Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

EDITORIAL: Llenemos las calles de (in)dignidad y rebeldía

Autor: CONSEJO REDACCION ECCE

Categoría: Editorial

Etiquetas: , , ,

Los recientes cambios de gobiernos tecnócratas, la “imposibilidad” de una alternativa económica y el cambio de gobierno en España nos obliga a hacer un nuevo llamamiento a la movilización y al intercambio de experiencias y alternativas en torno al objetivo de superar la crisis económica a través de un profundo cambio económico, político y social.

La economía como herramienta popular para analizar los cauces de producción y mejorar su distribución ha muerto. A su humilde entierro asisten como plañideras los dirigentes de todas las naciones, reclamando el esfuerzo colectivo y anunciando tiempos difíciles para todos. Sus enterradores, el conjunto de banqueros, grandes fortunas e intelectuales neoliberales, echan tierra alegremente deseando que aquello que un día pudo enraizar al amparo del Estado del Bienestar quedase bajo tierra de una vez por todas.

En esa tarea de poner tierra sobre el cuerpo aún caliente de la democracia se afanan a través de una Unión Europea cada vez menos unida y cohesionada. El establecimiento del equilibrio presupuestario en las constituciones de los Estados -mantra neoliberal- anticipa el fin de un déficit de carácter social y configura a los Estados no ya como compensadores de una balanza descompensada por la lucha de clases, sino como mero un inspector que no sólo atestigua lo descompensado de la balanza sino que además la justifica y protege. El Estado, por su rendición en la batalla económica, ha entregado las llaves de la soberanía y presto ha corrido a ser el “comité ejecutivo de la clase dominante” de una forma más decidida aún. Tal es el ejemplo que en varios países de la UE nos están dando; son los mismos banqueros que provocaron esta crisis los que ahora se erigen como salvadores y se aúpan a los primeros puestos de los ejecutivos comunitarios. Mario Monti o Lucas Papademos son el exponente claro de que las máscaras que los ocultaban tras las sombras del poder ya no son necesarias.

En España la situación no pinta mucho mejor. La mayoría de un Partido Popular sin un notable aumento de votos y el desmoronamiento del PSOE, fruto sin duda de su participación en el entierro de la democracia formal, no alteran en nada las condiciones que hemos venido señalando en los últimos tiempos. Si acaso el resultado de las pasadas elecciones generales sólo ayuda a intensificar aún más las consecuencias de la crisis y su desarrollo. Sin embargo no podemos dejar la pequeña contraparte de las pasadas elecciones, para intentar huir de tanta oscuridad. Las fuerzas políticas cuyo programa pivota sobre otra manera de hacer las cosas -en lo económico, en lo político y en lo social- han conseguido un notable ascenso y apoyo popular. En ese sentido, desde el Consejo de Redacción de Economía Crítica y Crítica de la Economía queremos felicitar a nuestro compañero Alberto Garzón que ha logrado entrar en el Parlamento español como diputado, lo que nos da garantía de que al menos alguien hará oír en este foro la voz de la alternativa y a la dignidad rebelde.

Una alternativa y una rebeldía que, tomando las ideas de Alberto, no puede proceder en exclusiva del trabajo político en un sentido estricto. No debe ser el parlamento el lugar donde la indignación se canalice en estrategias de cambio social. Las calles deben quebrar el ilegítimo y anti-democrático orden actual que nos imponen “los mercados” y desobedecer a la sumisa pasividad con la que se nos invita a esperar a la próxima contienda entre rojos y azules, ambos sometidos a la misma doctrina europea de inspiración franco-alemana. En este tortuoso camino que con los inicios del año estamos condenados a compartir, no podemos sino llamar a las persona de sentido común y a los sectores más concienciados a seguir en la lucha y a intensificarla. La situación actual no permite momento de duda alguno. No sólo la crisis continúa golpeando el día a día de millones de personas sino que además se redoblan los esfuerzos por parte de las elites y los gobiernos para orientar las políticas económicas hacia el reforzamiento del neoliberalismo de la pérdida de soberanía de los pueblos.

