plihon (Université Paris 13)

Plenario 4: ¿Hacia una renovación de la economía política?

C. Pignol (Université Paris 1), B. Chavance (Université Paris 7), B. Théret (CNRS), A. Caillé (Université Paris 10), A. Freeman (AHE), M. Lavoie (Université d’Ottawa), S. Jallais* (Université Paris 1), .N. Giraud (Mines Paris Tech)

Animation : O. Favereau (Université Paris 10)

la Asociation Français d’Economie Politique

Share and Enjoy:
  • Print
  • email
  • Twitter
  • Meneame
  • RSS
  • PDF

2 Responses

  1. [...] Se puede acceder al acta en castellano del I Coloquio fundacional de la AFEP en Paris pinchando aqui. A continuación se da conocimiento de la IV Conferencia de la Iniciativa Internacional de [...]

Leave a Reply

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail:

Últimos comentarios