Economía Crítica y Crítica de la Economía

Icon

La China que viene: Cambio en el poder, continuidad en el modelo y externalización de las contradicciones

Autor: Sifo

Colectivo Novecento

Hace justo una semana finalizaba el XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh). En él se producía el traspaso del poder a una nueva generación de líderes, encabezada por Xi Jinping (nuevo secretario general del Partido, que será proclamado nuevo presidente chino cuando se celebre la reunión anual de la asamblea nacional el próximo marzo) y Li Keqiang (próximo primer ministro). En principio, ambos dirigirán los designios del país durante los próximos diez años hasta que se produzca un nuevo traspaso de poder durante el XX Congreso del Partido, a celebrarse en 2022, momento en el que se habrán cumplido ciento un años desde la fundación del PCCh y setenta y tres de la proclamación de la República Popular China. Junto con ellos se eligieron también a los otros cinco miembros del nuevo Comité Permanente del Politburó del Partido, el máximo órgano de poder en China. Sin embargo, dada su edad y las reglas informales que rigen el traspaso de poder dentro del PCCh, estos cinco nuevos miembros serán probablemente relevados en el próximo Congreso, en 2017. En ojos occidentales se hace difícil comprender lo que ocurrió la semana pasada y, en general, el mismo funcionamiento del sistema político chino (al final del artículo se incluye una selección de fuentes al respecto de esa y otras cuestiones). Desde fuera parecería que no se trataba de otra cosa que de aplicar la máxima de “cambiar todo, para que no cambie nada”. Lejos de ello, el resultado de la lucha de poder que se ha producido entre las dos principales facciones del PCCh va, muy probablemente, a tener importantes implicaciones no sólo para la propia economía y sociedad chinas, sino también para el resto de la economía mundial.

Seguir leyendo…

Las dos burbujas de la segunda economía del mundo.

Autor: Li Duo

Según David Harvey: “el capitalismo nunca resuelve sus crisis, sólo las mueve geográficamente”. Después de lograr un crecimiento del 10% en 2010, China aparenta estar aislada de las dislocaciones que se están produciendo a lo largo y ancho del globo. Sin embargo, la degradación de su estrategia de desarrollo está derivando en la progresiva formación de una burbuja inmobiliaria. Ésta no ha alcanzado la dimensión a la que llegó en economías como la estadounidense o la española, pero la potencial amenaza que supone ha puesto en guardia al Partido Comunista Chino (PCCh).

Seguir leyendo…

¡Síguenos!

Documentos

Suscríbete

Introduce tu e-mail:

Últimos comentarios