Debemos mantener la lucha, debemos aumentar en fuerza nuestros análisis y nuestras propuestas y tenemos que transmitirlas. Tenemos la obligación, como ciudadanos y ciudadanas, de no rendirnos y de exigir lo que en derecho nos corresponde. La indignación no es una renuncia a la dignidad, sino muy al contrario, un ejemplo de que vivimos, pensamos y sufrimos. Es un ejemplo de dignidad y de rebeldía.

Desde el CdR de ECCE nos duele la boca de insistir en ello, pero aún así no nos rendimos ni nos rendiremos porque tenemos la certeza de que, con el trabajo y la lucha, del enterrado cuerpo de la democracia representativa brotarán mañana, a través de la respuesta popular, las fuertes raíces y ramas de la soberanía y la justicia social. Por eso os invitamos a acceder a las muchas contribuciones que han ido surgiendo en nuestra red durante los últimos dos meses, con la intención de seguir formándonos en el pensamiento crítico y en las vías colectivas de intervención para derrotar a un sistema cuya legitimidad hace aguas por todas partes. Para esto es muy importante la escucha y la palabra, el diálogo entre iguales y la formación de opiniones autónomas. Porque sólo desde la unidad y la crítica evitaremos el dejarnos seducir por las músicas celestiales de un orden que nos hemos propuesto combatir hasta las últimas consecuencias.

Share and Enjoy:
  • Print
  • email
  • Twitter
  • Meneame
  • RSS
  • PDF

4 Responses

  1. fran dice:

    Salir de las Torres de Marfil. Salir de los cubículos empolvados de los departamentos de investigación. Y llevar esos conocimientos, esas cajas de herramientas, a la calle, a las asociaciones de vecinos, a las cooperativas, a los colegios, institutos, a los colectivos de ciudadanos, a las plazas. De la resistencia pasiva a una resistencia constructiva-pedagógica. Reconstruir el tejido de desidencia dentro del Imperio universitario, utilizar el saber para resistir y crear luchas, no rutinas. Profesores, catedráticos, investigadores, estudiantes, admnistrativos, trabajadores de las universidades.. debemos parar la sangría de ignorancia que retroalimentamos desde las propias universidades. Parar el circuito infernal de la reproducción de la apatía que naturaliza el calendario académico, deformarlo, rehacerlo de acuerdo a los criterios de la honestidad intelectual y la autogestión. Dar un paso más allá del miedo. Vaciar los departamentos, empoderarse del conocimiento adquirido, que deje de ser una mercancía.

    Oponerse, crear un consenso de contrapoder, ha dejado una opción, es un imperativo.

    Se vienen tiempos oscuros, compañera/os. O nos unimos o nos hunden.

    Muchas fuerzas!

    • Jesús Gumaro Viacobo Flores dice:

      De acuerdo contigo Fran.

      Saludos,

      Gumaro

    • Catalina dice:

      Totalmente de acuerdo contigo, en las palabras, el tono, la intención y la energía…

      De acuerdo también en tu percepción sobre lo que se avecina, aunque no dejo de sentir que en cierta medida tenemos el privilegio de estar viviendo tiempos y momentos que asentarán cambios seguramente históricos. Y eso, aunque cuando se está en el vórtice del tornado da un poco de vértigo y no sea fácil, es lo que debemos aprovechar, de donde debemos sacar el impulso, la fuerza y la convicción para no dejarnos arrastrar por esa apatía que muy deliberadamente aprovecha el miedo y la manipulación con la que “juegan” los medios de comunicación de masas.

      Espero y deseo que tengamos las fuerzas necesarias para verlo así y actuar en consecuencia, cada uno/a desde su despacho, aula, centro, casa, etc etc. Y que de verdad empecemos a compartir aquello que somos y sabemos, para que dejen de tratarnos como lo que ni somos ni deseamos ser.

      Estoy de acuerdo también en eso: el tiempo del individualismo terminó. Empiezan tiempos nuevos y o somos capaces de hacernos oír o no existimos.

      Un placer leer y recibir tus fuerzas!
      Gracias!

  2. JaumeX dice:

    En el País Valencià ya estamos en marcha: el pasado sábado 21 una masiva manifestación colapsó Valencia.

    http://lacomunidad.elpais.com/eurotopia/2012/1/21/manifestacion-valencia-la-educacion-publica-18-54h-del-2

Leave a Reply

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail: