Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

‘El Capital’ habla del capitalismo de hoy

Autor: Alberto Garzon Espinosa

Blog Economía para Pobres en Público.es

En los primeros días de septiembre de 1867, hace ahora 150 años, se publicó el primer volumen de El Capital, la que es para muchos la obra cumbre de Karl Marx (1818-1883). Fue en una modesta tirada de mil ejemplares, pero a pesar de ello contribuyó decisivamente a transformar la forma en la que personas de todo el mundo veían nuestras sociedades.

La idea original de Marx consistía en escribir un conjunto de seis libros, dedicados cada uno de ellos a los siguientes temas: el capital, la propiedad de la tierra, el trabajo asalariado, el Estado, el comercio exterior y el mercado mundial. Sin embargo, la pobreza y las enfermedades (su vida estuvo marcada por los exilios políticos y las carencias materiales y de salud) le retrasaron de tal modo que acabó optando por un proyecto editorial de tres volúmenes. Aun así, sólo publicó en vida el primero. Los volúmenes segundo y tercero, ambos inacabados, fueron editados y publicados por su amigo y camarada Friedrich Engels (1820-1895) a partir de los manuscritos que Marx había estado escribiendo durante los años previos a su muerte.

El Capital es una obra densa y difícil. Leerla y entenderla requiere la dedicación de una ingente cantidad de horas de estudio. Y aunque corre el rumor de que todo comunista dice haberla leído y entendido, es improbable que sea cierto. A su naturaleza de material incompleto hemos de añadir el estilo del autor, que en algunos pasajes es ciertamente oscuro. De hecho, es habitual que los lectores inadvertidos se encuentren decepcionados tras consultar las primeras páginas. En ellas encontramos un alto nivel de abstracción teórica que dificulta mucho la lectura. Por decirlo de una forma breve, El Capital no es el típico libro que se puede leer mientras se va en el autobús. No es el Manifiesto Comunista. En efecto, el Manifiesto, escrito con Engels en 1848, había sido un material propagandístico elaborado para animar a los trabajadores en el contexto de las revoluciones europeas que estaban teniendo lugar entonces. Por el contrario, El Capital obedece a objetivos mucho más complejos y ambiciosos. Se aspira, nada más y nada menos, que a la comprensión exacta del funcionamiento del sistema económico capitalista. Y ello, a juicio de Marx, requería una exposición mucho más justificada y rigurosa. Una exposición que se parecía mucho más a los trabajos de los primeros economistas clásicos, como Adam Smith y David Ricardo, que a los textos publicados hasta entonces por los representantes del socialismo utópico, como Robert Owen o Saint-Simon. Para Marx, El Capital era un misil contra la burguesía precisamente por su capacidad para desvelar y desnudar las formas por las que una parte de la población explotaba a la otra parte.

Seguir leyendo…

La “primavera” del empleo

Autor: Carlos Sanchez Mato y Eduardo Garzón Espinosa

Público.es

El pasado lunes 4 de septiembre conocimos los datos de paro registrado y de afiliación a la Seguridad Social correspondientes a agosto y descubrimos que se había producido la mayor destrucción de empleo en dicho mes desde 2008. De hecho, el día 31 de agosto se volatilizaron 266.362 contratos. Nunca antes se había destruido tanto empleo en un solo día. Ni siquiera el secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, pudo ocultar su preocupación reconociendo que estos datos “representan un problema, no sólo en términos estadísticos sino para los derechos de los trabajadores”.

En efecto, lo que estos datos están desvelando es un mercado laboral caracterizado por una intensa contratación temporal que aumenta fuertemente en épocas estivales pero que desaparece automáticamente con su fin. Según la patronal de empresas de trabajo temporal Asempleo, una cuarta parte de los contratos que se firman en España dura menos de siete días. La duración media de un contrato en julio de 2007 era de 73 días, en julio de 2017 ha sido de 49 días. Y el acceso a empleos eventuales no es un capricho de los trabajadores: según datos del INE, el 91,4% de ellos prefiere uno de duración indefinida pero no lo encuentra.

No se podía esperar otra cosa de un mercado laboral regulado conscientemente por el PSOE y el PP mediante una legislación profundamente laxa con las obligaciones de los empresarios e intensamente restrictiva con los derechos de los trabajadores. Esta regulación laboral ha sido la guinda del pastel que conformaba el modelo productivo concentrado en el turismo de bajo valor añadido y en la construcción que fue y sigue siendo fomentado por los sucesivos gobiernos estatales, junto con la elevada tasa de paro. La combinación de esos tres factores ha derivado en una bomba explosiva que ha situado a la economía española en el segundo puesto de toda la Unión Europea de los 28 en el ranking de tasa de temporalidad que agudiza aún más si cabe la brecha de género ya que los contratos indefinidos firmados por mujeres representan únicamente el 3,4% de todos los formalizados. Hasta la propia Comisión Europea deja claro en su Informe anual sobre desequilibrios macroeconómicos lo nocivo que es el uso generalizado de contratos temporales en España para la productividad y lo asociado que va este modelo a la exclusión y la pobreza.

Seguir leyendo…

La izquierda española ante la globalización

Autor: Alberto Garzon Espinosa

Blog Economía para Pobres en Público.es

La expresión los árboles no dejan ver el bosque nos ayuda a entender qué le está pasando a la izquierda en España. Concentrados en el día a día de las noticias mediáticas, en las valoraciones trimestrales de los datos del paro o en las innumerables novedades que afloran sobre la corrupción política, apenas tenemos tiempo para pensar en el tablero de juego sobre el que hacemos política. Y lo cierto es que, desde la perspectiva española, es un panorama preocupante.

En los últimos años hemos asistido a la quiebra del bipartidismo, a una crisis institucional sin precedentes que ha incluido a la Casa Real y, en parte como consecuencia de ello, a una sucesión atípica de convocatorias electorales. Pero apenas hemos debatido sobre las causas de estos fenómenos, es decir, sobre la descomposición social que se está produciendo en nuestro país como consecuencia de la globalización económica.

