Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

(Zgz) NNCC “Relaxing cup”: Abajo el trabajo. Reflexiones sobre el futuro del trabajo y el salario

Autor: Nacho Cazcarro

Nociones Comunes (NNCC) nos invita a reflexionar sobre el mundo del empleo para imaginar el postcapitalismo, en su espacio Relaxing Cup el viernes 15 de junio a las 19h en el Centro Social Comunitario Luis Buñuel de Zaragoza.

Seguir leyendo…

“Las economías de Grecia, Italia y España no se recuperarán nunca” Entrevista a Randall Wray

Autor: Alvaro Guzman Bastida

Entrevista publicada en Contexto y Acción

Randall Wray habla sobre política monetaria con la convicción y la urgencia del hereje que se sabe en posesión de una verdad poderosa. El economista es una de las figuras destacadas del movimiento de la teoría monetaria moderna, o modern money theory, que rompe con el análisis ortodoxo sobre la creación del dinero y propone políticas para el pleno empleo. Discípulo de Hyman Minsky, Wray (1953) recibe a CTXT en su despacho del instituto Levy, un reducto de economistas neokeynesianos en el idílico campus de Bard College, situado a dos horas al norte de Manhattan, el valle del río Hudson. Wray repasa los elementos clave de la teoría monetaria moderna, critica la renta básica, la unión monetaria europea y propone su alternativa: que el Estado garantice el empleo de todos los ciudadanos. Seguir leyendo…

Desempleo juvenil

Autor: Endika Alabort Amundarain y Daniel Albarracin

Autogestioa

Comentario de resumen de Endika Alabort al artículo “El empleo juvenil en Euskadi. Algunas tendencias y datos comentados” de Daniel Albarracín en : Agenda Confederal, 4zkia (2016ko Urria, bigarren hamabostaldia) argitaratutakoa.

El economista Daniel Albarracín, ha hecho un interesante análisis de la situación actual y tendencias del empleo para la franja juvenil (16-35 años). Entre el 2007 y 2015, en el estado español se destruyeron 2,62 millones de ocupaciones; en la Comunidad Autónoma del País Vasco (CAV), 113.100. Si nos fijamos en la franja juvenil para la CAV, se han pasado de 348.900 personas ocupadas a 195.000. Hasta 2013 se redujo mucho el empleo, revirtiendo ligeramente desde 2015.

Lo que ha ocurrido ha sido una destrucción de ocupación, afectando sobre todo al empleo asalariado privado, pero también a ocupaciones consideradas de clase media (autoempleadas, pequeñas empresarias…). Mayor polarización social, en resumen.

Con las trabajadoras jóvenes, se esta dando un proceso de profundo reciclaje de personal más maduro por personas más jóvenes, contratadas con condiciones salariales y de garantías de estabilidad más débiles. Aún así, el paro para menores de 25 años aún está por encima del 41% en 2015 (18,1% en 2007).

Por lo que las trabajadoras jóvenes tienen mayores dificultadas para encontrar empleo, y lo hace en peores condiciones que antes (peores convenios, menos derechos laborales…), que limita su capacidad de negociación. Aún así, es el único colectivo “beneficiario” de la creación de empleo, por estar más desprotegido, ser más barato. Y aunque parezca que la temporalidad disminuya, que los datos no nos engañen, la inestabilidad se mantiene y las condiciones empeoran.

La subida del salario mínimo como estrategia para crear empleo

Autor: Alejandro Quesada Solana

Muy recientemente se ha publicado un artículo en eldiario.es acerca de la subida del salario mínimo interprofesional. En dicho artículo se viene a defender que no hay evidencia empírica -especialmente para el caso estadounidense- de que una subida del salario mínimo tenga efectos negativos sobre el empleo. Nosotros vamos más lejos: la subida del salario mínimo puede tener un efecto positivo sobre el empleo.

Para ello, partimos de un esquema caracterizado por una economía de tipo wage-led (la española) en la cuál existe un subsidio por desempleo de última instancia, lo que podríamos llamar de facto un salario de subsistencia. Nos referimos a los famosos 426 euros que vienen a ser una necesidad política. Un país con seis millones de parados, más de medio millón cobrando la asistencia por agotamiento de prestaciones, no puede soportar que no exista una renta de subsistencia. De este modo la aparición de los 426 euros era una necesidad política más que económica. Una necesidad que, aunque mínima e insuficiente, celebramos.

Seguir leyendo…

Desempleo, pleno empleo y poder

Autor: Alejandro Quesada Solana

Que el desempleo en Agosto haya caído en 31 personas es toda una celebración. O al menos lo es para el partido del gobierno. Y lo es por varios motivos: el primero es que la cifra es buena para la opinión publicada (y si se adultera lo suficiente puede ser percibida positivamente por la opinión pública, por más que la cifra sea ridícula) y el segundo, porque su plan de convertir España en un país en vías de subdesarrollo avanza a pasos agigantados.

