Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

Algunas preguntas sobre las inversiones extranjeras directas

Autor: Fernando Luengo

Categoría: Inversión extranjera

Etiquetas:

Otra Economía

Mucho se habla y se escribe sobre los beneficios de las entradas de capital extranjero en forma de inversión directa. Aquí planteo algunas cuestiones que sería necesario tener en cuenta para una valoración razonada de su impacto en las economías de acogida.

¿La inversión extranjera directa (IED) consiste en la creación de una nueva capacidad productiva o en la adquisición de un activo ya existente? ¿Cuál es el grado de complejidad y sofisticación de la fase del ciclo del producto donde se materialice la inversión foránea? ¿Crea un nuevo empleo o se moviliza uno ya existente? ¿Se desarrollan redes locales de aprovisionamiento o este se realiza a través de las importaciones? ¿La posición de los proveedores locales en la cadena de creación de valor es central o periférica? ¿La IED agrava o corrige los desequilibrios territoriales? ¿La posición de mercado de los grupos foráneos les sitúa en posiciones de privilegio respecto de las empresas locales? ¿El proceso productivo es intensivo en capital o en trabajo? ¿La corporación reinvierte los beneficios en la subsidiaria o en la economía donde opera, o, por el contrario, los repatria? ¿La subsidiaria paga sus impuestos o, aplicando una estrategia de ingeniería contable, traslada los beneficios a territorios donde la carga impositiva es inferior o nula? ¿Qué impacto tienen las entradas de capital en la tasa de inflación y en la posición cambiaria del país? ¿La inversión recibida es fácilmente deslocalizable? ¿Las IED suponen una entrada neta de capital en el país receptor de la inversión o tiene un efecto adverso en la balanza de pagos? ¿Es posible el ejercicio de los derechos laborales y ciudadanos en las empresas controladas por los capitales extranjeros? ¿Qué consecuencias ecológicas tienen las IED?

Share and Enjoy:
  • Print
  • email
  • Twitter
  • Meneame
  • RSS
  • PDF

One Response

  1. Hola Fernando,

    Interesante planteamiento, desde nuestro punto de vista y atendiendo a nuestra experiencia, una inversión extranjera supone la creación de valor añadido. Por un lado, significa la generación de puestos de trabajo, que a veces ocupan extranjeros que pasan a residir en España o bien españoles que cambian de trabajo. En cualquier caso, si se cambia de trabajo, ello supone que alguien deba ocupar el trabajo anterior. En relación con los impuestos, queda claro que más personas ocupadas supone mayores ingresos en concepto de IRPF, un nuevo contribuyente a efectos del IVA (mayor recaudación) y del Impuesto sobre Sociedades. Por no hablar de otros impuestos indirectos y de impuestos locales. Si bien es cierto que en el ámbito del Impuesto sobre Sociedades a través de planificaciones fiscales agresivas puede reducirse la base sometida a gravamen, en cualquier caso siempre habrá una recaudación mínima que beneficiará sin ninguna duda al estado destinatario de la inversión.

    Muchas gracias.
    Un saludo

    Sílvia Gabarró

Leave a Reply

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail:

Últimos comentarios