A menudo las organizaciones políticas hacemos política como si nada hubiera cambiado desde 1978, año en el que se aprobó la Constitución. Y no me refiero a las formas políticas o a sus protagonistas, que evidentemente han mutado en estos cuarenta años. Me refiero a ese tablero de juego en el que se inserta España y que es el sistema-mundo económico. En 1978 España se incorporó, con todas sus insuficiencias, al mundo desarrollado de la democracia, el Estado Social y las modernas políticas públicas de redistribución de la renta. Pero lo hizo precisamente en un contexto internacional en el que ese mundo desarrollado ya iba en dirección contraria, con las políticas neoliberales tomando el control y con la globalización económica desplegando todas sus características.

Seguir leyendo…

Los impuestos nos hacen libres, señora Cifuentes

Autor: Bruno Estrada Lopez

El Siglo de Europa

Los impuestos son necesarios para que el Estado pueda prestar servicios públicos y son un medio para distribuir mejor la riqueza de la sociedad. Con esta afirmación estamos de acuerdo un 66,8% de los españoles, según la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas. Únicamente uno de cada tres españoles, un 29,4%, considera que los impuestos son algo que el Estado nos obliga a pagar sin saber muy bien a cambio de qué.

Es más, un 78,3% de los españoles consideramos que quienes tienen más riqueza deberían tener un mayor compromiso fiscal con la sociedad porque creemos que actualmente los ricos pagan pocos impuestos en nuestro país.

Sin embargo, hay 13.498 personas empadronadas en la Comunidad de Madrid que tienen un patrimonio superior al millón y medio de euros y que cada año se ahorran 658 millones de euros en impuestos gracias a la política fiscal de la señora Cifuentes, a la bonificación del 100% del Impuesto de Patrimonio.

Seguir leyendo…

Curso Online Repensar la Economía: cuando las crisis duran, las ortodoxias se agotan (Del 27 de septiembre al 1 de noviembre)

Autor: El Salmon Contracorriente, Ignacio Fernandez, Luis Baratas Gonzalez, Mario Risquez Ramos y Mercedes de Luis Lopez

El Salmón Contracorriente

Decía la economista Joan Robinson que el propósito de estudiar economía no consistía en adquirir un conjunto de respuestas ya elaboradas para las cuestiones económicas, sino aprender a evitar ser engañados por los propios economistas. ¿Acaso el pensamiento económico dominante no nos invita a desayunar todos los días creyéndonos cosas imposibles? Con ánimo de fomentar el pensamiento crítico, este curso pretende ofrecer otra caja de herramientas, como decía la propia Robinson, que posibiliten un análisis de “lo económico” más honesto, riguroso y certero.

Curso Online Repensar la Economía: cuando las crisis duran, las ortodoxias se agotan

Objetivos:

Este curso pretende ofrecer enfoques alternativos a la ortodoxia económica que domina la enseñanza de la Economía en todos los niveles educativos. Al contrario de lo que nos hacen pensar, la economía no es una ciencia exacta a imagen y semejanza de las matemáticas o la física, sino una ciencia social, y como toda disciplina de carácter social el acercamiento a su estudio se puede llevar a cabo desde diferentes puntos de vista. Tradicionalmente el enfoque dominante ha tratado de desplazar e invisibilizar los desarrollos realizados desde otras corrientes de pensamiento. Este curso surge precisamente como respuesta al pensamiento único en el análisis económico, porque cuando las crisis duran, las ortodoxias se agotan… Ahora, más que nunca, resulta necesario repensar la economía.

Personas destinatarias:

Este curso está dirigido a toda persona, independientemente de su edad o condición, que quiera descubrir nuevos enfoques, metodologías y razonamientos sobre el análisis económico.

Seguir leyendo…

No es turismofobia, es lucha de clases

Autor: Alfredo del Rio Casarola

Blog de Econonuestra en Público.es

En las últimas semanas los medios de comunicación han creado el término de moda de este verano, turismofobia, para identificar el comportamiento de aquellas personas que han organizado diferentes protestas por la masiva afluencia de turistas a diferentes puntos del territorio español y por sus consecuencias. Dicho término no es meramente descriptivo sino que ostenta un sentido concreto, éste es, trasladar la culpa de la situación a las personas que han participado en las protestas y eximir de toda responsabilidad a cualquier otra parte involucrada (gobiernos de diferentes niveles, empresarios, etc.). Tal sentido específico es aportado por el sufijo “-fobia”, el cual significa: aversión exagerada ante algo o alguien. Así, se dota de normalidad a las consecuencias del turismo en el territorio y se localiza el problema únicamente en las personas que han reaccionado desmesuradamente ante él.

Además este término de moda se acompaña de la habitual retórica que resalta la riqueza creada por el sector, su importancia en el conjunto de la economía española, los empleos que genera, etc. En oposición a estos logros, los organizadores de las protestas y muchas otras personas identificamos al sector turístico con los bajos salarios, las largas jornadas de trabajo, el empleo estacional, el inmenso impacto medioambiental, y, más recientemente, con el brutal proceso de expulsión de los habitantes de los barrios céntricos de muchas ciudades para aumentar la oferta turística. Son estos elementos los que convierten a las clases populares en el colectivo perjudicado por este sobredimensionamiento turístico, fenómeno impulsado desde la entrada en la Unión Europea y el consecuente proceso de desindustrialización al que se vio abocada la economía española.

En la conversión del turismo en un sector de consumo de masas, tal y como ya lo eran los automóviles, electrodomésticos o televisores, influyó decisivamente el derecho que los trabajadores conquistaron de incluir en su salario y jornada laboral anual días pagados sin trabajar. Antes de tal conquista, sólo hacían turismo los más adinerados pero paulatinamente, desde hace menos de un siglo, la población trabajadora de los países más desarrollados consiguió acceder a vacaciones en lugares diferentes al de su residencia habitual. Otro aspecto peculiar del turismo es el espacial. La producción del sector turístico no puede encerrarse en una fábrica y ser apartada de las ciudades en polígonos industriales sino que tiene que estar insertada en aquellos lugares donde se sitúan los recursos turísticos. Debido a que muchos de ellos se concentran en los centros de las ciudades, el turismo masivo obliga a reorientar gran parte del espacio de vida de la población local al servicio de los turistas. En este sentido, la influencia del turismo en la vida diaria de los habitantes de zonas turísticas supone en muchos casos la invasión de los espacios de uso comunes y diarios, lo que se materializa en situaciones concretas como, por ejemplo, la imposibilidad de consumir una bebida al atardecer en terrazas de las céntricas plazas madrileñas porque las mesas están preparadas para las cenas, la expulsión de inquilinos en los barrios Gòtic o Poblé sec de Barcelona de sus residencias para convertir edificios enteros en apartamentos turísticos o que en lugares de Ibiza haya residentes que sólo pueden alquiler pisos durante 8 meses al año porque el resto están reservados para la temporada turística, etc.