Me parecía de rigor ofrecer unas cuantas gráficas, acompañadas de algún comentario, para ilustrar la situación.

Existen en teoría económica dos conceptos contrapuestos el uno con el otro: el pleno empleo y el desempleo. Podríamos decir que el pleno empleo se consigue con un porcentaje aproximado del 3 al 5% y todo lo demás es considerado como desempleo. Así, los gobiernos durante la expansión económica de postguerra (de la II Guerra Mundial, por supuesto) se marcaron como objetivo la consecución del pleno empleo. Y con cierto éxito, además. Seguir leyendo…

Contra la paz social

Autor: Amaia Pérez Orozco

El empleo, ese bien escaso: Vivimos tiempos de paradojas: nunca ha habido tanta riqueza y dinero circulando, pero “hay que apretarse el cinturón” para salir de la crisis: hay más de seis millones de personas sin empleo. El paro es percibido como el mayor problema del país y pareciera que, por ahora, la respuesta de los sindicatos de concertación pasa sobre todo por la renovación del pacto social. Y la de los alternativos por la movilización y llamados a la huelga general… ¿No queda otra, “con la que está cayendo”, que pedir empleo a los empresarios? Abrimos el debate.

Todos los artículos anteriores en esta plaza coinciden en apostar por un cambio sistémico, por no acatar una postura miserabilista que acepte las migajas del empleo, de cualquier empleo, a costa de casi cualquier cosa. Y coinciden en que no se trata de destinos inexorables o debates técnicos sobre cómo crear empleo, sino de relaciones de poder y correlación de fuerzas.

Artículo publicado en el Periódico Diagonal nº201, primera quincena de julio 2013. Ver enlace directo pinchando aqui.

Seguir leyendo…

Los condicionantes del desempleo masivo en el Estado español y las alternativas

Autor: Lluís Rodríguez Algans

CNT-AIT

1.- Introducción

El desempleo es una característica esencial de la dinámica de funcionamiento de las economías capitalistas. Mucho más en contextos de crisis económica, también en el contexto actual, el desempleo es una herramienta de disciplina contra la clase trabajadora. En este artículo vamos a esbozar los orígenes del desempleo masivo en España, asi como las políticas economicas y laborales que se han ido implementado en los ultimos años para incrementarlo. Veremos pues a quien está perjudicando seriamente la política de los gobiernos del Estado, y quien se está beneficiando de ellas. Para finalizar haremos un repaso con las conclusiones y algunas vías alternativas de intervención anarcosindicalista respecto al desempleo.

Seguir leyendo…

Reducción de jornada a 30 horas semanales sin reducción salarial: Análisis y perspectivas de la propuesta

Autor: Gaspar Fuster y Lluís Rodríguez Algans

CNT-AIT

1.- Introducción

Con este artículo pretendemos establecer un marco de discusión de las propuestas de política económica y laboral que se lanzan desde la CNT a la sociedad para reducir el desempleo. Tomamos como ejemplo la propuesta de reducción de jornada laboral a 30 horas semanales sin reducción salarial, así como las medidas relacionadas a la luz de los análisis y la contrastación empírica realizada hasta el momento respecto a estas cuestiones.

Seguir leyendo…

Salarios, costes laborales y medidas contra el desempleo: breves pinceladas sobre la cuestión

Autor: Endika Alabort Amundarain

CNT-AIT

Con la escandalosa cifra de casi seis millones de parados oficiales, una destrucción del tejido económico galopante en el que comarcas enteras pierden toda fuente de empleo, parece que no hay alternativa a esta situación, donde la mentalidad del derrotado es la que quieren que impere. Si tomamos la media de las horas trabajadas en el estado (las legalmente computadas), en 2003 fueron 1.719 horas por persona trabajadora, mientras en 2011, se había reducido a 1.690. Lo más curioso es que desde 2007 esa cifra no ha parado de aumentar: 1.658 en 2007, 1.663 en 2008, 1.669 en 2009, 1.674 en 2010 y 1.690 en 2011. Cuando el paro ha aumentado, las horas trabajadas también. Si atendemos a los salarios, hemos de fijarnos en los salarios reales, no nominales. Los nominales están medidos en euros y no incluyen el incremento del coste de la vida, por lo que hacer comparaciones temporales no tienen sentido. Para eso utilizamos los salarios reales, que tiene en cuenta el coste de vida: si los salarios nominales subieran más que el coste de la vida, mejoraría el salario real; pero si ese aumento fuese menor, el salario real estaría disminuyendo, esto es, se daría un empobrecimiento. A la hora de calcularlo, hemos de tener en cuenta cómo cuantificamos la variación del coste de la vida, y generalmente se utiliza el índice de precios al consumo (IPC).

Seguir leyendo…

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail: