Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

Destapando la intención por parte del diario Libremercado de calumniar al gobierno de Ahora Madrid

Autor: Eduardo Garzón Espinosa

Categoría: Ideología, Municipalismo

Etiquetas:

Saque de Esquina

Recientemente se ha publicado en el diario económico Libre Mercado un artículo en el que se acusa al gobierno de Ahora Madrid de estar preparando incrementos de impuestos para los años 2016 y 2017. Para ello el autor se ha apoyado exclusivamente en los datos de un cuadro recogido en el Plan Económico Financiero elaborado recientemente por el gobierno madrileño.

El análisis que se plasma en el artículo es absolutamente inconsistente y sus conclusiones absurdas y erróneas porque el autor lo ha basado en la observación de un cuadro que no recoge ningún cambio tributario, sino que se limita a presentar los incrementos y disminuciones de ingresos en 2016 y 2017 a efectos de la Regla de Gasto (cuyo cumplimiento es el objetivo del Plan Económico Financiero). Difícilmente se puede detectar un futuro incremento de impuestos mirando un documento en el que no sólo no se plasman las medidas impositivas sino que se refiere fundamentalmente a 2016, un año en curso. Si se quisiese descubrir si el gobierno madrileño va a incrementar o a reducir los impuestos habría que mirar el proyecto de presupuestos para 2017 (aún no elaborado), o si se espera que se haya producido algún incremento “oculto” durante el actual ejercicio habría que analizar la ejecución del presupuesto, pero nunca el citado cuadro que se plasma en el Plan Económico Financiero cuya naturaleza y función es otra muy distinta. La falta de rigor alcanza dimensiones astronómicas y deja al descubierto el verdadero objetivo del autor de la “noticia”: calumniar al equipo de gobierno de Ahora Madrid.

Ya sea de forma intencionada o no el autor confunde constantemente al lector al equiparar ingresos con impuestos. Los ingresos pueden subir o bajar sin necesidad de que los impuestos cambien (por ejemplo, si se ejecutan más obras que el año anterior se ingresará más por el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras aunque este impuesto no haya cambiado). Y esto es precisamente lo que se plasma en el famoso cuadro porque es lo que está ocurriendo en el año 2016 y porque es lo que previsiblemente ocurrirá en el año 2017: se ingresará más por la mayoría de las figuras tributarias como consecuencia de una mayor actividad económica y de determinados cambios normativos, pero no porque se hayan producido incrementos impositivos. Los pocos incrementos impositivos que ha aplicado el gobierno son conocidos desde hace casi un año y llevan tiempo en vigor, por lo que es absolutamente incoherente que el autor del artículo los utilice para advertir de una supuesta intención de aumentar la carga fiscal en el futuro por parte del gobierno.

Como ejemplos de incrementos de ingresos que no son consecuencia de una alteración en los impuestos destacan los siguientes. Se prevé una mayor recaudación por IBI (en torno a 950.000 euros en 2016) como consecuencia de la regularización catastral que es normativa estatal aunque fuese a propuesta municipal, cuyo objetivo es combatir el fraude. También se prevé una minoración del mismo impuesto por una revisión parcial del catastro que también corresponde a una normativa estatal (también a propuesta municipal) y que logrará que las familias de los barrios más castigados paguen menos impuestos. Otros ejemplos: un aumento de recaudación de unos 12 millones de euros correspondientes al importe anual de la Tasa de Móviles, que hasta las recientes sentencias favorables del Tribunal Supremo al respecto de esta tasa no se habían tenido en cuenta para el cálculo de la Regla de Gasto; o los aproximadamente 11 millones de euros de incremento en la recaudación como consecuencia del final de la bonificación en el IBI de los inmuebles de patrimonio histórico.

Las únicas medidas fiscales adoptadas por el gobierno que han provocado un cambio en la recaudación ya se conocen desde que en octubre de 2015 se aprobaran los presupuestos del año 2016, pero evidentemente es una aberración utilizarlas para alertar de “futuros incrementos de impuestos”. Estas medidas son las siguientes:

-Reducción del tipo general del IBI en un 7% y que afecta a 2.132.994 inmuebles. Esta medida, además, supuso precisamente una reducción de impuestos.

-Incremento del tipo diferenciado del IBI en un 10% y que afecta a 6.813 unidades urbanas. Esto sí fue un incremento de impuestos pero a muy pocos contribuyentes (con elevada capacidad económica).

-Reducción de umbrales de familia numerosa y aumento de los porcentajes de reducción que afectaba aproximadamente a 19.000 inmuebles. Esta medida provoca un reducido incremento de la recaudación por lo que puede considerarse un incremento del impuesto, pero fue aplicado a propuesta de los grupos de la oposición de manera que tampoco hay lugar a considerarlo un “nuevo sablazo” de Ahora Madrid (amén de que, como el resto de medidas, se conoce desde octubre de 2015).

-Bonificación en el IBI por aprovechamiento de la energía solar, la cual supuso una reducción del impuesto y no un incremento.

-Revisión del coeficiente de situación en el Impuesto de Actividades Económicas porque los anteriores estaban por debajo del máximo autorizado legalmente. Se trató de un incremento de impuestos que sólo afecta a aquellos empresarios cuya cifra de negocios supera el millón de euros.

-Eliminación de la bonificación del Impuesto sobre Obras y Construcciones, que fue aprobada por Ana Botella en el año 2014.

-Nueva Tasa de Gestión de Residuos Urbanos, similar a la que eliminó Botella en el año 2014, pero que sólo afecta a los inmuebles no residenciales que más volumen de basura generan.

En definitiva, puntuales medidas fiscales que llevan tiempo en vigor y que por lo tanto no pueden presentarse como una “nueva ronda de subidas impositivas” (y mucho menos teniendo en cuenta que muchas de estas medidas ni siquiera dependen de la voluntad del equipo de gobierno madrileño), a no ser, claro, que la verdadera intención del autor del artículo no fuese informar sino calumniar.

Share and Enjoy:
  • Print
  • email
  • Twitter
  • Meneame
  • RSS
  • PDF

Leave a Reply

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail:

Últimos comentarios