Seguir leyendo…

¿Bajar los salarios para aumentar la competitividad? NO

Autor: Fernando Luengo

Otra Economía

La reducción de los costes laborales está abriendo posibilidades de negocio a las empresas, fruto de la mejora en la competitividad-precio. No en vano el peso de los salarios en la renta nacional se ha reducido -acentuándose una larga tendencia, muy anterior al estallido de la crisis-, ganando importancia los beneficios. Pero, en mi opinión, una estrategia exportadora sostenida en la moderación salarial no sólo es inviable sino que también es contraproducente, por varias razones.

En primer lugar, los costes laborales representan una parte, significativa pero variable, de los costes totales que debe soportar la firma. Influyen, por supuesto, en el precio final de los bienes y servicios ofertados por las empresas, pero hay otros factores, tan decisivos o más relevantes aún, en su formación, que poco o nada tienen que ver con los salarios; por ejemplo, el consumo de energía, la adquisición de materias primas y bienes intermedios, el precio de los servicios contratados, los costes financieros, el grado de eficiencia de la gestión empresarial, la tecnología utilizada o la intensidad de capital de los procesos productivos… y también los márgenes de beneficio, determinados por las relaciones de poder y la configuración más o menos oligopólica de los mercados donde operan las empresas.

Seguir leyendo…

Los recortes en la sanidad y la educación públicas han dado alas al negocio privado

Autor: Eduardo Garzón Espinosa

Saque de Esquina

Nos mintieron descaradamente al decirnos que los recortes en el gasto público -que ha ocasionado una merma en los servicios públicos de educación y sanidad- eran necesarios para que bajara la prima de riesgo. Ésta no bajó con los recortes, sino con la intervención del Banco Central Europeo. Este organismo podría haber actuado sin necesidad de que se realizaran recortes.

Pero es que el objetivo que perseguían al recortar no era reducir la prima de riesgo, ni el déficit público ni la deuda, sino que lo que buscaban era ampliar el margen de negocio del sector privado (en educación y sanidad, sobre todo). Es fácil de entender: si yo soy el dueño de una empresa sanitaria, a mí me vendrá bien que recorten en sanidad pública y que la calidad de su servicio empeore, porque muchos de sus usuarios vendrán a mi negocio en busca de mejor servicio aunque sea pagando.

Pues bien, según los datos del Directorio Central de Empresas en España hoy operan 16.040 empresas sanitarias más que hace tres años (de 131.740 a 147.780), un crecimiento sobresaliente espoleado al calor de los recortes públicos. También se ha dado un avance notable entre las sociedades privadas que trabajan en los niveles de enseñanza obligatoria (Primaria y Secundaria), que han aumentado un 13% al pasar de 14.366 a 16.248.

Seguir leyendo…

¿Cómo reconstruir la clase media en tiempos de globalización y robotización? (parte 2)

Autor: Bruno Estrada Lopez

Radicales Libres

Sindicatos más fuertes y modernos.

En los países más desarrollados los incrementos de productividad experimentados en los últimos años cada vez en menor medida han tenido como origen la automatización de las cadenas de producción industrial, debido a que la mayor parte de estos procesos industriales ya fueron mecanizados con anterioridad, o deslocalizados a países emergentes con salarios más bajos.

Es cierto que en los países desarrollados se está produciendo una notable mejora de la productividad de los servicios, debido en gran medida a la digitalización e informatización de muchos procesos productivos repetitivos, que hasta hace poco se consideraban propios y exclusivos del conocimiento racional de los seres humanos. Sin embargo, por ahora, los incrementos de la productividad de los servicios están siendo muy inferiores a los obtenidos hace unas décadas en la industria. Hay que tener en consideración que la mayor parte de las actividades de servicios suponen una actividad económica que requiere una profunda interacción humana (entre vendedor y comprador, entre alumno y profesor, entre enfermo y personal sanitario) por lo que los bruscos incrementos de la productividad en muchos casos pueden suponer un deterioro de la calidad del servicio ofrecido.

Lo más relevante en la actualidad en estos países es el nuevo tipo de “productividad emocional” generada en los mercados de bienes superiores, en la que más importante que fabricar barato es vender caro. Esta nueva “productividad emocional” depende de dos factores: 1) de la capacidad de las empresas para crear valores intangibles-emocionales en sus bienes y servicios; 2) del poder de mercado de esas mismas empresas en las cadenas globales de producción, para imponer precios baratos en el suministro de piezas y componentes estandarizados.

Seguir leyendo…

Jornada Economía Feminista – ¡AMPLIAMOS EL PLAZO PARA LA RECEPCIÓN DE TRABAJOS!

Autor: Economía Feminista

Como ya sabéis, la Jornada Estatal de Economía Feminista se celebrará en Madrid el próximo 7 DE OCTUBRE DE 2017. Tendrá lugar en el Centro Cultural Moncloa (en horario de 10h a 18h).

Qeremos invitaros a todes a enviar propuestas para la presentación de trabajos (AMPLIAMOS EL PLAZO HASTA EL 22 DE SEPTIEMBRE). Deberán enviarse a la dirección economiafeminista2017@gmail.com teniendo en cuenta los siguientes requisitos:

  • Envío de resúmenes (máximo 250 palabras junto con 4 palabras clave; así como el nombre de la o las ponentes, adscripción y correo electrónico).
  • No será necesario enviar comunicación completa. Los trabajos se presentarán el día del evento en formato póster académico con medidas ancho 90 y alto 120 cm. (tamaño estándar de cartel en formato vertical) que llevará impreso cada participante.

Sin excluir otras aproximaciones afines, las líneas temáticas sugeridas son las siguientes:

  • Resistencias feministas ante esta nueva oleada conservadora,
  • Reivindicaciones feministas a corto-medio plazo,
  • Economía Social y Solidaria y  Economía Feminista

Seguir leyendo…

El fin de la crisis: algunos interrogantes (Cuaderno de postcrisis: 1)

Autor: Albert Recio Andreu

Mientras Tanto

I

Oficialmente, la crisis ha terminado. Al menos, es lo que argumenta la versión oficial sobre la base de considerar que el nivel alcanzado por el PIB del segundo semestre de 2017 supera al del segundo semestre de 2008, cuando se considera que empezó el desastre.

Pero ya se sabe que el PIB es una medida poco fiable de la realidad económica. Convertir toda la enorme variedad de actividades económicas en una sola cifra exige adoptar un número tan grande de convenciones técnicas (y decisiones políticas) que pueden hacer variar el volumen del PIB con relativa facilidad. Sin perder de vista las actividades sociales útiles que el PIB no contempla, así como su ignorancia de los efectos negativos de la actividad económica convencional sobre el fondo natural del planeta y sobre las condiciones de vida. Hay consciencia creciente de lo inadecuado de esta medida, pero el discurso oficial sigue aferrado a viejas ideas y por eso se sigue tomando está cifra mágica como eje de la evaluación económica. Y, como la cifra da ahora un nivel parecido al de hace nueve años, pues ya podemos decretar el final de la crisis.

Ante tamaño anuncio propongo un ejercicio simple, de corte convencional. Comparar una serie de estadísticas económicas del momento de inicio de la crisis (la culminación de un período de auge) con la situación actual. Y ver en qué medida podemos pensar que simplemente se ha salido de una crisis profunda, de la misma forma que una persona se considera restablecida de una enfermedad cuando una serie de análisis indican que ha recuperado los parámetros anteriores a la misma.

Seguir leyendo…

Presupuestos 2018: techo de gasto sin suelo de ingresos

Autor: Antonio Sanabria Martin

eldiario.es

Evolución de Ingresos y Gastos públicos (% del PIB) 2006-2020

La aprobación del techo de gasto el pasado 11 de julio en el Congreso de los Diputados significaba un primer paso para lo que serán los Presupuestos Generales del Estado de 2018. En realidad, se daba luz verde a los objetivos de déficit y deuda, pues el  techo de gasto como tal no se vota; es sólo un cálculo a partir de los ingresos previstos para cumplir los objetivos de estabilidad. En este caso, destaca el aumento del límite sobre el gasto en un 1,3% con respecto al de 2017.

Estamos ante unos presupuestos que, aparentemente, compatibilizarán políticas fiscales expansivas con reducción de déficit presupuestario, en un contexto de mayor dinamismo de la economía española frente al promedio de la eurozona (crecimiento real del 2,4% en 2018 frente al 1,8% medio del área, según previsiones de la Comisión Europea). El Gobierno, más optimista, revisa al alza una décima su previsión para 2018, hasta el 2,5%.

Sin embargo, tal carácter expansivo del presupuesto es relativo. Se trata del primer aumento en el límite de gasto desde 2013, sí, pero apenas compensará la contracción del 4,1% anual del límite de gasto en 2017, ni el 10% de reducción acumulada desde 2014. Es un techo inferior en un 34% (62.605 millones de euros menos) al de 2010, cuando comenzaron los recortes.

Seguir leyendo…

¿Cómo reconstruir la clase media en tiempos de globalización y robotización? (parte 1)

Autor: Bruno Estrada Lopez

Radicales Libres [1]

La importancia creciente de la “economía emocional”.

La ley de la oferta y la demanda ha muerto. Bueno, no en todos los mercados de bienes y servicios, pero sí en un número creciente de ellos. En todos los mercados en los cuales una ciega confianza de los consumidores sobre la supuesta calidad de los productos es lo que determina el precio que estamos dispuestos a pagar por ellos. En estos mercados los consumidores confían en que el precio es la señal más potente sobre la calidad de los bienes: “si es tan caro es que será bueno”.

Esto no es algo nuevo, numerosos economistas han resaltado desde hace bastantes años que en algunos mercados, en los cuales hay información asimétrica entre consumidores y vendedores (los vendedores saben lo que están vendiendo de verdad mientras que los consumidores no sabemos realmente lo que estamos comprando), los precios son fundamentales para que el consumidor se oriente sobre la calidad del bien.

Eso no quiere decir que la calidad de esos productos siempre esté en relación con su precio, ya que en la mayor parte de los casos los consumidores no estamos en disposición de acceder a esa información, o nos es muy costoso adquirirla. Cuando estamos dispuestos a pagar un precio elevado por la supuesta mayor calidad de un producto sin que tengamos una idea fehaciente de sus verdaderas características, en esos casos estamos hablando de los bienes superiores. La demanda de bienes superiores crece a pesar de que sus precios se incrementen, lo que pone en cuestión la ley de oferta y de demanda.

El ejemplo más utilizado es el del mercado de los coches de segunda mano. Si un vendedor de vehículos usados baja los precios de sus coches lo más probable es que venda menos, ya que la mayor parte de los posibles compradores pensará que la reducción de precios tiene que ver con una peor calidad de los coches ofertados.

Tal como indicó Joseph Stiglitz en su artículo “The causes and consequences of de dependence of quality on price”, publicado hace ya treinta años, en los mercados de bienes superiores la tradicional competitividad vía reducción de precios, y costes de producción, no es una garantía de que las empresas eliminen a los competidores con mayores precios y salarios y, por tanto, aumenten su cuota de mercado.

Para crear mercados de bienes superiores las empresas desarrollan innovadoras “tecnologías de comercialización” cuyo principal objetivo es crear valor emocional para sus productos, mediante la valorización de la marca, la creación de intangibles o la diferenciación del producto. Cuando un producto consigue “algo de valor de obra de arte” ello significa que los consumidores dejamos de tener criterios objetivos-racionales sobre la relación precio-calidad de dichos productos. Cuando el principal criterio para comprar un bien es subjetivo-emocional -“lo compro porque me gusta”-, los precios de venta, como en las obras de arte, se desconectan de los costes de producción.

Seguir leyendo…

Contradicciones y tensiones en la economía, el comercio y la política global en el nuevo número de la revista PAPELES – FUHEM Ecosocial

Autor: FUHEM-Ecosocial, Albert Recio Andreu, Jose Bellver Soroa, Lucia Vicent Valverde, Mario del Rosal y Santiago Alvarez Cantalapiedra

FUHEM Ecosocial publica un nuevo número de la revista PAPELES, titulada “¿Hacia una nueva era?”, para identificar los puntos de inflexión en la globalización económica y política de los últimos tiempos.

El pasado 18 de agosto Steve Bannon fue cesado como jefe de gabinete de la Administración Trump. Había llegado a La Casa Blanca tras su paso por Cambridge Analytica,  empresa que aupó a Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, gracias a la propaganda automatizada personalizada a una escala nunca antes conocida. Una máquina capaz de provocar grandes cambios en la opinión pública, tal y como explican los investigadores Berit Anderson y Brett Horvarth en “El ascenso de la máquina de armas propagandísticas de inteligencia artificial”, incluido en el ESPECIAL del último número de PAPELES.

La Introducción al número plantea la llegada de un nuevo tiempo repleto de contradicciones en el que nos adentramos de la mano de una globalización económica sin precedentes cuya manifestación más clara son las transformaciones ecológico-ambientales que la humanidad está provocando y que alteran la capacidad de La Tierra para sostener la vida humana tal y como la conocemos.

Seguir leyendo…

LAS POLÍTICAS DE REDUCCIÓN DEL TIEMPO DE TRABAJO EN EUSKALERRIA: Aprendizajes de un estudio para Gipuzkoa

Autor: Jon Bernat Zubiri Rey, Verónica Castrillón Serna y Aitor Bengoetxea Alkorta

Revista GALDE nº18. Junio 2017

Dossier Galde 18 en pdf, “Trabajo y empleo”

Tras participar en una de las investigaciones financiadas por el Departamento de Innovación de la Diputación Foral de Gipuzkoa sobre el reparto del trabajo y del empleo, entregamos tras el verano del 2015 el informe de restitución «Reparto del empleo y del tiempo de trabajo: efectos en la fiscalidad y tratamiento jurídico» (Zendoia et al., 2015), con análisis, diagnósticos y propuestas de Reducción del Tiempo de Trabajo (en adelante, RTT), que más tarde recogimos en el monográfico “La reducción del tiempo de trabajo. Una propuesta para reducir el desempleodel nº 34 de la revista Lan Harremanak (V.V.A.A., 2016-I). Aunque con el cambio Gobierno no ha habido una valoración de las propuestas que restituimos los diferentes equipos de tres universidades vascas, aprovechamos la ocasión para reiterar la conveniencia y la viabilidad de la políticas de RTT –también desde las instituciones forales y autonómica–, además de la necesidad de abordar con urgencia una reflexión acerca del futuro del empleo, lo cual requiere diseñar estrategias transformadoras en materia laboral y fiscal que reconduzcan la actual situación de crisis y ajuste permanente.

Seguir leyendo…

Madrid y sus gentes lo primero

Autor: Carlos Sanchez Mato

El País

Madrid está demostrando que es posible llevar a cabo las imprescindibles políticas públicas que hemos aprobado en nuestro Plan de Gobierno para mejorar la ciudad y, al mismo tiempo, generar elevados superávit y reducir deuda para finalizar la legislatura en 2.729 millones de euros (un 52% menos que la que nos encontramos). Pero no era de esperar que el Ministerio de Hacienda, que no es capaz de cumplir la estabilidad presupuestaria a nivel estatal, premiara la buena gestión y exigió al Ayuntamiento de Madrid que realizáramos acuerdos de no disponibilidad por importe de 238 millones de euros (es decir, inmovilizar del presupuesto esa cantidad para no ser utilizada). Es la primera vez que el gobierno estatal ha recurrido a una medida de tal envergadura frente a una corporación local, lo que contrasta con que el Ayuntamiento de Madrid sea precisamente una administración perfectamente saneada que presenta holgados superávits y que reduce deuda, mientras que la administración central o la propia Comunidad de Madrid tienen un elevado déficit público y una deuda pública creciente. Es el mundo al revés: la administración incumplidora sanciona a la administración que gestiona con eficacia.

Emprendimos una estrategia que pasaba por cumplir las indicaciones del Ministerio pero sin poner en riesgo ni una sola de las políticas públicas previstas. El Ministerio de Hacienda exigía inmovilizar del presupuesto 238 millones de euros y lo hicimos. Adoptamos los correspondientes acuerdos plenarios y retuvimos esa enorme cantidad de dinero. El siguiente paso fue poner en marcha mecanismos legales para incrementar el presupuesto en 303 millones a través de suplementos de crédito. Utilizamos el mecanismo legal existente que permite incorporar el superávit presupuestario del ejercicio anterior a la financiación de inversiones financieramente sostenibles de acuerdo con los requisitos legales establecidos en la Ley de Presupuestos Generales del Estado. Nos pedían que recortáramos 238 millones de euros y demostramos que, respetando el marco legal injusto, los recuperábamos con creces, tal y como se aprobó en los Plenos de junio y julio. De todo ello informamos puntualmente.

Seguir leyendo…

Seminario Internacional Globalización, trabajo y poder sindical. Experiencias e investigaciones sobre el terreno. Facultad Relaciones Laborales y Trabajo Social, UPV / EHU, 2-3 Oct 2017 (Leioa, Bizkaia)

Autor: Consejo de Redacción

Embedded

Programa Seminario Internacional Globalización, trabajo y poder sindical

EXPERIENCIAS E INVESTIGACIONES SOBRE EL TERRENO

2 y 3 de octubre de 2017

Organiza: Facultad de Relaciones Laborales y Trabajo Social UPV/EHU. Consultoría Primero de Mayo y Manu Robles-Arangiz Institutoa

La evolución del mundo del trabajo y los tipos de ocupaciones, la internacionalización de la producción así como las características socio-demográficas de los trabajadores están erosionando la representatividad sindical.

Cuestiones a tratar:
 cómo los sindicatos se están adaptando a esos cambios
 cómo se están cambiando a sí mismos
 cómo se enfrentan al reto de las identidades colectivas
 qué nuevas formas de organización se están dotando
 qué recursos de poder disponen para enfrentar esos retos

2 de octubre – Lugar -  Auditorio Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación

9:30h. Presentación
9:45h. Melanie Dufour-Poirier: Jovenes y acción sindical
10:45h. Christian Levesque: recursos de poder para la renvación sindical
11:45h. Pausa-Café
12:15h. Adelheid Hege: comparativa de la negociación colectiva en Europa
13:00h. Christian Dufour: los fundamentos de la representación sindical
13:45h. Comida
15:30h. Presentación de las comunicaciones recibidas sobre investigaciones sindicales sobre el terreno

3 de octubre- Lugar- Auditorio Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación

9:30h. Melanie Dufour-Poirier y Crhistian Levesque: situación de la investigación sindical en Norteamérica
10:30h. Adelheid Hege y Christian Dufour: situación de la investigación sindical en Europa
11:15h. Pausa-café
11:45h. Beltrán Roca: situación de la investigación sindical en el Estado español

Seguir leyendo…

La batalla entre el gobierno de Rajoy y el de Ahora Madrid se recrudece

Autor: Eduardo Garzón Espinosa

Saque de Esquina

Durante todo el año 2016 -primer año con presupuestos de Ahora Madrid- el Ayuntamiento hizo un gran esfuerzo en inversión social y en inversión en infraestructuras, incrementando la primera en un 31% y la segunda en más de un 150% con respecto al año anterior, y todo ello al mismo tiempo que fue capaz de generar un superávit de 1.022 millones de euros y dejar la deuda un 32% por debajo de la que había con la llegada de Ahora Madrid.

Como este éxito supone una impugnación a la política de austeridad del Partido Popular y demuestra que otras alternativas son posibles, este partido no ha dejado de intentar obstaculizar, a través de diferentes vías, las actuaciones del gobierno de Ahora Madrid. La aspiración del PP es que el Ayuntamiento de Madrid no incremente tanto la inversión en la ciudad para que pueda registrar mayor superávit y devuelva antes la deuda a los bancos (enjuagando por el camino las cuentas de las administraciones públicas para que Montoro apruebe los exámenes fiscales de Bruselas). Pero ese objetivo es una aberración porque no sólo detrae recursos que podrían ser utilizados en mejora de la ciudad sino que es antieconómico por culpa de la penalización que conllevan los tipos de préstamos que los anteriores gobernantes firmaron con las entidades financieras.

Una de esas trabas fue la exigencia que el Ministerio de Economía –incumplidor por cierto de las reglas fiscales que trata de imponer– trasladó al Ayuntamiento de Madrid de inmovilizar 238 millones de euros del presupuesto de 2017 para que no fuesen gastados. Esta exigencia fue satisfecha por el Ayuntamiento de Madrid para evitar problemas legales pero fue al mismo tiempo compensada con el incremento del presupuesto en 302 millones de euros a través de procedimientos absolutamente legales. El resultado final fue que las actuaciones planeadas por el gobierno de Ahora Madrid no se pusieron en riesgo.

No obstante, el Partido Popular ha vuelto a la carga, esta vez a través de la Delegación del Gobierno en Madrid, requiriendo al Ayuntamiento que deshaga ese incremento del presupuesto de 302 millones de euros. De nuevo, otro intento de dinamitar el éxito de la política económica de Ahora Madrid.

Esta exigencia supondría la no realización de más del 50% de las inversiones que está ya ejecutando el gobierno madrileño (algunas de hecho ya han sido finalizadas y ya están en fase avanzada de realización 132 millones de euros de los 303 totales) y que afectan a múltiples ámbitos, desde promoción del transporte (como compra de nuevos autobuses), actuaciones en vías públicas y en patrimonio verde, reformas en edificios municipales (colegios, cementerios, centros de mayores, instalaciones deportivas, escuelas infantiles y de música…), etc.

photo5828111810417502854 photo5828111810417502855

Seguir leyendo…

Programa del VI Encuentro Internacional “La Economía de los/as Trabajadores/as” 30 de agosto (Hotel BAUEN)/31 de agosto a 2 de septiembre (Buenos Aires-Pigüé)

Autor: Consejo de Redacción

La Economía de los Trabajadores

Programa

(English)

Programa del VI Encuentro Internacional

“La Economía de los/as Trabajadores/as”

30 de agosto (Hotel BAUEN)/31 de agosto a 2 de septiembre (Cooperativa Textiles Pigüé-Buenos Aires)

Agenda de actividades previas:

Del 23 al 29 de agosto: https://laeconomiadelostrabajadores.wordpress.com/1127-2/

PROGRAMA COMPLETO (pincha aquí)

Seguir leyendo…

Desmitificando la globalización

Autor: Fernando Luengo

Otra Economía

Quienes reivindican a capa y espada los beneficios de la globalización ponen el acento, sobre todo, en el mayor crecimiento asociado a la apertura e internacionalización de los procesos económicos; estos beneficios de producirían como consecuencia de la intensificación de la competencia, la profundización de los mercados, el acceso al conocimiento y la tecnología más avanzada y la movilidad internacional de los capitales, financieros y productivos. Siguiendo este razonamiento, cabría suponer que los años de más intensa globalización, en comparación con periodos previos, han dado lugar a un plus de crecimiento; asimismo, los países más comprometidos con los procesos de apertura externa habrán cosechado mejor balance en términos de crecimiento.

Desmitificando la globalización

Economía política para una fase de contradicciones y polarización socioeconómica: Las razones socioeconómicas para organizar una alternativa sociopolítica

Autor: Daniel Albarracin

Viento Sur

1. La recuperación de la crisis capitalista.

La política del gobierno del PP se ha caracterizado, principalmente, por una gestión que, sin abandonar su política de protección a las grandes corporaciones financieras y energéticas, se ha caracterizado por la inacción; por lo que, en un ciclo político convulso en el que una parte significativa de la población ha reaccionado contra las consecuencias de las políticas neoliberales y necesitaba sostenerse electoralmente, no ha acentuado las políticas de ajuste. Para interpretar la coyuntura tenemos que ir más allá de la gestión del gobierno e indagar en la dinámica subyacente.

Tras desplomarse en el periodo recesivo, la rentabilidad efectiva se ha recuperado tímidamente, apoyándose principalmente en el drástico abaratamiento de los costes financieros. Entre tanto, la actividad en la industria, el comercio y la hostelería se reactivaba debido, fundamentalmente, a factores exógenos: bien el tirón de la exportación a los países centrales de bienes industriales auxiliares, o bien el impulso circunstancial, pero fortísimo, del turismo, beneficiándose del carácter de “destino seguro” del territorio ibérico en un contexto de conflictos internacionales creciente.

Que la economía española entrase en 2014 en un ciclo de recuperación temporal creciendo, por encima del 3% y del entorno europeo, le ha venido francamente bien al PP. Las corporaciones españolas se han beneficiado del fuerte ajuste empresarial, salarial y público, que se dio en el periodo de gran recesión, algo que también se ha reflejado en otros países semiperiféricos europeos, dejando más margen a las empresas supervivientes, especialmente de medio y gran tamaño.

Fuente: Elaboración propia a partir de Contabilidad Nacional Trimestral de España. INE

Seguir leyendo…

Y le llaman democracia ¡¡¡ Sobre la huelga de El Prat (Escrito el 13.8.2017)

Autor: Miren Etxezarreta

Público.es

Acabo de escuchar la noticia que los trabajadores de seguridad del aeropuerto  han votado en su segunda asamblea en contra de la propuesta que les habían hecho para resolver la huelga del Prat. Es emocionante. Una vez más en la historia, los trabajadores han demostrado que tienen las ideas claras y que están dispuestos a luchar por sus derechos frente a las enormes presiones que están recibiendo estos días desde todos los ámbitos.

Con tristeza he echado de menos a los representantes de partidos y sindicatos que les apoyasen y dieran pruebas públicas de su solidaridad. Especialmente de los que se reclaman  de la izquierda y aquellos que presentan un futuro independiente de Catalunya como la icaria del futuro. Anna Gabriel estaba acusando hoy a ciertas autoridades por denunciar a los de Arran y no hacerlo por  problemas mucho más graves de la sociedad que tenemos. Siento Anna que no hayas aplicado el mismo mensaje a tu organización, que defiende muchas causas válidas,  pero a la que no le oído una sola vez referirse a la lucha de los trabajadores del aeropuerto.  También ¿dónde están los sindicatos para iniciar rápidamente campañas de solidaridad? UGT ha convocado huelgas similares pero en Santiago y A Coruña. No está mal, pero, ¿no hubieran  podido organizar algo más próximo también?

Y tantas personas e instituciones que se dicen preocupadas por el modelo turístico de esta ciudad, pero que  insisten todo el tiempo en que no se puede perjudicar a quienes nos visitan. ¿Creen que s e puede establecer un modelo distinto sin incomodar a nadie?  Es verdad que la acción de los trabajadores del aeropuerto molesta a miles o millones de viajeros. Es fácil de entender esta molestia pues es sabido que todos valoramos nuestros  viajes y más en época de vacaciones, pero ¿se ha preguntado alguien que posibilidades de una lucha real por sus derechos tienen los trabajadores  como no sea manifestar su malestar e intentar forzar unas mejores condiciones laborales,  aunque sea perjudicando a los viajeros? Y, además,  aunque no haya que subvalorar las molestias, en la mayoría de casos no son daños vitales.  ¿En las condiciones actuales, tienen los convenios o los comités de empresa por si solos suficiente fuerza para alcanzar sus reivindicaciones?  Ya se ha visto lo que proponía la mediación de la Generalitat, y el laudo que propone el Ministerio, ¿se puede creer que podían conseguir algo sin molestar a nadie?.  Habla a favor de muchos viajeros que a pesar de verse perjudicados han sido capaces de entender el conflicto y la inevitabilidad de acciones de fuerza en el mismo, pero todas, absolutamente todas las autoridades, de las centrales y autonómicas a las locales (nos ha entristecido mucho escuchar  a la alcaldesa Colau manifestarse a favor de utilizar a la propia Guardia Civil como esquiroles forzados, incluso contra  la opinión del sindicato del Cuerpo¡), sólo han criticado a los trabajadores y les han urgido a adaptarse a lo que les proponían. ¡Que pocas voces se han oído en solidaridad con los más modestos¡

Seguir leyendo…

Huelgas, terrorismo y ciudadanía

Autor: Fernando Luengo

Otra Economía

Leo un tuit de Iñigo Errejón -compañero al que, sinceramente, valoro muchísimo- que encabeza con la siguiente frase: “Ejemplar Barcelona”. Describe varios de los que él considera comportamientos ejemplares, incluyendo a “los huelguistas que abandonan la huelga”. Imagino que, como el foco se encuentra en Barcelona, se refiere a los trabajadores de El Prat. Vivimos momentos donde parece que prima el “todo revuelto”; ¡qué difícil es resistirse a esa tentación! Por supuesto, entiendo a los trabajadores que han dado un paso atrás en la huelga, pues, con el ambiente político que se respira en este país, de haber persistido en el conflicto, muy probablemente serían llevados a la hoguera por los inquisidores y serían fulminados en los medios de comunicación, presentados como egoístas, insensibles y hasta como cómplices del terrorismo. Aunque, no nos engañemos, ese paso atrás -que ojalá sea el preludio de otros adelante, con mas apoyos sociales, sindicales y políticos- era el resultado lógico de su debilidad y aislamiento, y de la política intransigente y autoritaria de Eulem, Aena y del Gobierno. Podemos meter todo en el mismo saco, pretendiendo de esa manera ganar respetabilidad, pero en realidad nos sumamos a la ceremonia de la confusión y confundimos a nuestra gente. En estas horas críticas, (casi) todo se entiende, pero ¡ojo! no nos dejemos arrastrar por ese discurso tramposo, falaz y superficial que, enarbolando la necesidad de unir voluntades contra la violencia terrorista, oculta las fisuras enormes que en esa batalla genera el politiqueo y los intereses electorales de unos y otros. Y, lo más importante, frente al superficial e interesado relato de “los malvados terroristas que quieren acabar con nuestra civilización”, pongamos el foco en las causas de fondo de la espiral terrorista (que, por cierto, golpea con especial saña a las poblaciones árabes y musulmanas): la invasión de Irak, la geopolítica de las grandes potencias, la disputa por los recursos naturales, la imparable ola de refugiados y el lucrativo negocio de la industria de armamentos.

Economía Política. Anticapitalistas en Podemos: Entrevista a Daniel Albarracín

Autor: Daniel Albarracin

Otra Mirada Social y Económica Es Posible

Este texto, realizado como entrevista por Brais Fernandez a su autor, forma parte del libro Anticapitalistas en Podemos. En este capítulo del libro Daniel Albarracín muestra la perspectiva del autor, miembro de Anticapitalistas, sobre la perspectiva económica necesaria para abordar los problemas políticos actuales. Para conocer aportaciones de enorme interés de la perspectiva política de Anticapitalistas, recomendamos la lectura del libro.

Crisis económica global y crítica de la economía política.

La explicación política reciente más común suele referirse a aspectos ligados al mundo de lo subjetivo para comprender lo que nos sucede. Crisis de confianza para unos, crisis de legitimidad y de régimen para otros. Ni que decir tiene que debemos conceder una gran importancia a los factores subjetivos, en tanto que la acción humana es decisiva en la resolución o disolución de las contradicciones que la atraviesa. Sin duda, en una crisis objetiva como la que vivimos, que impide que las cosas puedan persistir como están, lo que orientará las transformaciones será la acción de los sujetos. Ahora bien, la contestación, reformulación o superación de las estructuras que nos sujetan -somos sujetos porque estamos sujetados-, depende de los diagnósticos y las respuestas a los problemas materiales que nos aquejan y no al margen de su realidad. Conducir el sentido de los cambios sólo es posible acometerlo transformando lo existente, conociéndolo bien. En tanto que la disputa social se dirime en ese escenario material, el único en que se puede concebir las condiciones de existencia y las relaciones sociales concretas, parece que lo más indicado es manejar un esquema, para el diagnóstico, que únicamente la crítica de la economía política provee.

Bien es cierto que entender las dinámicas sociales en términos de economía política puede hacerse con diferentes esquemas o presupuestos de partida, pero en nuestra opinión comenzar con la idea de que los sujetos hacen la historia, pero no eligen el contexto en el que la hacen, parece inapelable.
Y, no, no se trata de una crisis de confianza, como dirían las élites. No se trata de que los políticos, los sindicatos y las regulaciones impidan el funcionamiento del mercado y generen incertidumbre a las decisiones de inversión, por ejemplo. La crisis de inversión que nos atraviesa, es fruto de las condiciones de desarrollo intrínsecas a la dinámica de la acumulación capitalista. Hay razones que ocasionan el desplome de la inversión, ese factor clave que a algunos les preocupa cuando se trata de crecimiento del negocio, y que ni que decir tiene, determina, para bien y para mal, la evolución de la cantidad de empleo producido. Desde el punto de vista del funcionamiento del modelo económico en vigor, en el que la toma de decisiones se concentra en aquellos que se han apropiado de una riqueza que adopta diferente formas de capital, la tasa de rentabilidad efectiva, cuyo nivel y evolución está determinado por factores socioeconómicos, entraña el principal explicativo de la evolución de la inversión.
En el campo de las clases populares la emergencia de nuevas formaciones políticas se ha levantado en torno a la idea de que la clave del éxito político se ampara en la capacidad de conducir el sentido del discurso, identificando al adversario, involucrar a las muy diversas mayorías en torno a una legitimidad que, básicamente, se construye a partir de una nueva narrativa, bastando la voluntad política para que se forjen los cambios. Esos cambios se verían empujados por el sentido común, dañado e indignado por una distancia. Una distancia entre las expectativas creadas en un periodo anterior y respecto a nuevas agresiones añadidas por las oligarquías que, al reformar su propio fracasado régimen, permitirían la agregación de demandas muy diferentes en torno a significantes vacíos aglutinadores.
Nosotros compartimos que, más allá de la ya muy larga crisis material objetiva, nos encontramos ante una profunda crisis subjetiva, fundamentalmente en la dirección política para las clases populares. Y, por tanto, es precisa la construcción colectiva de un discurso articulador, crítico y propositivo, que cimente las bases de una nueva legitimidad para gobiernos de transformación. Sin embargo, impugnamos la valoración en virtud de la cual el campo de lo económico sería un espacio ligado a dinámicas meramente técnicas que impiden grandes márgenes de maniobra. La economía política entiende el campo de la disputa por la apropiación, distribución y uso de los recursos como uno de los ejes fundamentales que determinan las condiciones de vida, la posibilidad de la democracia y la libertad, y es precisamente el campo social donde se concentra las principales pugnas políticas. En suma, la política va primero, pero para tener una influencia decisiva ha de moverse en el campo de los siguientes interrogantes: ¿qué producir?, ¿cómo producirlo?, ¿para quién?. Es más, cualquier otro avance social en otros campos de lo social (los derechos y libertades civiles) podrán hacerse más o menos efectivos sólo si hay unas condiciones de empoderamiento, gestión, reparto y capacidad de uso de los recursos materiales. Con ello no decimos, ni se nos ocurre, que el campo cultural o el de las ideas sea inócuo o vacuo, más bien al contrario. Pero cualquier idea o planteamiento que no tenga traducción práctica en el ámbito de las condiciones de vida materiales, es pura palabrería.

Seguir leyendo…

La huelga del Prat: peleando por los frutos de la “recuperación”

Autor: Jose Luis Carretero Miramar

Kaos en la Red

Lo hemos visto: los trabajadores de seguridad de Eulen en el aeropuerto del Prat deciden interrumpir el tráfico habitual de las personas y las mercancías en un día de ajetreo para los flujos internacionales del capital. Y, de repente, todo se trastoca. La huelga, fantasma insepulto de una clase trabajadora cuya extinción ha sido decretada hace ya tiempo, vuelve a ocupar los titulares de los periódicos y las cadenas televisivas del mainstream. Lo que hace pocos días era una vetusta muestra de inútil falta de adaptación a los nuevos tiempos, pletóricos de manifestaciones de hologramasy pliegos petitorios virtuales y colaborativos, de repente vuelve a conquistar su carga secular de amenaza e intranquilidad para con lo establecido: ¿si el trabajo no existía cómo es posible que se pare nuestra ultra-veloz sociedad por la acción de unos cuantos pelagatos, de los de precariedad impuesta y cursos gratuitos de motivación para con la empresa?

La huelga, la pesadilla dela burguesía que ya fue, reemplaza por sorpresa a los fulgurantes demonios de la nueva clase empresarial transnacional y adicta al networking, el coworking y la programación neurolingüística: los hackers, la desafección o la deriva nómada. El primer George Sorel, Salvador Seguí o el insepulto Ferrer Guardia (autor y financiador de las más incendiaras proclamas de la publicación barcelonesa de principios del siglo XX, “La Huelga General”) amagan con tomarse una especie de desquite veraniego, tras toneladas de propaganda, y de lo que no se llama a sí mismo propaganda, sobre el “fin del trabajo organizado”, “la futilidad sindical” o “la empresa –comunidad”.

Seguir leyendo…

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail:

Últimos comentarios